try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Obras de S. Freud: Escritos breves. A Ernest Jones, en su 50ª cumpleaños (1929)



A Ernest Jones, en su 50ª cumpleaños (1929)

(Nota 1)

La primera tarea que cupo al psicoanálisis fue descubrir aquellas mociones pulsionales comunes a todos los hombres que hoy viven y, más aún, que comparten con los hombres de la prehistoria y del tiempo primordial. Por eso no le costó esfuerzo alguno pasar por encima de las diferencias que surgen entre los habitantes de la Tierra a raíz de la multiplicidad de razas, lenguas y países. Fue desde el comienzo mismo internacional, y es sabido que sus partidarios superaron antes que los demás los antagonismos suscitados por la Gran Guerra.
Entre los hombres que en la primavera de 1908 se reunieron en Salzburgo para celebrar el
Primer Congreso Psicoanalítico, se destacó un joven médico inglés con la lectura de un breve
ensayo sobre «La racionalización en la vida cotidiana». El contenido de ese trabajo inaugural se
ha mantenido vigente hasta hoy; merced a él, la joven ciencia ganó un importante concepto y se
enriqueció con un término indispensable.
Ernest Jones no ha descansado desde entonces. Primero en su puesto de profesor en Toronto, luego como médico en Londres, como fundador y maestro de un grupo local, como orientador de una editorial, director de una revista y jefe de un instituto de enseñanza, su trabajo en favor del psicoanálisis fue infatigable, llevando al conocimiento general, mediante conferencias públicas, el saber alcanzado en cada época, defendiéndolo de los ataques y malentendidos de sus oponentes con críticas brillantes, severas pero justas, afianzando con habilidad y mesura su difícil posición en Inglaterra contra los reclamos de la profession, y, junto a toda esa actividad dirigida hacia afuera, consumando, en leal cooperación con el desarrollo del psicoanálisis en Europa continental, el logro científico del que son testimonios -entre otros- sus Papers on Psycho-Analysis y sus Essays in Applied Psycho-Analysis. Hoy, en el apogeo de la vida, no sólo es reconocido como guía indiscutido por los analistas de los países de habla inglesa, sino como uno de los sustentadores más sobresalientes del psicoanálisis en su conjunto, un apoyo para sus amigos y, más que nunca, una esperanza futura para nuestra ciencia.
Ahora que el director de esta revista (Nota 2) ha roto el silencio a que su edad lo condena -o que
esta justifica- para saludar al amigo, séale permitido concluir no con un deseo -pues no
creemos en la omnipotencia del pensamiento-, sino con la confesión de que le es imposible
concebir a Ernest Jones, aun tras su 50° cumpleaños, diferente de lo que fue siempre: celoso y enérgico, combativo y consagrado a la causa.

Notas:
1- [«Ernest Jones zum 50. Geburtstag». Ediciones en alemán: 1029: Int. Z. Psychoanal., 15, no, 2-3, pág. 147; 1934: GS, 12, pág. 395; 1948: GW, 14, pág. 554. {Traducciones en castellano (cf. la «Advertencia sobre la edición en castellano», AE, 21, pág. xiii y n. 6): 1955: «A Ernest Jones, en su 50ª aníversario», SR, 20, págs. 215-6, trad. de L. Rosenthal; 1968: Igual título, BN (3 vols.), 3, págs. 3334; 1974: Igual título, BN (9 vols.), 8, págs. 3225-6.}
Este tributo de Freud sirvió como introducción a sendos números especiales de las revistas Internationale Zeitschrift für Psychoanalyse e International Journal of Psycho-Analysis, publicados como homenaje a Ernest Jones; este había nacido el 1º de enero de 1879.]
2- [Freud era llamado «director» («Herausgeber») tanto de la Zeitschrift como de la Journal.]

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.