try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Bender Gestalt Test y la disfunción cerebral mínima



10. EL TEST DE BENDER Y LA DISFUNCIÓN CEREBRAL MÍNIMA

“Este capitulo refleja mi actual punto de vista. En vez de tratar el Bender como un test para el diagnóstico de la lesión cerebral como hice en mi primer libro, analizaremos esta vez la relación entre el Test de Bender y la Disfunción Cerebral Mínima”. (Koppitz, 1974)

-    El término DCM, en sentido amplio, implica que las dificultades de comportamiento y aprendizaje de un niño tienen, al menos en parte, una base orgánica.
-    Baso un diagnóstico de DCM en una combinación de varios factores: el desarrollo del niño, historia clínica y social, desempeño escolar, observaciones de comportamiento y por supuesto los resultados de tests psicológicos, incluyendo el  Bender.
-    Un diagnóstico de lesión cerebral implica la presencia de daño cerebral;  no es el caso de la DCM. La DCM puede ser consecuencia de un trauma prenatal o del nacimiento, de accidentes o de enfermedades, de factores genéticos, de temprana y grave carencia o falta de cuidado emocional o físico, o de otras causas conocidas y desconocidas.
-    La lesión cerebral es un diagnóstico médico. La DCM, puede ser diagnosticada por un médico o  por un psicólogo cualificado.
 
Puntuación total frente a indicadores de lesión cerebral.

-    Un Bender pobre indica la posibilidad de DCM, especialmente si hay más de una desviación típica de la norma de edad. No debe hacerse un diagnóstico  de DCM basándose sólo en una prueba psicológica. No puede descartarse la existencia de DCM por un buen desempeño.
-    La puntuación total  es capaz de diferenciar entre grupos de niños con y sin DCM; y poco se gana usando a la vez los Indicadores Neurológicos y la puntuación en la Escala de Maduración del Test de Bender.

Rotaciones y DCM

Las rotaciones  son un fenómeno evolutivo y no están necesariamente vinculadas con la DCM.

Diagnóstico del grado de deterioro orgánico

Las realizaciones  de niños con diagnóstico médico de lesión neurológica  son muy inferiores y  pueden ser  reconocidos independientemente de como sean analizados o interpretados los registros del Test de Bender.
CI y  DCM

Una discrepancia acusada entre la edad mental de un niño, derivada de su puntuación de CI, y su edad perceptivo-motriz derivada de la puntuación en el Test de Bender, suele ser uno de los diversos indicadores de que el niño puede tener una DCM.

Problemas médicos y DCM

-    Estudios de niños con bajo peso al nacer (< 2.500 g), desde el nacimiento hasta los 10 años. Mostraron marcadas diferencias en: ejecución del Test de Bender, comprensión y razonamiento abstracto, atención, desarrollo de la motricidad, lenguaje y puntuaciones en el CI. Los pequeños con los pesos más bajos al nacer mostraron el mayor grado de deficiencias a los 6 y 7 años. El bajo peso al nacer está también asociado con el daño neurológico.
-    EEG anormales. Los sujetos para este estudio fueron  niños de inteligencia normal de 5 a 10 años que habían realizado protocolos inferiores a la media en el Test de Bender. Se halló que el 75% tenían EEG anormales, Por lo tanto,  el  Bender correlaciona significativamente con un EEG anormal, pero no para todos los niños.
-    Encefalitis. Entre las secuelas de la encefalitis se hallaron serios problemas en la percepción viso-motriz.

Comportamiento y DCM

   La observación de los niños mientras realizan el Test  es  absolutamente necesaria y tiene valor diagnóstico, pero  no existe relación entre cualquier comportamiento en el Bender y la DCM.
No existe un niño tipo de DCM. Como grupo, son más vulnerables. Tienden a madurar más lentamente no sólo en la percepción viso-motriz, sino también en su conducta y actitudes. Pero la reacción específica de los niños con DCM frente al stress depende de muchos factores: grado de DCM, capacidad mental y, sobre todo, las relaciones interpersonales que el niño haya experimentado. Las actitudes emocionales subyacentes se reflejan en los indicadores emocionales del protocolo del Bender.

Volver al índice principal de ¨Bender Gestalt Test¨