try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Biografía Andersson Ola (1919-1990)


Biografía Andersson Ola (1919-1990)

Andersson Ola (1919-1990) Psicoanalista sueco

Pionero de la historiografía experta, Ola Andersson tuvo un curioso destino en el movimiento Freudiano. El único libro que escribió, y que apareció en 196~ con el título de Studies in the Prehistory of Psychoanalysis. The Etiology of Psychoneuroses (1886-1896), fue completamente ignorado en Suecia por el ambiente psicoanalítico, aunque el autor se desempeñaba en funciones académicas importantes y era responsable de la traducción al sueco de las obras de Sigmund Freud. Nacido en el norte del país, en Lulea, Ola Andersson provenía de una familia de terratenientes protestantes y puritanos que llevaron una vida itinerante antes de establecerse en Estocolmo. El padre, Carl Andersson, era funcionario y, como inspector de las escuelas primarias en el período de entreguerras, inspiró temor a toda una generación de docentes por la severidad de sus juicios. Ola Andersson realizó sus estudios de letras en Lund antes de abrazar la carrera docente. A partir de 1947 ejerció su profesión en diferentes instituciones: primero en un centro de formación para trabajadores sociales, afiliado a la Iglesia sueca, después en una escuela de psicoterapia de inspiración religiosa, y finalmente en el departamento de pedagogía de la Universidad de Estocolmo. A los veinte años ya se interesaba por el psicoanálisis. En 1948 tomó contacto con uno de los pioneros de la Sociedad Psicoanalítica Sueca, quien lo remitió a René De Monchy, que acababa de instalarse en Suecia, y con el cual realizó una cura didáctica de cinco años. A continuación emprendió un segundo análisis con Lajos Székely (19041995), emigrado de Hungría, y por su parte analizante de De Monchy. Andersson se apartó de los conflictos internos de la Sociedad Psicoanalítica Sueca, que se desarrollaron después del retorno de De Monchy a Holanda, y decidió consagrarse esencialmente a la enseñanza, a la investigación histórica y a la traducción de la obra Freudiana. Y si bien fue miembro titular de la Sociedad, sólo desempeñó en ella un papel secundario. En diciembre de 1962 defendió su tesis sobre los orígenes del Freudismo, lo que le valió el prestigioso título de Dozent. Hizo publicar en seguida ese trabajo magistral, gracias al cual pudo establecer una relación con Henri E Ellenberger, quien, por su lado, comenzaba a "revisar" la historiografía oficial del Freudismo desde la perspectiva de la constitución de una historia científica. Impulsado por su propio trabajo, Andersson emprendió entonces la primera gran revisión de un caso princeps de los Estudios sobre la histeria: el de "Emmy von N.". Descubrió su verdadero nombre, Fanny Moser, expuso su historia en el Congreso de la International Psychoanalytical Association (IPA) de Amsterdam en 1965, y aguardó catorce años antes de publicar un artículo al respecto en The Scandinavian Psychoanalytic Review. Por otro lado, Andersson renovó completamente el estudio de las relaciones de Sigmund Freud con Jean Martin Charcot, Hippolyte Bernheim y Josef Breuer. También sacó a luz las fuentes del pensamiento Freudiano, y en especial, las ideas tomadas de los trabajos de Johann Friedrich Herbart. Sin embargo, contrariamente a Ellenberger, siguió adhiriendo, como miembro de la IPA, a la ortodoxia derivada de Ernest Jones, cuyo trabajo biográfico admiraba, lo que le impidió ir más lejos en la historia científica. Sufrió mucho su aislamiento en el seno de la Sociedad Psicoanalítica Sueca, al punto de pedirle a Ellenberger en 1976 que lo ayudara a emigrar a los Estados Unidos. Pero nunca llegó a realizar este deseo. Andersson dejó instrucciones para que al morir su cuerpo fuera incinerado y las cenizas dispersadas. Sus dos hijos varones cambiaron de apellido, prefiriendo llevar el de la madre, como lo autoriza la ley sueca. Y no sólo eso, sino que el nombre de este psicoanalista, a la vez integrado y marginal, fue totalmente borrado de la historia intelectual de su país, al punto de no figurar en la Enciclopedia Nacional Sueca, a pesar de haber escrito tantos artículos en diversas enciclopedias de su patria.