try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Biografía Mead Margaret (1901-1978)


Biografía Mead Margaret (1901-1978)

Biografía Mead Margaret (1901-1978)

Mead Margaret (1901-1978) Antropóloga norteamericana

Alumna de Franz Boas (1858-1942) y de Ruth Benedict (1887-1948), de quien se haría amiga, casada con Gregory Bateson, a quien conoció en 1933 entre los Chambouli de Nueva Guinea, principal representante de Cultura y Personalidad, la corriente tan violentamente criticada por Geza Roheim en 1950, Margaret Mead nació en Filadelfia en un ambiente intelectual donde era corriente el interés por las ciencias sociales. Después de estudiar psicología y antropología, viajó al terreno para estudiar, entre 1925 y 1938, a tribus de indios americanos y a siete sociedades de Oceanía: una situada en las islas de Samoa, Polinesia; cuatro (Mundugumor, Arapesh, Chambouli, latmul) en Nueva Guinea (Melanesia occidental), y otras dos en Manus y en las islas del Almirantazgo. En el interior de esas sociedades observó la existencia de diferencias irreductibles de carácter, organización social, sentimientos, costumbres y hábitos sexuales, de modo que criticó todas las tesis de la antropología que oponían una supuesta mentalidad "primitiva" (de los pueblos no civilizados) a la mentalidad occidental considerada racional y lógica. Con un enfoque culturalista, aunque tomando del psicoanálisis un nuevo punto de vista acerca de la sexualidad y de las relaciones del hijo con la madre, rechazó el biologismo Freudiano y la asimilación realizada en Tótem y tabú del salvaje con el niño, así como la idea de una posible universalidad del complejo de Edipo y de los estadios de la evolución psíquica humana. Prefiriendo las nociones de personalidad básica o pattern (propias del culturalismo norteamericano) a los conceptos del psicoanálisis, conceptualizó la personalidad como un reflejo de la cultura, la cual condicionaba la educación y tendía a crear un modelo característico de un grupo o una comunidad. Con este análisis apuntaba a demostrar el carácter "cultural" de todo comportamiento y toda identidad. De allí la idea de un diferencialismo generalizado: sexual (entre hombre y mujer), social (entre las comunidades, las sociedades, los grupos), y psíquico (entre las personalidades subjetivas). En la década de 1940, como muchos antropólogos de su generación, comenzó a aplicar sus métodos de análisis de las sociedades de Oceanía a las culturas occidentales, tomando sobre todo como campo de experiencia la propia sociedad norteamericana. En Samoa, donde reinaba la libertad sexual, decidió luchar por la transformación de los modelos educativos de su propio país. Se batió entonces en dos frentes: contra el racismo y en favor de la integración de las diferencias étnicas y culturales. En este sentido, fue también partidaria de un verdadero universalismo basado en la aceptación de las diferencias.