try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Cambios psíquicos que experimentan los adolescentes: etapa final (estabilidad psicológica y social, actitud, ideología)



ETAPA FINAL
Una vez que ya se hayan cumplido, medianamente, con las tareas de las etapas anteriores se llegará a la tercera etapa, donde se deberá fortalecer los logros obtenidos en las fases anteriores.
En esta etapa ya se tiene una conducta más organizada y dirigida a un objetivo; además, las relaciones emocionales tanto de pareja como de amistad se harán cada vez más estables.

La estabilidad psicológica y social:  A lo largo de la adolescencia, el interés se concentra en buscar e identificar al amigo o amigos (as), pareja o parejas con quienes compartir el gusto por el deporte, las fiestas, la música y, por supuesto, las relaciones amorosas.
Es común que dentro del grupo se encuentre a la amiga o el amigo con el que se sienta muy apegado o apegada, en quien confiar y que será la persona de la que no se necesita defenderse y a la que no se necesita engañar.
Para todos los adolescentes, la relación con la amiga o el amigo preferido es indispensable, pues les evita la experiencia de vivir con la sensación de que no existen para los demás.

Por último, en esta etapa, se comienza a tener un creciente interés por entrar al mundo de los adultos y tratar de imitar su conducta. También es común que durante ella se elija una profesión u oficio; con esta elección, en cierta forma, se define el futuro profesional o laboral.
En la búsqueda de ideales y de la identidad, todo joven tendrá la necesidad de elegir entre varios modelos, el estilo y la forma de vida que quiera. Ésta es una de las razones por la que dedica o dedicará gran parte de su vitalidad a buscar e imitar la forma de vestir, de pensar o de comportarse de aquella persona a la que quisiera parecerse.
Se prueban y ensayan diferentes modelos de personalidad; en ocasiones los modelos pueden ser opuestos.

Los cambios de actitud y de ideología experimentados en la adolescencia son tan marcados que pueden convertirse en el motivo por el que se sientan rechazados.
En esta tercera etapa los intereses de los adolescentes son más diversos que en la etapa anterior. Es normal que sientan una mayor inclinación por la música, las reuniones sociales, pero sobre todo por la relación de pareja.
La posibilidad y el deseo de establecer lazos amorosos se debe a que tienen mayor confianza en lo que hacen, dicen, piensan y, también, porque han ido perdiendo el miedo al rechazo, al ridículo o al engaño. Por eso sus relaciones de amistad o de noviazgo serán más intensas y amorosas que en las etapas anteriores.
En ciertos momentos inclusive llegan a creer que tienen la mejor novia o novio y los mejores amigos del mundo. Sin embargo, siempre se debe tener presente que si, a quienes se consideran los mejores amigos, consumen drogas o cometen actos vandálicos, entonces no son tan buenos y su compañía no dejará nada bueno.
Por último, como en esta etapa se despierta el interés por la sexualidad, los y las jóvenes se preocupan mucho por su aspecto físico y se esfuerzan por pertenecer a un grupo.