try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Obras de S. Freud: Escritos breves. Carta al burgomaestre de la ciudad de Pribor (1931)



Carta al burgomaestre de la ciudad de Pribor. (1931)

(1)
Agradezco al burgomaestre de la ciudad de Príbor-Freiberg (2), a los organizadores de esta
celebración y a todos los presentes el honor que me han hecho al distinguir mi casa natal con
esta inscripción conmemorativa, obra de un artista. Y que me lo hayan tributado estando yo aún
vivo, cuando mis contemporáneos no coinciden entre sí en cuanto al juicio que merece mí obra.
Abandoné Freiberg a la edad de tres años; a los dieciséis, siendo estudiante secundario, volví a visitarla durante las vacaciones como huésped de la familia Fluss (3). No regresé desde
entonces. Muchas cosas me han sucedido desde aquella época: cuantiosos esfuerzos,
muchas penas, también algo de dicha y de éxitos, tal como suelen ir mezclados en la vida de
los hombres. Hoy, a los setenta y cinco años, me resulta difícil trasladarme a aquellos tiempos,
de cuyo rico contenido sólo conservo en mi recuerdo unos pocos restos, pero hay algo de lo
que puedo estar seguro: en lo profundo, bajo muchas capas, sigue viviendo en mí el dichoso niño de Freiberg, el primer hijo de una madre joven, niño que de ese aire y de ese suelo recibió las primeras impresiones imborrables. Permítaseme por eso, de corazón, concluir estas palabras de agradecimiento con un voto de dicha para ese lugar y sus habitantes.

Notas:
1- [«Brief an den Bürgermeister der Stadt Príbor». Ediciones en alemán: 1931: Psychoanal. Bewegung, 3, nº 6, pág. 566; 1934: GS, 12. pág. 414; 1948: GW, 14, pág. 561. {Traducciones en castellano (cf. la «Advertencia sobre la edición en castellano»): 1955: «Carta al burgomaestre de la ciudad de Príbor», SR, 20, págs. 239-40, trad. de L. Rosenthal; 1968: Igual título, BN (3 vols.), 3, pág. 351; 1974: Igual título, BN (9 vols.), 8, pág. 3232.}
El 25 de octubre de 1931, el burgomaestre de Príbor descubrió en una ceremonia una placa de bronce en la pared de la casa natal de Freud. La presente carta fue leída en esa oportunidad por Anna Freud. El hecho es narrado por Ernest Jones en el tercer volumen de su biografía (1957, pág. 172).]
2- [La ciudad de Príbor se encuentra en Moravia, que en la actualidad forma parte de Checoslovaquia. En la época del nacimiento de Freud (1856) se la conocía como Freiberg e integraba el imperio austro-húngaro.]
3- [Esta visita fue probablemente la ocasión de un episodio en apariencia autobiográfico que, en «Sobre los recuerdos encubridores» (1899a), Freud atribuyó a un personaje anónimo. Allí se nos dice que el muchacho tenía diecisiete años, posiblemente con el fin de disimular el origen real de la anécdota.]

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.