try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Psicología General

warning: Creating default object from empty value in /home/temasfo/public_html/psicopsi.com/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.
Psicología General, artículos y apuntes sobre todo en referencia con la psicoloía general


Patología Sexual: Desarrollo psicosexual en la infancia, adolescencia y adultez

Desarrollo psicosexual en la infancia.
El desarrollo psicosexual en la infancia no presenta grandes cambios solo después de la pubertad comienza el ciclo biológico sexual el cual deriva en una serie de cambio a nivel biológico, sexual y psicológicos. A continuación se detallara el desarrollo psicosexual más notorio en cada año de vida desde el nacimiento hasta los doce años en el cual comienza la pubertad y la adolescencia.
1- desde el nacimiento hasta los seis meses de edad: cuando el niño tiene un mes el dolor se expresa por el llanto en  función de necesidades alimenticias. A los dos meses aparece la sonrisa como respuesta a la voz humana indiferenciada igualmente, cesa el llanto al acercarse una persona. La conducta sexual es prácticamente nula. A los 5 meses el niño sonríe  ante los objetos (un juguete o vinieron).
2- de los seis meses al año de vida: a los diez meses es cuando aparece un cierto interés por los demás niños. A los siete meses el niño se toca los órganos genitales. A los nueve meses el registro emocional se enriquece ya que cede de forma evidente, aparece la cólera, la ternura y un interés nuevo por el padre. Los quince meses representan el periodo de la autoridad de la independencia que va acompañada de la autoridad negativa.
3- de el primer año de vida a los  dos años: el niño comienza a interesarse por los otros niños pero no se trata más que de relaciones paralelas. A los quince meses vemos manifestaciones mas o menos bruscamente el famoso gesto del no .un poco antes de los 2 años aparece valoración olfativa de las materias fecales, el niño es mas tranquilo, mas tímido. Se pone contento cuando estrena ropa nueva.



Inteligencia Emocional

Leer el libro la inteligencia Emocional en la Organización de Daniel Goleman es una forma de darnos cuenta de cómo actuamos a diario y de explicarnos por que a veces las cosas nos no salen bien, sin darnos cuenta de que no estamos actuando con inteligencia emocional y audacia.

El nuevo concepto que da respuesta a ésta y otras interrogantes es la Inteligencia Emocional, una parte a menudo negada y desdeñada, opacada por el brillo de la razón, del coeficiente intelectual (CI), más fácil de definir y medir, la misma que viene a ser una destreza que nos permite conocer y manejar nuestros propios sentimientos, interpretar o enfrentar los sentimientos de los demás, sentirse satisfechos y ser eficaces en la vida a la vez que crear hábitos mentales que favorezcan nuestra propia productividad.

La Inteligencia emocional es una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental, etc. El autor del libro en Ellas configuran rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión o el altruismo, que resultan indispensables para una buena y creativa adaptación social.

Aprovechar la inteligencia emocional no implica estar siempre contento o evitar las perturbaciones, sino mantener el equilibrio: saber atravesar los malos momentos que nos depara la vida, reconocer y aceptar los propios sentimientos y salir airoso de esas situaciones sin dañarse ni dañar a los demás. La difusión de este "alfabetismo emocional", pocas veces valorado en su justa medida, haría del mundo (y por ende de las organizaciones) un lugar más agradable, menos agresivo y más estimulante. No se trata de borrar las pasiones, sino de administrarlas con inteligencia.

Desarrollo del libro



La interpretación cognitiva del condicionamiento clásico

Introducción.
El condicionamiento clásico para:
Un conductista consiste en que el animal aprende una nueva respuesta a un EC.
Un cognitivista lo que el animal aprende es que el EC predice el EI.
El aprendizaje para un cognitivista consiste en la formación de una nueva estructura mental, que sólo indirectamente se manifiesta en la conducta, mientras que para un conductista es el desarrollo de un nuevo patrón de conducta en sí mismo.
El problema del control de la medida de la RC. Para medir la formación de un condicionamiento clásico hay que medir la respuesta condicionada. Pero con la RC se pueden mezclar otras respuestas que tienden a confundirse con ella; son las respuestas:
a) De línea base: respuestas que antes de la asociación EC-EI, se producen en el sistema efector de la RC, como efecto de la actividad propia del sistema efectorial de respuesta.
b) Alfa: respuestas que evoca o elicita el EC, presentado aisladamente, sin que haya ninguna asociación EC-EI.
c) Beta: respuestas que aparecen cuando se presenta el EC, por el hecho de haber presentado con anterioridad el EI aisladamente, sin ninguna asociación EC-EI.
Es necesario descartar todas estas respuestas, para ello utilizamos un sistema de control:
a) El sistema de control no apareado. Consiste en presentar aisladamente el EC del EI, en un grupo de control, el mismo número de veces que se presentan el EC y el EI apareadamente en el grupo experimental. Rescorla critica la utilización de este sistema de control porque cree que introduce factores no asociativos.
b) El procedimiento de Control verdaderamente Aleatorio. Propuesto por Rescorla para superar los problemas del método anterior. Se postula que no se dé ninguna contingencia entre el EC y el EI. En este método se postula la contingencia entre el EC y el EI.

Distribuir contenido