try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Constitución del Superyo



EL SUPERYÓ
El superyó es el resultado de la incorporación dentro del yo de los mandatos prohibitivos de sus padres, es decir, la internalización de la compulsión externa. En sus primeros estados el superyó pertenece al yo, pero gradualmente se va diferenciando de éste, sin que el sujeto normal lo perciba como un elemento definido. Representa todas las restricciones morales y todos los impulsos hacia la perfección.
En el Edipo, el primer mecanismo de defensa al que el niño recurre es el de regresión, en el
plano oral, y a la introyección e identificación posterior con ese objeto del mundo exterior.
Con la incorporación del padre en el yo, el niño introyecta la actitud "mala" de éste para
conservar en el mundo real al padre "bueno".
En la constitución del superyó no sólo interviene un núcleo severo que corresponde, en general, al padre o a sustitutos, sino también otro núcleo materno más tolerante. Las imágenes parentales sólo originan el núcleo del superyó, sus elementos últimos provienen
de la incorporación de las exigencias impersonales y generales del ambiente social. Existe
simultáneamente algo más que la incorporación simple de la realidad externa, se producen
también incorporaciones de los objetos internos infantiles que han sido proyectados y
deformados por la situación interna del niño.
De acuerdo con los conceptos de Freud, el superyó hace su aparición en los individuos
alrededor de los cinco años, cuando termina de elaborarse del complejo de Edipo y por lo
tanto sería el heredero de este último.
Las funciones del superyó son: la autoobservación, la conciencia moral, la censura
onírica, la influencia principal en la represión y el enaltecimiento de los ideales.
Sobre la base de los rasgos particulares que presenta el superyó, se puede clasificar en:
• Superyó heterónomo: provocando una conducta cambiante, encontrado más
comúnmente en los sujetos que en su infancia fueron dirigidos por varios familiares.
• Superyó con identificación negativa: reflejo, con rasgos contrarios, de la
personalidad de los padres.