try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

DICCIONARIO DE PSICOLOGÍA, LETRA P, PSICOANÁLISIS



Psicoanálisis
Al.: Psychoanalyse.
Fr.: psychanalyse.
Ing.: psycho-analysis.
It.: psicoanalisi o psicanalisi.
Por.: psicanálise.
Disciplina fundada por Freud y en la que, con él, es posible distinguir tres niveles:
A) Un método de investigación que consiste esencialmente en evidenciar la significación
inconsciente de las palabras, actos, producciones imaginarias (sueños, fantasías, delirios) de un
individuo. Este método se basa principalmente en las asociaciones libres del sujeto, que
garantizan la validez de la interpretación. La interpretación psicoanalítica puede extenderse
también a producciones humanas para las que no se dispone de asociaciones libres.
B) Un método psicoterápico basado en esta investigación y caracterizado por la interpretación
controlada de la resistencia, de la transferencia y del deseo. En este sentido se utiliza la palabra
psicoanálisis como sinónimo de cura psicoanalítica; ejemplo: emprender un psicoanálisis (o un
análisis).
C) Un conjunto de teorías psicológicas y psicopatológicas en las que se sistematizan los datos
aportados por el método psicoanalítico de investigación y de tratamiento.
Freud utilizó primeramente los términos análisis, análisis psíquico, análisis psicológico,
análisis hipnótico, en su primer artículo Las psiconeurosis de defensa (Die
Abwehr-Neuropsychosen, 1894). Sólo más tarde introdujo el término psico-análisis en un
artículo sobre la etiología de las neurosis, publicado en francés. En alemán, Psychoanalyse
figura por vez primera en 1896 en Nuevas observaciones sobre las psiconeurosis de defensa
(Weitere Bernerkungen über die Abwehr-Neuropsychosen). El empleo del término
«psicoanálisis» consagró el abandono de la catarsis, practicada bajo hipnosis y de la sugestión,
y el recurrir a la única regla de la asociación libre para obtener el material.
Freud dio varias definiciones del psicoanálisis. Una de las más explícitas se encuentra al
principio del artículo de la Encyc1opédie aparecido en 1922: «Psicoanálisis es el nombre:
l.° de un método para la investigación de procesos mentales prácticamente inaccesibles de otro
modo;
2.° de un método, basado en esta investigación, para el tratamiento de los trastornos neuróticos;
3.° de una serie de concepciones psicológicas adquiridas por este medio y que en conjunto van
en aumento para formar progresivamente una nueva disciplina científica».
La definición propuesta al principio reproduce, en forma más detallada, la que Freud dio en este
texto.
Acerca de la elección del término « psicoanálisis », nada mejor que ceder la palabra a quien forjó
el término en la misma época en que efectuaba su descubrimiento: «Llamamos psicoanálisis al
trabajo mediante el cual traemos a la conciencia del enfermo lo psíquico reprimido en él. ¿Por qué
"análisis", que significa fraccionamiento, descomposición, y sugiere una analogía con el trabajo
que efectúa el químico en las substancias que encuentra en la naturaleza y que lleva a su
laboratorio? Porque tal analogía es efectivamente fundada, en un importante aspecto. Los
síntomas y manifestaciones patológicas del paciente son, como todas sus actividades psíquicas,
de naturaleza altamente compuesta; los elementos de esta composición son, en último término,
motivaciones, mociones pulsionales. Pero el paciente nada sabe, o muy poco, de estas
motivaciones elementales. Le enseñamos, pues, a comprender la composición de estas
formaciones psíquicas altamente complicadas, referimos los síntomas a las mociones pulsionales
que los motiva, señalamos al enfermo en sus síntomas la intervención de motivaciones
pulsionales hasta entonces ignoradas por él, en forma similar a como el químico separa la
substancia fundamental, el elemento químico, de la sal en la cual, al combinarse con otros
elementos, resultaba irreconocible. De igual modo mostramos al enfermo, basándonos en las
manifestaciones psíquicas consideradas como no patológicas, que él sólo era imperfectamente
consciente de su motivación, que otras mociones pulsionales, que permanecían ignoradas para
él, han contribuido a producirlas.
»También hemos explicado la tendencia sexual del ser humano fraccionándola en sus
componentes, y, cuando interpretamos un sueño, prescindimos de considerar el sueño como
una totalidad y hacemos partir las asociaciones de sus elementos aislados.
»Esta comparación justificada de la actividad psicoanalítica con un trabajo químico podría sugerir
una nueva dirección a nuestra terapia [...]. Se nos ha dicho: al análisis del psiquismo enfermo
debe seguir su síntesis. Y pronto se experimentó inquietud por la posibilidad de que el enfermo
recibiese demasiado análisis y no bastante síntesis, y se insistió en que la acción psicoterápica
dependería de esta síntesis, de esta especie de restauración de lo que, por así decirlo, había
sido destruido por la vivisección.
»[...] La comparación con el análisis químico encuentra su límite en el hecho de que, en la vida
psíquica, nos enfrentamos con tendencias que se hallan sometidas a una compulsión a la
unificación y a la combinación. Cuando llegamos a descomponer un síntoma, a liberar una moción
pulsional de un conjunto de relaciones, aquél no permanece aislado, sino que entra
inmediatamente a formar parte de un nuevo conjunto.
»[...] También en el sujeto que se halla bajo tratamiento analítico, la psicosíntesis se realiza sin
nuestra intervención, en forma automática e inevitable».
La Standard Edition contiene una lista de las principales exposiciones generales sobre el
psicoanálisis, publicadas por Freud. ,
La boga alcanzada por el psicoanálisis ha inducido a numerosos autores a designar con este
término ciertos trabajos cuyo contenido, método y resultados, no tienen más que una relación
muy remota con el psicoanálisis propiamente dicho.