try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

DILEMAS ÉTICOS DEL PSICÓLOGO EDUCATIVO: ANÁLISIS DE DATOS (estrategias de afrontamiento frente a los dilemas éticos))



DILEMAS ÉTICOS DEL PSICÓLOGO EDUCATIVO: ESTUDIO DE CASOS CON
SIETE PSICÓLOGOS EDUCATIVOS DEL VALLE DE ABURRÁ EN EL AÑO
2010

YURLEY ALEXANDRA ESTRADA RESTREPO
YULIANA MURIEL DEOSSA
LEIDY TATIANA SUÁREZ LOPERA

Volver a: DILEMAS ÉTICOS DEL PSICÓLOGO EDUCATIVO (índice)

4. ANÁLISIS DE DATOS

4.4 “UNO DEBE SER RÁPIDO Y PRÁCTICO, PORQUE EN ESTOS CASOS EL
TIEMPO NO ESTÁ A FAVOR DE UNO…”S.6.: ESTRATEGIAS DE
AFRONTAMIENTO
Teniendo en cuenta que uno de los objetivos específicos de esta investigación es
indagar por las estrategias de afrontamiento que utilizan algunos psicólogos
educativos para asumir algunos dilemas éticos que se le presentan o han
presentado durante su experiencia laboral; es importante resaltar que cuando se
hace referencia a la palabra estrategia de afrontamiento, se tiene en cuenta que
cada sujeto a nivel cognitivo adquiere y desarrolla estrategias, las cuales le
ayudarán a manejar la demanda del medio que lo rodea, cabe anotar que dicha
demanda puede generar malestar físico, emocional, psíquico o comportamental en
el psicólogo, pero que sin lugar a duda puede actuar de manera acertada a
estrategias que favorezcan su intervención.
De acuerdo a esto y al análisis categorial de las entrevistas se logra evidenciar
que algunos casos que le llegan al psicólogo educativo, traen consigo una
demanda directa de la familia o bien algún agente institucional; “por disposición de
la directora o de los superiores de la institución, no se le podía apostar a ese
muchacho” S.1; cuando el sujeto participante, expresa esto hace alusión al cómo,
muchas veces son algunos o algún miembro de la institución quien ve en el
paciente un problemática a atender en la que además está latente una demanda
directa frente al rol del psicólogo referida a los estudiantes que asesora, “hay que
saber que información y hasta donde se puede dar…pero hay que dar informes a
la institución”S.4; es aquí donde el psicólogo independientemente de pertenecer a
una institución pública o privada aplica sus propios recursos para saber qué
estrategia poner en marcha y que no afecte ni los principios o normas éticas como
psicólogo en su campo laboral, cuando se trata de dar información o dejar registro
de asesorías.
Las estrategias de afrontamiento asumidas por los sujetos participantes se
explican a continuación, partiendo de tres grupos principales; estrategias
orientadas a las tareas; estrategias orientadas a la emoción; estrategias
orientadas a la evitación.
En las estrategias orientadas a las tareas, se pone en manifiesto habilidades
directivas que alteran la situación para así reducir el estrés generado; puede
observarse, este tipo de estrategias en momentos donde el psicólogo debe
realizar intervenciones cortas, como lo manifiesta uno de los participantes: “uno
debe ser rápido y práctico, porque en estos casos el tiempo no está a favor de
uno, entonces uno no es que pueda hacer un proceso de tres meses…”S.6. En
estos casos, la escucha que el profesional ofrece al paciente se utiliza como
medio para disminuir los niveles de angustia de éste, en los que además el
psicólogo pueda brindar una asesoría adecuada posibilitando al otro (ya sea la
institución o paciente), pensarse respecto a su manera de proceder.
Las estrategias orientadas a la emoción son dirigidas a modificar las respuestas
emocionales a los factores estresantes, en ésta se incluyen los intentos de
cambiar el problema, buscando no generar una respuesta emocional negativa que
provoque altos grados de tensión, se identifica que cuando el psicólogo no pasa
por alto la contratransferencia, conlleva fortalecer la transferencia y la adecuada
intervención, prevaleciendo su objetivo terapéutico, en el cual se espera además
que no se pierda de su rol profesional, como lo expone uno de ellos “…no
imponerle una creencia personal al paciente que llega” S.2, este comentario lo
hace uno de los entrevistados cuando enuncia que en algunos momentos el
paciente puede expresar actos que piensa realizar o pensamientos que tiene y
que no van con su juicio personal, en los que se hace importante recordar que a
la hora de asesorar es importante no tener prejuicios sociales ni personales y más
cuando se refiere a un menor de edad, pues sin lugar a duda lo que se espera
lograr en cualquier asesoría psicológica, no es decidir por la persona, sino brindar
un asesoría que posibilite que el sujeto tome una decisión responsable, en la que
luego no se dé lugar a decir “el psicólogo lo dijo”, “el psicólogo dijo que lo hiciera”;
pues bien no es un secreto que las palabras del psicólogo en una institución
educativa tienden hacer eco psíquico y social.
En lo referente a las estrategias orientadas a la evitación, se evidencia que
algunos psicólogos y psicólogas en su actuar, no cuentan con la suficiente
comunicación y pericia en sus intervenciones, creando deterioro en las
actividades orientadas a reducir el estrés o angustia del paciente, como lo
evidencia el siguiente fragmento de uno de los sujetos participantes: “hay
momentos en los que hay que callar y espera a que la situación pase” S.2, al
parecer pueden existir momentos en los que el psicólogo no cuenta con las
suficientes habilidades para orientar su intervención y por ello la estrategia que
utiliza es callar o dar tiempo a que la situación que se presenta estresante,
disminuya.
A partir de la información teórica obtenida, se logra observar en las entrevistas
realizadas que las estrategias de afrontamiento según la subjetividad de cada
psicólogo pueden ser estrategias de afrontamiento pasivas o estrategias de
afrontamiento activas.
Se asumen las estrategias pasivas en dos aspectos:
1. Aquellas en las que el psicólogo en su actuar evita el caso o situación.
“A mí me exigen entregar información que yo no debo de entregar entonces este
trabajo no es el mío y no lo voy hacer”; respeto a esto el psicólogo quien da esta
información manifiesta que existen momentos en los que se es mejor no entrar en
polémica con la institución, pues observa que está en juego la confidencialidad de
sus pacientes y por ende la fidelidad a las promesas, de presentar esta
información a la institución, su ejercicio profesional deja de ser ético; cuando
recurren a este acto es porque han evaluado lo que sería decir en la institución en
la cual están vinculados, que no puede dar la información que pide, en la que muy
seguramente la institución tomaría este acto, quizás como un acto de negligencia,
pues bien, si el profesional suministra dicha información tanto pacientes actuales,
como futuros, no sentirían en este psicólogo confianza para hablar de todo aquello
que acontece en su psiquismo y relaciones interpersonales; cabe anotar la
importancia de que el psicólogo en lo posible realice acuerdos con la institución
una vez vinculado, de esta manera evitar futuras demandas de esta índole.
2. Situaciones en las que los actos o actitudes transmitidas al paciente o
institución proyectan de manera indirecta que el individuo o institución son
responsable de sus propias decisiones y actos.
“La decisión estará en la persona, ya está en uno como psicólogo si va a
acompañar esa decisión” S.2; esto lo enuncia uno de los entrevistados informando
que con este acto lo que busca es gestionar que el paciente sea quien actué y no
sea el psicólogo quien quede como aquel que dice que hacer; esto se confirma
con otra expresión de otro de los entrevistados quien manifiesta “Yo no entraría en
posición de hacerla entrar en razón” S.2, esto lo expresa cuando se le expone el
caso de una joven embarazada que desea abortar; según el entrevistado desde
aquí es el paciente quien mide las consecuencias de sus decisiones o las asuma.
Respeto a este segundo aspecto de esta estrategia se logra observar que son
situaciones que se presentan en algunos psicólogos cuando apenas se pone en
práctica su rol profesional; muy diferente a lo que sucede en las estrategias de
afrontamiento activas, donde el psicólogo con más experiencia profesional, no
busca “hacer entrar en razón”, su trabajo aquí está dirigido a informar al paciente
sobre las consecuencias del aborto, y simultáneamente comentarlo con éste.
Las estrategias de afrontamiento activas desde esta investigación han sido
concebidas como las estrategias en las que se hace una interacción más directa
con el paciente o institución:
“El procedimiento que he hecho frente a estos casos, es informarle a la persona
sobre las posibles consecuencias de eso y ya la persona decide”S.1, esto lo
expresa uno de los sujetos participantes cuando se le plantea el caso de la joven
que está en embarazo y quiere abortar, según este profesional informa que es
deber del psicólogo, tener presente que uno de sus funciones en la institución es
brindar asesoría al estudiantado y por tal no se puede desligar de la información
que puede administrar al paciente sobre las consecuencias de su acto, además de
que de esta manera, el paciente tendrá una opción más para tomar su decisión, en
algunas ocasiones llegando al punto de acordar algo con el paciente o institución,
“se han establecido conciliaciones”, S.1.
Cuando la estrategia de afrontamiento activa es dirigida a la institución algunos
psicólogos al ser vinculados hacen acuerdos con ésta; favoreciendo así su rol en
este campo; por ello en los momentos donde se pueda ver confrontado con un
dilema ético se toma en cuenta el reglamento o ley establecido ya sea por la
misma ley o institución, “actuar dentro de los conductos regulares…pues de la
institución” S.4; “debo saltarme cualquier protocolo de cualquier situación e
informarlo porque o si no me convierto…, yo soy sujeto de ley” S.1; los psicólogos
al tener esto claro hacen que todo acto como profesional no atente contra su ética,
pues bien la decisión ejecutada se dirige a hacer el bien a su paciente y en
general a la institución; se considera entonces desde aquí que el psicólogo actúa
según el principio de beneficencia, en donde sus acto esta dirigidos a hacer el
bien.
Una última estrategia activa, es la que está ligada a la emoción que puede generar
algún caso y en el cual el psicólogo o psicóloga se hace consciente de la emoción
que este caso le genera, “ese mismo día le dije a mi terapeuta, ¡es urgente, voy ya
para allá, sin lugar a que me dijera que no” S.1; cuando el entrevistado da esta
información se refiere a un caso en el cual el discurso del paciente, a raíz de una
experiencia traumática, le genera sentimiento de impotencia durante la sesión,
llegando a sentir además que al siguiente día no sería capaz de continuar
escuchando a su paciente, además de que este mismo día una vez terminada la
consulta no se sentía capacitado para continuar su día de trabajo dentro de la
institución, y esto no sería lo más adecuado; según esta información se pudo
observar que en situaciones en las que el psicólogo es consciente de la emoción
que le genera sus casos acude a buscar una estrategia que le permita manifestar
o trabajar con la emoción que experimenta, ejemplo acudir a su terapeuta, de esta
manera entonces hacer de su trabajo algo más beneficioso para sí mismo y para
sus pacientes.
Al comparar este tipo de estrategias activas con las estrategias pasivas, más un
análisis del tiempo que llevan los psicólogos ejerciendo como profesionales, es
pertinente decir que la mayoría de psicólogos que cuentan con experiencia en su
labor implementan estrategias activas, las cuales posibilitan pericia y confianza en
su rol.
Finalmente puede considerarse, que las estrategias de afrontamiento que cada
psicólogo utiliza para afrontar un dilema ético dependerán de su experiencia y
habilidad en su campo profesional, así como su conocimiento teórico.

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA LASALLISTA
FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y EDUCACIÓN
PROGRAMA DE PSICOLOGÍA
CALDAS, ANTIOQUIA
2011

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.