try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

DSM-IV, Apéndice: Criterios y ejes propuestos para estudios posteriores. Trastorno depresivo menor



Características diagnósticas.

La característica esencial de este trastorno es la presencia de uno o más episodios de síntomas depresivos con una duración idéntica a los de la depresión mayor, pero con menos síntomas y un menor deterioro global. Un episodio de estas características comporta un estado de ánimo triste o «deprimido», o una pérdida del interés o del placer ante prácticamente cualquier actividad. En definitiva, debe haber más de dos síntomas adicionales, pero menos de cinco. Para una descripción más detallada del cuadro sintomático característico, consúltese el texto del episodio depresivo mayor. En el inicio del episodio los síntomas son de nueva aparición o representan un claro empeoramiento respecto al estado previo del individuo. En el transcurso del episodio estas alteraciones provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo. En algunos sujetos el rendimiento diario es casi normal, si bien esto se consigue a costa de un esfuerzo compensatorio significativo.

Hay varios trastornos que excluyen el diagnóstico de trastorno depresivo menor. Nunca debe haber habido un episodio depresivo mayor, maníaco, mixto o hipomaníaco, ni tampoco deben cumplirse los criterios diagnósticos para el trastorno distímico o ciclotímico. Las alteraciones del estado de ánimo tampoco deben aparecer exclusivamente durante una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno esquizoafectivo, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.

Síntomas asociados.

La prevalencia de este trastorno, tal y como aquí se define, todavía no está clara, pero éste podría ser relativamente frecuente, en especial en los centros de asistencia primaria y en los ambulatorios de salud mental. Distintas enfermedades médicas (p. ej., accidente vascular cerebral, cáncer y diabetes) parecen asociarse al trastorno depresivo menor. Los estudios en familias indican una mayor prevalencia de este cuadro en los parientes de los probandos con trastorno depresivo mayor.

Diagnóstico diferencial.

En el DSM-IV los individuos que cumplen estos criterios de investigación reciben el diagnóstico de trastorno adaptativo con estado de ánimo deprimido si además los síntomas depresivos responden a un estresante psicosocial; en caso contrario, el diagnóstico apropiado será trastorno depresivo no especificado.
El episodio depresivo menor se diferencia del episodio depresivo mayor por el número de síntomas (dos a cuatro para el primero y un mínimo de cinco para el segundo). El trastorno que aquí se propone se considera una variante residual y no debe establecerse su diagnóstico si hay antecedentes de episodio depresivo mayor, episodio maníaco, episodio mixto o episodio hipomaníaco, o si el cuadro cumple los criterios para el trastorno distímico o ciclotímico. Los síntomas que cumplen los criterios de investigación para el trastorno depresivo menor pueden ser difíciles de diferenciar de los períodos de tristeza que caracterizan la vida diaria de un individuo normal. Pero en el trastorno depresivo menor es necesario que los síntomas estén presentes la mayor parte del día de casi todos los días durante al menos 2 semanas. Además, estos síntomas depresivos deben producir malestar clínicamente significativo.

Por otra parte, los síntomas depresivos que aparecen como respuesta a la pérdida de un ser querido constituyen el denominado duelo (a no ser que se cumplan los criterios diagnósticos para un episodio depresivo mayor). El trastorno del estado de ánimo inducido por sustancias se diferencia del trastorno depresivo menor en el hecho de que los síntomas depresivos vienen motivados por los efectos fisiológicos directos de una droga (p. ej., alcohol o cocaína) o por los efectos secundarios de un medicamento (p. ej., esteroides) (v. pág. 379). Los trastornos del estado de ánimo debidos a enfermedad médica se diferencian del trastorno depresivo menor en el hecho de ser secundarios a los efectos fisiológicos directos de la enfermedad subyacente (p. ej., hipotiroidismo) (v. pág. 375). Puesto que los síntomas depresivos son frecuentes en los trastornos psicóticos, no deben considerarse aisladamente si sólo aparecen durante una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno esquizoafectivo, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado. La relación entre el trastorno depresivo menor, otros trastornos propuestos en este apéndice (P- ej., trastorno depresivo breve recidivante, trastorno depresivo de la personalidad y trastorno mixto ansioso-depresivo) y otros trastornos de la personalidad todavía no está clara, pero es probable que puedan solaparse ampliamente entre ellos.

Criterios de investigación para el trastorno depresivo menor.

A. Alteración del estado de ánimo, definida de la siguiente forma:

(1) un mínimo de dos (y un máximo de cuatro) de los siguientes síntomas presentes durante un mismo período de 2 semanas y que han producido un cambio respecto al nivel previo de actividad. Al menos uno de los síntomas debe ser de (a) o (b):

(a) estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi cada día, como lo describe el propio individuo (p. ej., se siente triste o vacío) o como lo describen los demás (p. ej., siempre parece estar llorando) Nota: En los niños o adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable
(b) acusada disminución del interés o el placer por todas o casi todas las actividades la mayor parte del día y casi todos los días (tal como lo indica el propio individuo o quienes le rodean)
(c) pérdida de peso significativa en ausencia de un régimen de adelgazamiento o ganancia de peso (p. ej., una variación en 1 mes de más del 5 % del peso corporal), o aumento o disminución del apetito casi cada día. Nota: En los niños hay que considerar la falta de ganancia de peso que se esperaba de acuerdo con su crecimiento
(d) insomnio o hipersomnia casi cada día
(e) agitación o enlentecimiento psicomotores casi cada día (objetivables por otros y no una mera sensación subjetiva de intranquilidad o enlentecimiento por parte del individuo)
(f) fatiga o falta de energía casi cada día
(g) sentimientos excesivos o inapropiados de inutilidad o de culpa (que pueden revestir carácter delirante) casi cada día (no una mera sensación de autodesaprobación o de culpa por estar enfermo)
(h) disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o indecisión, casi cada día (tanto si la refiere el propio individuo como si la describen los demás)
(i) ideas recurrentes de muerte (no el simple miedo a morir), ideas recurrentes de suicidio sin un plan específico o bien intento de suicidio o plan específico para llevarlo a cabo

(2) los síntomas provocan malestar clínicamente significativo o deterioro social,
laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo
(3) los síntomas no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia
(p. ej., droga, fármaco) o de una enfermedad médica (p. ej., hipotiroidismo)
(4) los síntomas no se explican mejor por la existencia de un sentimiento de
duelo (p. ej., reacción normal ante la muerte de un ser querido)

B. Nunca ha habido un episodio depresivo mayor (v. pág. 333) y no se cumplen los criterios diagnósticos para el trastorno distímico.

C. Nunca ha habido un episodio maníaco (v. pág. 338), un episodio mixto (v. página 341) o un episodio hipomaníaco (v. pág. 344) y no se cumplen los criterios diagnósticos para el trastorno ciclotímico. Nota: No debe excluirse el diagnóstico de trastorno depresivo menor si todos los episodios maníacos, mixtos o hipomaníacos están producidos por sustancias o tratamientos.

D. Las alteraciones del estado de ánimo no aparecen exclusivamente durante una esquizofrenia, un trastorno esquizofreniforme, un trastorno esquizoafectivo, un trastorno delirante o un trastorno psicótico no especificado.

Volver al índice general del DSM-IV

Volver a ¨Apéndice: Criterios y ejes propuestos para estudios posteriores¨