try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

DSM-IV: Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos. El trastorno psicótico breve



F23.8x Trastorno psicótico breve [298.8]

* Características diagnósticas

La característica esencial del trastorno psicótico breve es una alteración que comporta el inicio súbito de, por lo menos, uno de los siguientes síntomas psicóticos positivos: ideas delirantes, alucinaciones, lenguaje desorganizado (p. ej., disperso o incoherente) o comportamiento catatónico o gravemente desorganizado (Criterio A). Un episodio de esta alteración dura por lo menos 1 día, pero menos de 1 mes, y el sujeto acaba recuperando por completo el nivel previo de actividad (Criterio B). La alteración no es atribuible a un trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos, a un trastorno esquizoafectivo o a esquizofrenia y no es debida a los efectos fisiológicos directos de alguna sustancia (p. ej., un alucinógeno) o a enfermedad médica (p. ej., hematoma subdural) (Criterio C).

* Especificaciones

Para el trastorno psicótico breve pueden utilizarse las siguientes especificaciones en base a la presencia o ausencia de factores estresantes precipitantes:

F23.81 Con desencadenante(s) grave(s).
Se asigna esta especificación si los síntomas psicóticos se presentan poco después y en aparente respuesta a uno o más acontecimientos que, solos o en conjunto, serían claramente estresantes para cualquier persona en circunstancias parecidas y en el mismo contexto cultural. En el DSM-III-R este tipo de trastorno psicótico breve se denominaba «psicosis reactiva breve». El o los acontecimientos precipitantes pueden ser de cualquier estrés importante, como la pérdida de un ser querido o el trauma psicológico de un combate. Algunas veces es clínicamente difícil determinar si un estrés específico fue un precipitante o una consecuencia de la enfermedad. En estos casos, la decisión dependerá de factores relacionados como la relación temporal entre el estrés y el inicio de los síntomas, de la información adicional acerca del nivel de actividad previo al estrés facilitada por el cónyuge o algún allegado y de la historia de respuestas similares a los acontecimientos estresantes en el pasado.

F23.80 Sin desencadenante(s) grave(s).
Esta especificación se asigna si los síntomas psicóticos no parecen ser una respuesta a acontecimientos que serían claramente estresantes para cualquier persona en circunstancias parecidas y en el mismo contexto cultural.

De inicio en el posparto.
Esta especificación se asigna si el inicio de los síntomas psicóticos se produce en las primeras 4 semanas del posparto.

* Síntomas y trastornos asociados

Es típico que los sujetos con un trastorno psicótico breve experimenten un gran desorden emocional o una confusión abrumadora, con rápidas alternancias entre distintos estados afectivos. Aunque breve, el nivel de deterioro puede ser grave y puede ser necesaria la supervisión del sujeto para asegurar que se cubren sus necesidades nutricionales e higiénicas, y que está protegido de las consecuencias del empobrecimiento del juicio, del deterioro cognoscitivo o de los comportamientos derivados de las ideas delirantes. Parece haber un riesgo de mortalidad aumentado (con un riesgo especialmente alto de suicidio), en particular entre los sujetos más jóvenes. Los trastornos de la personalidad previos (p. ej., trastornos paranoide, histriónico, narcisista, esquizotípico o límite de la personalidad) pueden predisponer al sujeto al desarrollo del trastorno.

* Síntomas dependientes de la cultura

Es importante distinguir los síntomas del trastorno psicótico breve de los patrones de respuesta culturalmente admitidos. Por ejemplo, en algunas ceremonias religiosas un sujeto puede manifestar que oye voces, pero éstas generalmente no persisten y no son consideradas como anormales por la mayoría de los miembros de la comunidad a que pertenece esa persona.

* Prevalencia

Los escasos datos de que se dispone sugieren que el trastorno psicótico breve es poco frecuente.

* Curso

El trastorno psicótico breve puede aparecer en la adolescencia o el principio de la edad adulta, con una media de edad de inicio situada alrededor de los 30 años. Por definición, un diagnóstico de trastorno psicótico breve exige la remisión total de todos los síntomas y un retomo al nivel premórbido de actividad dentro del mes de inicio de la alteración. En algunos sujetos la duración de los síntomas psicóticos es muy breve (p. ej., unos pocos días).

* Patrón familiar

Algunos datos sugieren que el trastorno psicótico breve puede estar relacionado con los trastornos del estado de ánimo, mientras que otros datos apuntan a que puede ser distinto tanto de la esquizofrenia como de los trastornos del estado de ánimo.

* Diagnóstico diferencial

Una gran variedad de enfermedades médicas pueden presentarse con síntomas psicóticos de corta duración. Se diagnostica un trastorno psicótico debido a enfermedad médica o un delirium cuando en la historia clínica, la exploración física o los análisis de laboratorio hay datos sugerentes de que las ideas delirantes o las alucinaciones son un efecto fisiológico directo de una enfermedad médica específica (p. ej., síndrome de Cushing, tumor cerebral). El trastorno psicótico inducido por sustancias, el delirium inducido por sustancias y la intoxicación por sustancias se distinguen del trastorno psicótico breve por el hecho de que la sustancia (p. ej., una droga, un medicamento o la exposición a un tóxico) se considera etiológicamente relacionada con los síntomas psicóticos. Para llegar a esta conclusión son útiles los análisis de laboratorio, como la detección de drogas en la orina o la alcoholemia, y una historia pormenorizada del consumo de sustancias, con atención especial a las relaciones temporales entre la toma de la sustancia y el inicio de los síntomas y a la naturaleza de la sustancia que se haya consumido.

No puede realizarse el diagnóstico de trastorno psicótico breve si los síntomas psicóticos son atribuibles a un episodio afectivo (p. ej., los síntomas psicóticos se presentan exclusivamente durante un episodio depresivo mayor, maníaco o mixto). Si los síntomas psicóticos persisten durante 1 mes o más, el diagnóstico será trastorno esquizofreniforme, trastorno delirante, trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos o trastorno psicótico no especificado, dependiendo de los demás síntomas del cuadro. El diagnóstico diferencial entre el trastorno psicótico breve y el trastorno esquizofreniforme es difícil cuando los síntomas psicóticos han remitido antes de 1 mes en respuesta a un tratamiento farmacológico. Puesto que los episodios recidivantes del trastorno psicótico breve son raros, hay que prestar atención a la posibilidad de que un trastorno recidivante (p. ej., trastorno bipolar, exacerbaciones agudas recidivantes de la esquizofrenia) sea la causa de cualquier episodio psicótico recidivante.

Un episodio de trastorno facticio, con predominio de signos y síntomas psicológicos, puede parecerse a un trastorno psicótico breve, pero en estos casos hay pruebas de que los síntomas son producidos intencionadamente. Cuando la simulación implica síntomas aparentemente psicóticos, generalmente hay pruebas de que la enfermedad fue fingida con una finalidad comprensible.

En algunos sujetos con trastornos de la personalidad los factores psicosociales estresantes pueden provocar períodos breves y de síntomas psicóticos. Éstos suelen ser transitorios y no tributarios de un diagnóstico independiente. Si los síntomas psicóticos persisten durante por lo menos 1 día, puede ser adecuado realizar el diagnóstico adicional de trastorno psicótico breve.

* Relación con los Criterios Diagnósticos de Investigación de la CIE-10

La CIE- 10 propone un sistema bastante complicado para tipificar los trastornos psicóticos breves. Esta clasificación contiene criterios diagnósticos distintos para cuatro trastornos psicóticos breves específicos, que difieren entre sí en el tipo de síntomas (p. ej., con o sin síntomas de esquizofrenia) y en el curso (p. ej., si los síntomas psicóticos «varían rápidamente de tipo e intensidad» o no lo hacen. Además, la máxima duración de estos episodios psicóticos breves varía en función del tipo de síntomas (es decir, 1 mes para los síntomas parecidos a los de la esquizofrenia y 3 meses para los síntomas predominantemente delirantes). En cambio, el DSM-IV propone un único conjunto de criterios diagnósticos y una duración máxima de 1 mes.

* Criterios para el diagnóstico de F23.8x Trastorno psicótico breve [298.8]

A. Presencia de uno (o más) de los síntomas siguientes:

(1) ideas delirantes
(2) alucinaciones
(3) lenguaje desorganizado (p. ej., disperso o incoherente)
(4) comportamiento catatónico o gravemente desorganizado

Nota:
No incluir un síntoma si es un patrón de respuesta culturalmente admitido.

B. La duración de un episodio de la alteración es de al menos 1 día, pero inferior a 1 mes, con retorno completo al nivel premórbido de actividad.

C. La alteración no es atribuible a un trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos, a un trastorno esquizoafectivo o a esquizofrenia y no es debido a los efectos fisiológicos directos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento) o de una enfermedad médica.

Codificación basada en tipo:
.81 Con desencadenante(s) grave(s) (psicosis reactiva breve):
si los síntomas psicóticos se presentan poco después y en aparente respuesta a uno o más acontecimientos que, solos o en conjunto, serían claramente estresantes para cualquier persona en circunstancias parecidas y en el mismo contexto cultural.
.80 Sin desencadenante(s) grave(s):
si los síntomas psicóticos no se presentan poco después o no parecen una respuesta a acontecimientos que serían claramente estresantes para cualquier persona en circunstancias parecidas y en el mismo contexto cultural.

Especificar si:
De inicio en el posparto:
si el inicio se produce en las primeras 4 semanas del posparto
[Para CIE-9-MC especificar además si:
Con desencadenante(s) grave(s)
y Sin desencadenante(s) grave(s).]

Volver al índice de ¨Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos¨

Volver al Indice general del DSM-IV