try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

DSM-IV: Trastornos relacionados con sustancias. Trastornos relacionados con fenciclidina (o sustancias de acción similar)



Las fenciclidinas (o sustancias de acción similar) incluyen la fenciclidina (PCP, Sernylan) y compuestos de acción similar como la ketamina (Ketalar, Ketaject) y un análogo de la fenciclidina del grupo de los tiofenos (TCP; 1-[1-2-tienil-ciclohexill]-piperidina). Estas sustancias se desarrollaron inicialmente como anestésicos en los años cincuenta, para convertirse en drogas fácilmente accesibles en la calle en los años sesenta. Se pueden tomar por vía oral o intravenosa o bien se fuman. La fenciclidina (vendida ilegalmente bajo una serie de nombres como PCP, polvo de ángel y píldora de la paz) es la sustancia más consumida en este grupo.
En este apartado se comentan específicamente los trastornos relacionados con la fenciclidina. La descripción y los criterios diagnósticos ya han sido expuestos en los aspectos genéricos de la dependencia de sustancias y del abuso de sustancias. La descripción de la dependencia y el abuso de fenciclidina se hace a continuación, aunque no hay criterios diagnósticos específicos para la dependencia o el abuso de fenciclidina. Luego, también se exponen la descripción y los criterios diagnósticos para la intoxicación por fenciclidina. La relevancia clínica de la abstinencia de fenciclidina es dudosa, y, aunque pueden aparecer síntomas, el diagnóstico de abstinencia de fenciclidina no se incluye en este manual. Los trastornos inducidos por fenciclidina (al margen de la intoxicación por fenciclidina) se describen en las secciones de este manual que tratan sobre los trastornos con los que comparten características fenomenológicas (p. ej., el trastorno psicótico inducido por fenciclidina se incluye en la sección «Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos»). A continuación se enumeran los trastornos por consumo de fenciclidina.

* Trastornos por consumo de fenciclidina

F19.2x Dependencia de fenciclidina [304.90]
F19.1 Abuso de fenciclidina [305.90]

* Trastornos inducidos porfenciclidina

F19.00 Intoxicación por fenciclidina [292.89]
[Para CIE-9-MC especificar si: Con alteraciones perceptivas]
F19.04 Intoxicación por fenciclidina, con alteraciones perceptivas
F19.03 Delirium por intoxicación por fenciclidina [292.81]
F19.51 Trastorno psicótico inducido por fenciclidina, con ideas delirantes [292.11]]
Especificar si: De inicio durante la intoxicación
F19.52 Trastorno psicótico inducido por fenciclidina, con alucinaciones [292.12]
Especificar si: De inicio durante la intoxicación
F19.8 Trastorno del estado de ánimo inducido por fenciclidina [292.84]
Especificar si: De inicio durante la intoxicación
F19.8 Trastorno de ansiedad inducido por fenciclidina [292.89]
Especificar si: De inicio durante la intoxicación
F19.9 Trastorno relacionado con la fenciclidina no especificado [292.9]

* Trastornos por consumo de fenciclidina

F19.2x Dependencia de fenciclidina [304.90]

Véanse también la descripción y los criterios diagnósticos para la dependencia de sustancias. Algunos de los criterios genéricos para la dependencia de sustancias no son aplicables a la fenciclidina. A pesar de que se ha descrito anhelo (craving) en individuos con consumo muy importante, en seres humanos no se han demostrado claramente ni síntomas de tolerancia ni síntomas de abstinencia (si bien ambos se han descrito en estudios con animales). Obtener fenciclidina no suele ser difícil y los sujetos con dependencia de fenciclidina suelen fumarla dos a tres veces al día, dedicando, pues, una buena parte de su tiempo al consumo de la sustancia y a la experimentación de sus efectos. El consumo de fenciclidina puede continuar a pesar de la presencia de alteraciones psicológicas (p. ej., desinhibición, ansiedad, rabia, agresión, pánico, flashbacks) o alteraciones médicas (p. ej., hipertermia, hipertensión, crisis comiciales) que el sujeto sabe que están causadas por la sustancia. Los individuos con dependencia de fenciclidina pueden manifestar comportamientos peligrosos debido a la falta de conciencia y de juicio científico durante la intoxicación. La agresividad física ha sido identificada como un efecto adverso específico de la fenciclidina. Al igual que con los alucinógenos, las reacciones adversas a la fenciclidina pueden ser más frecuentes en sujetos con trastornos mentales previos.

Especificaciones

Pueden aplicarse las siguientes especificaciones al diagnóstico dependencia de fenciclidina.

0 Remisión total temprana/remisión parcial temprana
0 Remisión total sostenida/remisión parcial sostenida
1 En entorno controlado
4 Leve/moderado/grave

F19.1 Abuso de fenciclidina [305.90]

Véanse también la descripción y los criterios diagnósticos del abuso de sustancias. A pesar de que los individuos que abusan de la fenciclidina consumen la sustancia con mucha menor frecuencia que los que presentan dependencia, pueden desatender repetidamente sus obligaciones en la escuela, en el trabajo o en el hogar como consecuencia de la intoxicación por fenciclidina. Los consumidores pueden tomar la fenciclidina en situaciones físicamente arriesgadas (como el trabajo con maquinaria pesada o mientras conducen un automóvil o una motocicleta). Tanto la posesión de fenciclidina como el comportamiento durante la intoxicación por fenciclidina (p. ej., peleas), pueden desencadenar problemas legales. Como consecuencia del comportamiento del individuo durante la intoxicación por fenciclidina, pueden presentarse problemas interpersonales o sociales repetidos, a raíz del caótico estilo de vida, que pueden conllevar múltiples problemas legales y pleitos con otras personas.

* Trastornos inducidos por fenciclidina

F19.00 Intoxicación por fenciclidina [292.89]

Véanse también la descripción y los criterios diagnósticos para la intoxicación por sustancias. La característica esencial de la intoxicación por fenciclidina es la presencia de cambios psicológicos o comportamentales desadaptativos clínicamente significativos (p. ej., beligerancia, heteroagresividad, impulsividad, comportamiento imprevisible, agitación psicomotora, alteración de la capacidad de juicio o del rendimiento laboral) que aparecen durante o poco tiempo después del consumo de fenciclidina (o de una sustancia similar) (Criterios A y B). Estos cambios se acompañan de dos o más de los siguientes signos que aparecen en la primera hora después del consumo de la sustancia (o antes si la sustancia es fumada, aspirada o inyectada por vía intravenosa): nistagmo horizontal o vertical, hipertensión arterial o taquicardia, obnubilación o disminución de la respuesta al dolor, ataxia, disartria, rigidez muscular, crisis convulsivas o coma e hiperacusia (Criterio C). Los síntomas no son debidos a enfermedad médica ni se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental (Criterio D).

Los síntomas y signos específicos son dosis-dependientes. Dosis bajas de fenciclidina producen vértigo, ataxia, nistagmo, hipertensión arterial leve, movimientos involuntarios anormales, lenguaje farfullante, náuseas, debilidad, enlentecimiento de los tiempos de reacción, euforia o afectividad embotada, locuacidad y pérdida de intereses. A dosis medias aparecen pensamiento desorganizado, cambios sensoperceptivos y de la percepción de la imagen corporal, despersonalización y sensaciones de irrealidad. Dosis más altas producen amnesia y coma, con una analgesia suficiente para la cirugía, mientras que las crisis comiciales con depresión respiratoria aparecen a dosis extremas. Los efectos se inician casi inmediatamente después de la dosis intravenosa o transpulmonar, alcanzando un máximo en minutos. A este máximo se llega al cabo de 2 horas de la administración oral. En las intoxicaciones más leves los efectos desaparecen entre las 8 y las 20 horas, mientras que en las intoxicaciones graves los signos y síntomas pueden persistir durante varios días. El trastorno psicótico inducido por fencielidina puede persistir durante semanas.

F19.04 Intoxicación por fenciclidina, con alteraciones perceptivas.
Este diagnóstico puede realizarse cuando los criterios coinciden intoxicación por fencielidina y las alucinaciones con juicio de realidad intacto o las ilusiones táctiles, visuales o auditivas aparecen en ausencia de delirium. Juicio de realidad intacto quiere decir que la persona reconoce que la alucinación está producida por la sustancia y no representa una realidad externa. Cuando aparecen alucinaciones sin juicio de realidad intacto, debe considerarse el diagnóstico de trastorno psicótico inducido por sustancias, con alucinaciones.

Criterios para el diagnóstico de F19.00 Intoxicación por fenciclidina [292.89]

A. Consumo reciente de fenciclidina (o una sustancia de acción similar).

B. Cambios psicológicos comportamentales desadaptativos clínicamente significativos
(p. ej., beligerancia, heteroagresividad, impulsividad, comportamiento imprevisible, agitación psicomotora, deterioro de la capacidad de juicio o del rendimiento laboral o social) que aparecen durante o poco tiempo después del consumo de fenciclidina.

C. Dos (o más) de los siguientes signos que aparecen en la primera hora después del consumo de la sustancia (o antes si es fumada, aspirada o inyectada por vía intravenosa):

(1) nistagmo horizontal o vertical
(2) hipertensión o taquicardia
(3) obnubilación o disminución de la sensibilidad al dolor
(4) ataxia
(5) disartria
(6) rigidez muscular
(7) crisis convulsivas o coma
(8) hiperacusia

D. Los síntomas no se deben a enfermedad médica ni se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental.

Nota de codificación:
Codificar F19.04 si con alteraciones perceptivas.

[Para CIE-9-MC especificar si: con alteraciones perceptivas]

Otros trastornos inducidos por fenciclidina

Los siguientes trastornos inducidos por fenciclidina se describen en las secciones del manual que tratan sobre los trastornos con los que comparten características fenomenológicas:

Delirium por intoxicación por fenciclidina

Trastorno psicótico inducido por fenciclidina

Trastorno del estado de ánimo inducido por fenciclidina

Trastorno de ansiedad inducido por fenciclidina

Estos trastornos se diagnostican en lugar de la intoxicación por fencielidina sólo cuando los síntomas exceden de los que habitualmente se asocian al síndrome de intoxicación por fenciclidina, y si son de suficiente gravedad como para merecer una atención clínica independiente.

Información adicional sobre los trastornos relacionados con la fenciclidina

Características y trastornos asociados

Características descriptivas y trastornos mentales asociados.
Aunque los individuos con intoxicación por fencielidina pueden permanecer vigiles y orientados, también pueden presentar delirium, coma, síntomas psicóticos o mutismo catatónico. Las intoxicaciones repetidas pueden provocar problemas laborales, familiares, sociales o legales. Puede haber violencia, agitación o comportamiento bizarro (p. ej., vagabundeo confusional). Los sujetos con dependencia o abuso de fenciclidina pueden referir visitas a urgencias o ingresos hospitalarios repetidos, arrestos por comportamiento extraño o confusional, o por peleas, todo ello en estado de intoxicación. El trastorno disocial en los adolescentes y el trastorno antisocial de la personalidad en adultos puede asociarse al consumo de fenciclidina. La dependencia de otras sustancias (especialmente cocaína, alcohol y anfetaminas) es frecuente entre quienes presentan dependencia de fenciclidina.

Hallazgos de laboratorio.
La fenciclidina (o cualquier sustancia de acción similar) está presente en la orina
de los individuos intoxicados de forma aguda por una de estas sustancias. Éstas pueden ser detectadas en la orina durante varias semanas después de un consumo prolongado o a dosis muy altas. La fenciclidina puede ser detectada más rápidamente en orina acidificada. La creatín-fosfocinasa (CPK) y la transaminasa glutámico-oxalacética en el suero (SGOT) están elevadas con frecuencia.

Hallazgos de la exploración física y enfermedades médicas asociadas.
La intoxicación por fenciclidina provoca toxicidad cardíaca y neurológica (p. ej., crisis comiciales, distonías, discinesias, catalepsia e hipotermia o hipertermia). En sujetos con dependencia o abstinencia de fenciclidina pueden encontrarse lesiones por accidentes, peleas o caídas. Entre los escasos individuos que consumen fenciclidina por vía intravenosa, se pueden encontrar señales de las inyecciones en la piel, hepatitis, enfermedades por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y endocarditis bacteriana. Se ha descrito ahogo incluso en cantidades muy pequeñas de agua. Los problemas respiratorios se manifiestan por apnea, broncospasmo, broncorrea, aspiraciones durante estados de coma e hipersialorrea. La rabdomiólisis con deterioro de la función renal se observa en alrededor del 2 % de los pacientes que acuden a urgencias. El paro cardíaco es un desenlace poco frecuente.

Síntomas dependientes de la cultura, la edad y el sexo

La prevalencia de los problemas relacionados con la fenciclidina parece ser mayor en los varones (alrededor del doble), en las personas de edades comprendidas entre 20 y 40 años y entre las minorías étnicas (también con prevalencia dos veces superior). Alrededor del 75 % de los que consultan a urgencias por problemas relacionados con la fenciclidina son varones.

Prevalencia

En Estados Unidos la fencielidina está implicada en el 3 % de las muertes asociadas al consumo de sustancias. En un 3 % de las visitas de urgencia relacionadas con el consumo de sustancias la fenciclidina es mencionada como un problema. El porcentaje de estudiantes que referían algún consumo de fenciclidina disminuyó del 13 % en 1980 al 3 % en 1990.

Diagnóstico diferencial

Véase el comentario general sobre el diagnóstico diferencial de los trastornos relacionados con sustancias. Los trastornos inducidos por fenciclidina pueden estar caracterizados por síntomas (p. ej., estado de ánimo deprimido) que semejan trastornos mentales primarios (p. ej., trastorno depresivo mayor versus trastorno del estado de ánimo inducido por fenciclidina, con características depresivas, de inicio durante la intoxicación). Véase en la página 199 la exposición de este diagnóstico diferencial. Los episodios recidivantes con síntomas psicóticos o afectivos debidos a la intoxicación por fenciclidina pueden semejar una esquizofrenia o un trastorno del estado de ánimo. Una historia compatible o análisis toxicológicos de laboratorio que demuestren el consumo de fenciclidina, determinan el papel de la sustancia en estos trastornos, pero no se puede descartar la presencia concomitante de otros trastornos mentales primarios. Un inicio rápido de los síntomas también es más sugerente de una intoxicación por fenciclidina que de esquizofrenia, pero el consumo de fenciclidina puede inducir un episodio agudo en pacientes con esquizofrenia. La remisión rápida de los síntomas y la ausencia de historia de esquizofrenia pueden ayudar en esta diferenciación. La violencia o el deterioro de la capacidad de juicio relacionados con la droga pueden presentarse conjuntamente o bien semejar aspectos del trastorno disocial o el trastorno antisocial de la personalidad. La ausencia de trastornos de comportamiento antes del inicio del consumo de la sustancia o durante la abstinencia puede ayudar a esta diferenciación.

La fenciclidina y las sustancias de acción similar pueden provocar trastornos perceptivos (p. ej., luces centelleantes, percepción de sonidos, ilusiones o imágenes visuales que el sujeto habitualmente reconoce como relacionadas con el consumo de la droga). Si el juicio de realidad permanece intacto y la persona no cree que las percepciones sean reales ni condicionen su comportamiento debe anularse la especificación intoxicación por fenciclidina «con trastornos perceptivos». Si se altera el juicio de realidad, debe considerarse el diagnóstico de trastorno psicótico inducido por fenciclidina.

La diferenciación de la intoxicación por fenciclidina de las intoxicaciones por otras sustancias (con las cuales suele coexistir) se hace a partir de la historia de consumo de la sustancia, de la presencia de hallazgos característicos (p. ej., nistagmo e hipertensión leve) y de determinaciones de laboratorio en la orina positivas. Los individuos que consumen fenciclidina con frecuencia consumen también otras drogas, y debe considerarse el abuso o la dependencia concomitante de otras drogas. La intoxicación por fenciclidina se distingue de otros trastornos inducidos por fenciclidina (p. ej., trastorno del estado de ánimo inducido por fenciclidina, de inicio durante la intoxicación), porque en estos últimos trastornos los síntomas exceden de los que habitualmente se asocian a la intoxicación por fenciclidina, y son de suficiente gravedad como para merecer una atención clínica independiente.

Relación con los Criterios Diagnósticos de Investigación de la CIE-10

La CIE-10 no recoge una categoría aislada para los trastornos relacionados con la fenciclidina.

F19.9 Trastorno relacionado con fenciclidina no especificado [292.9]

La categoría trastorno relacionado con la fenciclidina no especificado se reserva para trastornos asociados con el consumo de fenciclidina no clasificables como dependencia de fenciclidina, abuso de fenciclidina, intoxicación por fenciclidina, delirium por intoxicación por fenciclidina, trastorno psicótico inducido por fenciclidina, trastorno del estado de ánimo inducido por fenciclidina o trastorno de ansiedad inducido por fenciclidina.

Trastornos relacionados con sustancias

Volver al Indice general del DSM-IV