try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Diccionario de psicología, letra N, Neurosis actual



Neurosis actual
Al.: Aktualneurose.
Fr.: névrose actuelle.
Ing.: actual neurosis.
It.: nevrosi attuale.
Por.: neurose atual.
Tipo de neurosis que Freud distingue de las psiconeurosis:
a) el origen de las neurosis actuales no debe buscarse en los conflictos Infantiles, sino en el
presente;
b) los síntomas no constituyen una expresión simbólica y sobredeterminada, sino que resultan
directamente de la falta o inadecuación de la satisfacción sexual.
Primeramente Freud Incluyó en las neurosis actuales la neurosis de angustia y la neurastenia, y más tarde propuso añadir la hipocondría.
El término «neurosis actual» aparece en 1898 en la obra de Freud para designar la neurosis de
angustia y la neurastenia, pero el concepto de una especificidad de estas afecciones con
respecto a las restantes neurosis fue elaborado ya antes de sus investigaciones sobre la
etiología de las neurosis, tanto en la correspondencia con Fliess como en las publicaciones de
los años 1894-1896.
1. La diferenciación entre neurosis actuales y psiconeurosis es fundamentalmente de tipo etiológico y patogenético: la causa es sexual en ambos tipos de neurosis, pero, en el caso de las neurosis actuales, debe buscarse en «desórdenes de la vida sexual actual» y no en
«acontecimientos importantes de la vida pasada». La palabra «actual» debe interpretarse, por
tanto, sobre todo en el sentido de una «actualidad» en el tiempo. Por otra parte, esta etiología es somática y no psíquica: «La fuente de excitación, el factor desencadenante del trastorno, se halla en la esfera somática, mientras que, en la histeria y la neurosis obsesiva, se encuentra en la esfera psíquica». Este factor sería, en la neurosis de angustia, la falta de descarga de la excitación sexual, y, en la neurastenia, un alivio inadecuado de ésta (por ejemplo, masturbación).
Por último, el mecanismo de formación de los síntomas sería somático (por ejemplo,
transformación directa de la excitación en angustia) y no simbólico. El término «actual» viene a significar aquí la ausencia de esta mediación que se encuentra en la formación de los síntomas psiconeuróticos (desplazamiento, condensación, etc.).
Desde el punto de vista terapéutico, estos puntos de vista conducen a la idea de que las
neurosis actuales no surgen del psicoanálisis, puesto que en ellas los síntomas no proceden de
una significación susceptible de ser aclarada.
Freud no abandonó jamás estos puntos de vista acerca de la especificidad de las neurosis actuales. Los expresó de nuevo en distintas ocasiones, indicando que el mecanismo de formación de los síntomas debería buscarse en el campo de la química (intoxicación por
productos del metabolismo de las substancias sexuales)
2. Entre psiconeurosis y neurosis actuales no existe solamente una oposición global; en varias
ocasiones Freud intentó establecer correspondencias individuales entre, por una parte, la
neurastenia y la neurosis de angustia y, por otra, las diversas neurosis de transferencia.
Cuando, más tarde, introduce la hipocondría como tercera neurosis actual, la hace corresponder
a las parafrenias o psiconeurosis narcisistas (esquizofrenia y paranoia). Estas
correspondencias vienen justificadas, no sólo por analogías estructurales, sino también por el
hecho de que « [...] el síntoma de la neurosis actual es, a menudo, el núcleo y la fase precursora del síntoma psiconeurótico». La idea de que la psiconeurosis es desencadenada por una frustración que conduce a un estancamiento de la libido viene de nuevo a poner en evidencia este elemento actual.
Actualmente tiende a desaparecer de la nosografía la noción de neurosis actual, en la medida en
que, sea cual fuere el valor desencadenante que posean los factores actuales, se encuentra
siempre en los síntomas la expresión simbólica de conflictos más antiguos. Con esta salvedad, la
idea de conflicto y de síntomas actuales conserva su valor y reclama las siguientes
observaciones:
1.ª la distinción entre conflictos de origen infantil, reactualizados, y conflictos determinados en
su mayor parte por la situación actual se impone en la práctica psicoanalítica: así, la existencia
de un conflicto actual agudo constituye a menudo un obstáculo al curso de la cura psicoanalítica;
2.ª en toda psiconeurosis, junto a los síntomas cuya significación puede ser aclarada, existe un
cortejo más o menos importante de síntomas del tipo de los descritos por Freud dentro del marco
de las neurosis actuales: fatigas no justificadas, dolores vagos, etc. Dado que el conflicto
defensivo impide la realización del deseo inconsciente, se concibe que esta libido no satisfecha
se encuentre en el origen de cierto número de síntomas inespecíficos;
3.ª en la misma dirección se observará que, en las concepciones de Freud, los síntomas
«actuales» son ante todo de tipo somático, y que la antigua noción de neurosis actual conduce
directamente a las concepciones modernas sobre las afecciones psicosomáticas;
4.ª por último, se observará que Freud sólo considera, en su teoría, la no-satisfacción de las pulsiones sexuales. Se debería tener en cuenta igualmente, en la génesis de síntomas
neuróticos actuales y psicosomáticos, la supresión de la agresividad.