try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Diccionario de psicología, letra R, Representabilidad (consideración a la)



Representabilidad
(consideración a la)

Al.: Rücksicht auf Darsteilbarkeit.
Fr.: prise en considération de la figurabilité.
Ing.: considerations of representability.
It.: riguardo per la raffigurabilitá.
Por.: consideração à representabilidade o figurabilidade.

Exigencia a la que se someten los pensamientos del sueño: experimentan una selección y una transformación que los sitúan en condiciones de ser representados por imágenes,
especialmente visuales.
El sistema de expresión que es el sueño posee sus propias leyes. Exige que todas las
significaciones, hasta las ideas más abstractas, se expresen por medio de imágenes. El
lenguaje, las palabras, no constituyen, según Freud, una excepción a este respecto; figuran en
el sueño como elementos significantes y no por el sentido que poseen en el lenguaje verbal.
Esta condición comporta dos consecuencias:
1.ª Conduce a seleccionar « [...]entre las diversas ramificaciones de los pensamientos
esenciales del sueño aquella que permite una representación visual»; especialmente las
articulaciones lógicas entre los pensamientos del sueño se eliminan o reemplazan con mayor o
menor éxito por modos de expresión que Freud describió en La interpretación de los sueños
(Die Traumdeutung, 1900) (parte tercera del capítulo VI: «Los procedimientos de representación
del sueño»).
2.ª Orienta los desplazamientos hacia los substitutivos en forma de imágenes. Así, el
desplazamiento de expresión (Ausdrucksverschiebung) proporcionará un eslabón (una palabra
concreta) entre el concepto abstracto y una imagen sensorial (ejemplo: deslizamiento del término
«aristócrata» en el de «situado en lo alto», que puede ser representado por una «elevada
torre»).
Esta condición reguladora del trabajo del sueño tiene, en definitiva, su origen en la «regresión»:
regresión a la vez tópica, formal y temporal. Bajo este último aspecto, Freud insiste en la función
polarizante que, en la elaboración de las imágenes del sueño, poseen las escenas infantiles de
naturaleza esencialmente visual: « [...] la transformación de los pensamientos en imágenes
visuales puede ser una consecuencia de la atracción que el recuerdo visual, que intenta revivir
de nuevo, ejerce sobre los pensamientos separados de la conciencia luchando por expresarse.
Según esta concepción, el sueño sería el substituto de la escena infantil modificada por
transferencia sobre lo reciente. La escena infantil no puede lograr realizarse de nuevo; debe
contentarse con reaparecer en forma de sueño».