try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Diccionario de psicología, letra R, Retorno de lo reprimido



Retorno de lo reprimido
Al.: Wiederkehr (o Rückkehr) des Verdrängten.
Fr.: retour du refoulé.
Ing.: return (o breakthrough) of the repressed.
It.: ritorno del rimosso.
Por.: retôrno do recalcado.

Proceso en virtud del cual los elementos reprimidos, al no ser nunca aniquilados por la represión,
tienden a reaparecer y lo hacen de un modo deformado, en forma de transacción.
Freud insistió siempre en el carácter «indestructible» de los contenidos inconscientes. Los
elementos reprimidos, no sólo no son aniquilados, sino que tienden incesantemente a reaparecer
en la conciencia, por caminos más o menos desviados y por intermedio de formaciones
derivadas más o menos difíciles de reconocer: los derivados del inconsciente(96).
La idea de que los síntomas se explican por un retorno de lo reprimido se afirma desde los
primeros textos psicoanalíticos de Freud. También se encuentra en ellos la idea fundamental de
que este retorno de lo reprimido se produce por medio de la «formación de transacción entre las
representaciones reprimidas y las represoras». Pero las relaciones entre el mecanismo de la
represión y el del retorno de lo reprimido fueron interpretadas por Freud de forma sensiblemente
distinta:
1. En El delirio y los sueños en la «Gradiva» de W. Jensen (Der Wahn und die Tráurne in W.
Jensens Gradiva, 1907), por ejemplo, Freud insiste en el hecho de que lo reprimido utiliza, para
su retorno, las mismas vías asociativas que siguió en la represión. Ambas operaciones se
hallarían, pues, íntimamente ligadas y serían como simétricas una de otra; Freud utiliza aquí la
fábula del asceta que, intentando vencer la tentación mediante la imagen del crucifijo, ve
aparecer en lugar del crucificado la imagen de una mujer desnuda: «[...] dentro y detrás de lo
represor obtiene finalmente la victoria lo reprimido».
2. Pero esta idea no fue mantenida por Freud, sino revisada, por ejemplo, en una carta a
Ferenczi del 6-XII-1910, en la que indica que el retorno de lo reprimido constituye un mecanismo
específico. Esta indicación la recoge de nuevo, especialmente en La represión (Die
Verdrängung, 1915), donde el retorno de lo reprimido se concibe como un tercer tiempo,
independiente, en la operación de la represión tomada en sentido amplio. Freud describe este
proceso en las diferentes neurosis y llega a la conclusión de que el retorno de lo reprimido se
produce por desplazamiento, condensación, conversión, etc.
Asimismo Freud indicó las condiciones generales del retorno de lo reprimido: debilitación de la
contracatexis, refuerzo del empuje pulsional (por ejemplo, por la influencia biológica de la
pubertad), sobrevienen acontecimientos actuales que evocan el material reprimido.