try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Diccionario de psicología, letra S, sentimiento de inferioridad



Sentimiento de inferioridad
Al.: Minderwertigkeitsgefühl.
Fr.: sentiment d’infériorité.
Ing.: sense o feeling of inferiority.
It.: senso d'inferioritá.
Por.: sentimento de inferioridade.
 
Para Adler, sentimiento basado en una inferioridad orgánica efectiva. En el complejo de
inferioridad, el individuo intenta compensar, con mayor o menor éxito, su deficiencia. Adler
atribuye a este mecanismo una significación etiológica muy general, válida para el conjunto de
las afecciones.
Según Freud, el sentimiento de inferioridad no guarda una relación electiva con una inferioridad
orgánica. No constituye un factor etiológico último, sino que debe comprenderse e interpretarse
como un síntoma.
El término «sentimiento de inferioridad» posee, en la literatura psicoanalítica, una resonancia
adleriana. La teoría de Adler intenta explicar las neurosis, las enfermedades mentales y, de un
modo más general, la formación de la personalidad, por reacciones frente a las inferioridades
orgánicas, por pequeñas que sean, anatómicas o funcionales, aparecidas en la infancia: «Los
defectos constitucionales y otros estados análogos de la infancia originan un sentimiento de
inferioridad que exige una compensación en el sentido de una exaltación del sentimiento de
personalidad. El sujeto se forja un fin final, puramente ficticio, caracterizado por la voluntad de
poder y que [...] atrae en su camino todas las fuerzas psíquicas».
Repetidas veces Freud mostró el carácter parcial, insuficiente y pobre de estas concepciones:
«Tanto si un hombre es homosexual como un necrofílico, un histérico que sufre de angustia
como un obsesivo encerrado en su neurosis, o un loco furioso, el partidario de la psicología
individual de inspiración adleriana siempre pretenderá que el motivo de su estado es que intenta
hacerse valer, sobrecompensar su inferioridad [...]».
Si esta teoría de las neurosis no es admisible desde el punto de vista de la etiología, ello no
significa que el psicoanálisis rechace la importancia ni la frecuencia del sentimiento de
inferioridad, ni tampoco su función en la concatenación de las motivaciones psicológicas. En
cuanto a su origen, Freud, si bien no trató el problema en forma sistemática, dio algunas indicaciones: el sentimiento de inferioridad respondería a dos daños, reales o fantaseados, que el niño puede sufrir: pérdida de amor y castración: «Un niño se siente inferior si nota que no es amado, y lo mismo ocurre en el adulto. El único órgano que se considera realmente como inferior es el pene atrofiado, el clítoris de la niña».
Estructuralmente, el sentimiento de inferioridad traduciría la tensión existente entre el yo y el superyó que lo condena. Tal explicación subraya el parentesco existente entre el sentimiento de inferioridad y el sentimiento de culpabilidad, pero dificulta su delimitación respectiva. Después de Freud, varios autores han intentado esta delimitación. D. Lagache hace depender más
especialmente el sentimiento de culpabilidad del «sistema Superyó-Ideal del yo», y el sentimiento
de inferioridad del Yo Ideal.
Desde el punto de vista clínico, se ha subrayado con frecuencia la importancia de los
sentimientos de culpabilidad y de inferioridad en las diferentes formas de depresión. F, Pasche
ha intentado especificar una forma, según él particularmente frecuente en nuestros tiempos, de
«depresión de inferioridad».