try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Diccionario de psicología, letra Y, YO-IDEAL



Yo ideal
Al.: Idealich.
Fr.: moi idéal.
Ing.: ideal ego.
It.: io ideale.
Por.: ego ideal.

Formación intrapsíquica que algunos autores, diferenciándola del ideal del yo, definen como un
ideal de omnipotencia narcisista forjado sobre el modelo del narcisismo infantil.
Freud creó el término Idealich, que se encuentra en Introducción al narcisismo (Zur Einführung
des Narzissmus, 1914) y en El yo y el ello (Das Ich und das Es, 1923). Pero no se encuentra
en él una distinción conceptual entre Idealich (yo ideal) e Ichideal (ideal del yo).
Siguiendo a Freud, algunos autores han recogido el par formado por estos dos términos para
designar dos formaciones intrapsíquicas distintas.
Especialmente Nunberg hace del yo ideal una formación genéticamente anterior al superyó: «El
yo todavía no organizado, que se siente unido al ello, corresponde a una condición ideal [...]». En
el curso de su desarrollo, el sujeto dejará tras de sí este ideal narcisista y aspirará a retornar al
mismo, lo que ocurre, sobre todo, aunque no exclusivamente, en las psicosis.
D. Lagache ha subrayado el interés que existe en distinguir el polo de identificaciones
representado por el yo ideal del constituido por el par ideal del yo-superyó. Según él, se trata de
una formación narcisista inconsciente, pero la concepción de Lagache no coincide con la de
Nunberg: «El yo ideal, concebido como un ideal narcisista de omnipotencia, no se reduce a la
unión del yo con el ello, sino que implica una identificación primaria con otro ser, catectizado con
la omnipotencia, es decir, con la madre». El yo ideal sirve de soporte a lo que Lagache ha
descrito con el nombre de identificación heroica (identificación con personajes excepcionales y
prestigiosos): «El yo ideal se revela también por la admiración apasionada hacia grandes
personajes de la historia o de la vida contemporánea, que se caracterizan por su independencia,
su orgullo, su ascendiente. A medida que progresa la cura, se ve al yo ideal insinuarse, emerger,
como una formación irreductible al Ideal del yo». Según D. Lagache, la formación del yo ideal
tiene implicaciones sadomasoquistas, especialmente la negación del otro correlativa de la
afirmación de sí mismo (véase: Identificación con el agresor). Para J. Lacan, el yo ideal
constituye también una formación esencialmente narcisista, que tiene su origen en la fase del
espejo y que pertenece al registro de lo imaginario.
Aparte de las divergencias de perspectivas, estos diferentes autores coinciden, tanto en la
afirmación de que interesa especificar, en la teoría psicoanalítica, la formación inconsciente del
yo ideal, como en el hecho de subrayar el carácter narcisista de esta formación. Por lo demás,
se observará que el texto en que Freud introduce dicho término sitúa, en el origen de la
formación de las instancias ideales de la personalidad, el proceso de idealización, en virtud del
cual el sujeto se propone como fin reconquistar el estado llamado de omnipotencia del narcisismo
infantil.