try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Diccionario de Psicología, letra B


Diccionario de Psicología, letra B

BALBUCEO. Perturbación del lenguaje caracterizada por habla vacilante y confusa.

Balint: (ingl. Balint group). Grupo de discusión que reúne a una decena de médicos, la mayor parte de las veces practicantes de medicina general, bajo la conducción de un psicoanalista, a fin de que cada participante tome conciencia, gracias al trabajo del grupo, de los procesos psíquicos que intervienen en su relación con sus propios pacientes.

BARBITÚRICO. Nombre genérico de los fármacos derivados del ácido barbitúrico, de fuerte
acción hipnótica.

BATERÍA DE TEST. Conjunto de tests que sirven para medir determinados aspectos de la
psicología de un sujeto.

BELLA INDIFERENCIA. Nombre traducido del francés "Belle indifférence" para designar la
indiferencia o ausencia de reacciones emotivas en pacientes con síntomas de conversión histérica.

BENCHMARKING. Consiste en medio la actuación de la empresa en comparación con las
mejores compañías del mismo tipo, las best in class, y analizar cómo han conseguido sus niveles de
actuación. Después hay que determinar qué es utilizable de ese proceso para copiarlo y mejorarlo.
Pero el éxito sólo se consigue si la alta dirección se compromete a apoyar el esfuerzo de los equipos
y se establece unas medidas de mejora continua comparando con cierta frecuencia los procesos
evaluados.

Ayuda a reducir errores, copiando y optimizando las mejores prácticas del sector. Por el contrario, si
no se ha realizado un buen estudio del entorno, se pueden copiar prácticas que en realidad no se
adapten a la propia empresa.

Beneficio primario y secundario de la enfermedad:

Beneficio secundario: La noción de un beneficio secundario de la enfermedad fue introducida por Freud en su análisis de Dora («Fragmento de análisis de un caso de histeria»), como comentario a la intención atribuida a su paciente de alejar a su padre de la Señora K., suscitando su compasión por medio de sus desvanecimientos. Freud comienza por distinguir los «motivos» (Motiv) de la enfermedad, de los modos que ésta puede revestir, es decir, del material con el que son formados los síntomas. Una nota añadida al texto de este análisis, no obstante, nos permite asistir a una evolución del pensamiento de Freud entre 1905 y 1923. «Los motivos de la enfermedad -escribe en 1905- no participan de la formación de los síntomas, ni tampoco están presentes desde el principio de la enfermedad; sólo se suman secundariamente, y la enfermedad no queda plenamente constituida sin su aparición. Es preciso contar con la presencia de los motivos de la enfermedad en todo caso que implique un verdadero sufrimiento y que sea de una duración bastante larga. Si al principio el síntoma no puede encontrar ninguna utilización en la economía psíquica, a menudo sucede que termina secundariamente por adquirir una. Una cierta corriente psíquica puede encontrar cómodo servirse del síntoma, y de tal manera éste adquiere una función secundaria [subrayado de Freud] y queda como anclado en el psiquismo. Quien quiere curar al enfermo tropieza, para su sorpresa, con una gran resistencia, que le enseña que el enfermo no tiene la intención de renunciar a su enfermedad, por más formal y serio que parezca su propósito». Además, «los motivos de la enfermedad comienzan a despuntar desde la infancia». Sin embargo, Freud se corrige en su nota de 1923: «Ya no se está autorizado a pretender que los motivos de la enfermedad no están presentes desde su inicio», como lo sugerían las últimas líneas citadas. Freud continúa: «Yo he tenido mejor en cuenta el estado de las cosas introduciendo una distinción entre la utilidad (profit) primaria y el beneficio (benefice) secundario de la enfermedad. El motivo para enfermar no es otra cosa que el propósito de obtener una cierta ganancia. Lo que se dice en las páginas siguientes es justo en lo que concierne al beneficio secundario de la enfermedad. Pero la existencia de una utilidad primaria debe ser reconocida en toda neurosis. El hecho de enfermar ahorra ante todo una operación psíquica; desde el punto de vista económico, es la solución más cómoda en el caso de un conflicto psíquico (refugio en la enfermedad), aunque el carácter impropio de esa salida se revele ulteriormente de modo inequívoco, en la mayoría de los casos. Esa parte de la ganancia primaria de la enfermedad puede denominarse utilidad interna, psicológica: es, por así decirlo, constante. Además, hay factores exteriores, como por ejemplo la situación aquí mencionada de una mujer oprimida por su marido, que pueden proveer motivos para enfermar, y representar de tal modo la parte externa de su ganancia primaria.» Para comprender mejor esta evolución, se pueden mencionar otros puntos de referencia intermedios. En 1915, en las Conferencias de introducción al psicoanálisis, con el título de «El estado neurótico común», Freud evoca, bajo la influencia de Adler y de su «carácter nervioso», la participación del yo en la emergencia de la neurosis, y con tal fin retorna la noción de ganancia de la enfermedad (Krankheitsgewinn) a título de «función secundaria». En efecto, en esa fecha emprendió el trabajo de análisis del yo consecutivo al aporte de «Introducción del narcisismo». Ese movimiento del pensamiento está destinado a desembocar, en «Análisis terminable e interminable», de 1937, en una visión general de los «procesos secundarios» considerados desde el punto de vista metapsicológico en la relación del yo con la pulsión.

BENEFICIOS OTORGADOS POR LA EVALUACION DE DESEMPEÑO:
Oportunidad de desarrollo. Al recibir retroalimentación el trabajador conoce sus debilidades
y fortalezas, facilitando así desarrollar más sus fortalezas y trabajar sobre sus debilidades. Esto
permite que el individuo crezca y se desarrolle.
Reforzador de la cultura organizacional. Un proceso de evaluación de desempeño
pertinente para la organización se convierte en generador de factores organizacionales como la
motivación, sentido de pertenencia, satisfacción laboral, etc., que ayudan a fortalecer o
aminorar (según el uso adecuado del proceso) la cultura y el clima organizacional.
Planeación de carrera. Es un medio que le permite a los departamentos y jefes de personal,
conocer las potencialidades de los trabajadores y así poder proyectarlos para buscar su
crecimiento y desarrollo dentro de la organización.
Capacitación y desarrollo. Al revisar el rendimiento de las personas se obtiene información
sobre los procesos de capacitación y desarrollo llevados a cabo en la empresa. Se identifican
las necesidades de capacitación además de convertirse en un mecanismo de evaluación de la
eficiencia de dichos programas.
Análisis y descripción de cargos. La evaluación del desempeño permite depurar el proceso
de análisis y descripción de cargos al identificar si los requisitos personales definidos en la
descripción de cargos son los adecuados y si el análisis del cargo está bien realizado al recibir
información por parte del personal que lo desempeña.
Selección de personal.Al realizar la evaluación del desempeño se obtiene retroalimentación
sobre el personal y su trabajo definiendo si el proceso de selección ha sido efectivo o no.
Administración de salarios. Es un proceso que soporta las decisiones sobre la estructura de
salarios en las organizaciones. Ayuda a determinar el plan de beneficios de la organización
según los méritos realizados por los trabajadores.

BENEFICIOS PERCIBIDOS POR LA ORGANIZACION: Actualmente las empresas se
interesan más por el crecimiento de sus colaboradores; son conscientes de la importancia de su
personal y, por supuesto, de su desarrollo. Cuando las compañías fomentan la carrera al interior de la
organización están obteniendo beneficios tales como:
La coordinación de las estrategias generales de la empresa con las necesidades del personal. Al
preparar mejor a los trabajadores para futuros cargos, la organización se apresta
simultáneamente para enfrentar nuevas situaciones de cambio. El resultado es crear un mejor
ajuste de las necesidades de la compañía y del individuo.
Desarrollo de empleados potenciales. La planeación de carrera permite el desarrollo del talento
y habilidades de los individuos.
Disminución de la tasa de rotación. Cuando la persona percibe que tiene oportunidades de
crecimiento y desarrollo e interés por parte de la empresa de la satisfacción de sus necesidades
de autorealización busca permanecer en ella y lograr a través de la organización sus metas de
crecimiento personal.
Facilita la movilidad de expatriados.A las organizaciones multinacionales les permite identificar a
las personas que pueden desempeñar cargos relevantes en la organización para desarrollarlos
ocupando cargos en diferentes países donde se encuentre la organización.
Genera motivación y satisfacción laboral. Motivan a los empleados para continuar
preparándose, capacitándose, ofreciendo su mejor desempeño y alcanzando altos niveles de
productividad.

BENZODIAZEPINA: grupo de medicamentos que pueden inhibir la actividad de las células
nerviosas, ya sea directamente a través de los receptores benzodiazepinos, o indirectamente al
interferir con la acción del transmisor colecistoquinina. Como en el caso de muchos medicamentos
psiquiátricos, es mejor empezar despacio las benzodiazepinas por medio de una dosis de ataque o
inicial y descontinuarlos gradualmente por medio de reducir la dosis poco a poco. Clorodiazepoxido
el primer medicamento benzodiasepina, fue introducido en 1960. Sin embargo, alprazolam
(introducido en 1980) fue el primer medicamento benzodiazepina que resulto efectivo en el
tratamiento del trastorno de pánico, y hoy en día, sigue siendo uno de los mejores ansiolíticos que se
conocen. Las benzodiazepinas tienen un radio de acción muchísimo mas favorable que los
barbitúricos, en relación con la acción ansiolítica, los efectos sedantes, un mayor índice terapéutico, y
un riesgo menor de dependencia y síntomas agudos de retiro.

BESTIALIDAD: Es una desviación sexual en la que la persona que lo sufre realiza el acto genital
con animales. Puede darse tanto en hombres como en mujeres y suele corresponderse con un
trastorno mental aunque a veces se da por azar (por ejemplo en pastores). Puede verse unida a
alguna obsesión, ir asociada a otras desviaciones sexuales o darse en "desequilibrados".

BIOPSICOLOGIA: Es la rama de la psicología interesada en descubrir las bases biológicas de
nuestros pensamientos, sentimientos y conductas

BIO RETROALIMENTACIÓN: Procedimiento mediante el cual se proporciona al sujeto
información inmediata (retroalimentación) sobre algún aspecto de su fisiología: tensión muscular,
temperatura corporal, pulso, para que el sujeto pueda, mediante la acción consciente controlar la
actividad corporal a través de dicha retroalimentación.

BIOTIPO:
Tipo biológico caracterizado por la constancia de ciertos caracteres físicos y psíquicos.
Conjunto de los rasgos morfológicos de un organismo.

BORDERLINE: El concepto marca una barrera entre lo normal y lo patológico. La persona
borderline se encuentra en el límite, en la frontera. Se utiliza este término en inteligencia cuando
queremos marcar la línea entre la inteligencia normal y la anormalidad. También se asocia con el
trastorno de personalidad límite que es definido por el DSM-III-R como "una pauta duradera de
percepción, de relación y de pensamiento sobre el entorno y sobre sí mismo en la que hay problemas
en diversas zonas: la conducta interpersonal, el estado de ánimo y la autoimagen".

Borromeos (nudos):

Brasil:

BRONTOFOBIA: fobia al trueno.

BRUXISMO NOCTURNO: apretar fuertemente o rechinar los dientes mientras se duerme. Puede
estar relacionado con niveles de serotonina.

BULIMIA: Sensación anormalmente intensa y a veces irrefrenable de ansia de ingerir alimentos.
Etimológicamente, muy hambriento. Se designa así la enfermedad que consiste en padecer
continua hambre, sin que el sujeto que la sufre sea capaz de saciarla nunca.
s. f. (fr. boulimie; ingl. bulimia; al. Bulimie). Perturbación de la conducta alimentaria, consistente en el consumo solitario, en ciertos momentos de crisis, de grandes cantidades de comida, de manera rápida y aparentemente compulsiva. La bulimia fue aislada como entidad clínica recién en 1979. Cabe preguntar, por otra parte, si las preocupaciones referidas a la obesidad en las civilizaciones occidentales, especialmente en los Estados Unidos, no tienen mucho que ver con esta elaboración. No obstante, no todos los bulímicos son obesos; algunos alternan las crisis de bulimia con las tentativas de régimen, y a menudo la crisis durante la cual es absorbida una gran cantidad de alimento es seguida de vómitos. No se podría negar que individuos (y en este caso principalmente mujeres) pueden expresar en el plano alimentario conflictos que generalmente tienen otro origen muy distinto. Sin embargo, desde que se intenta situar la estructura psíquica de la que dependería la bulimia, aparecen numerosas dificultades. O. Fenichel, mucho antes de que la bulimia se constituyera como entidad clínica, había hablado, acerca de esto, de toxicomanía sin droga. Sin embargo, si bien la dependencia de la bulímica respecto de su síntoma puede evocar un fenómeno de adicción, no excluye una cierta resistencia a la irrupción de la crisis que impide asimilar las dos estructuras. ¿El conflicto interior (no tocar la comida /para qué detenerse a esta altura) nos hará pensar en la neurosis obsesiva? El cotejo no es inconcebible, pero se queda en lo descriptivo. Por otra parte, la dimensión de autodepreciación, de degradación que hay en la absorción masiva de cualquier cosa ha sugerido la idea de una dimensión melancólica de la bulimia, tanto más cuanto que su desencadenamiento se acompaña a menudo de estados depresivos. El verdadero problema no está sin duda allí. Las bulimias no presentan posiblemente una unidad estructural. En contrapartida, la frecuencia de formas «mixtas» donde alternan comportamientos anoréxicos (véase anorexia) y comportamientos bulímicos, la frecuencia también de un pasado anoréxico en las bulímicas, obligan a poner en cuestión la extensión misma de la bulimia. No es imposible que numerosas «bulímicas» que vomitan sean de hecho anoréxicas. El diagnóstico de bulimia, que, por otro lado, puede ser un autodiagnóstico, forma parte entonces en sí mismo de la patología, y viene a confirmar a los ojos de la paciente que su problema principal reside en la necesidad de evitar un aumento de peso.