try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Diccionario de Psicología, letra D, Dinámica


Diccionario de Psicología, letra D, Dinámica

La noción de dinámica, con independencia de las que han sido las condiciones operatorias de su empleo en la teoría psicoanalítica, se presenta como una transposición de su significación más general en las ciencias de la naturaleza: en efecto, ella recubre, según las propias fórmulas de Freud, la definición y el juego reciproco de fuerzas que regulan el despliegue de los procesos psíquicos. Se observará además que, en su formulación inicial, tal como se la encuentra por ejemplo en las Conferencias de introducción al psicoanálisis, Freud recurre a ella para distinguir su propia investigación de cualquier intento de descripción y clasificación, en la perspectiva de una determinación causal de los procesos. En adelante, el problema central de la teoría consistirá en situar en su relación recíproca las categorías de fuerza y energía, es decir, los registros dinámico y económico. En el contexto del psicoanálisis, la fuerza está representada por la noción de libido, y la energía por la pulsión. En este sentido, la pulsión puede definirse como la medida del trabajo que debe realizar el aparato psíquico en virtud de su solidaridad con el cuerpo. Esta última fórmula apunta a las fuentes endógenas de la sexualidad. Con el problema de «la distinción entre la interpretación y la construcción» se desarrollará una versión nueva de esta oposición, desde un punto de vista epistemológico. Según el artículo dedicado al tema, «Construcciones en el análisis», la interpretación se basa en un elemento del material, y la restitución del sentido fija entonces la orientación que el proceso psíquico es llevado a tomar. La construcción, por lo contrario, apunta a restituir las fases principales del desarrollo pulsional, en función, por una parte, de las vicisitudes de la existencia y, por otra y correlativamente, en función de la dialéctica del desarrollo pulsional en la relación del sujeto con el Otro. De modo que el elemento interpuesto sería representable por una derivada, una fase restituida por la construcción, por una integral determinación, dinámica por un lado y económica por el otro.