try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Drogadicción y Adolescentes: Factores que influyen en el desarrollo de una drogadicción



Factores que influyen en el desarrollo de una drogadicción: Según Kalina y llegando a una gran
simplificación, la respuesta es la falta de amor, el abandono y las consecuencias psicológicas
correspondientes. Luego especificaremos otros factores que influyen, y los analizaremos con mayor
detalle. Volviendo a la falta de amor, el hombre al nacer y durante una cantidad de tiempo importante,
necesita dedicación, atención y cuidados amorosos para poder desarrollarse e integrarse
adecuadamente. Cuando esta condición falla, vemos entonces aparecer con gran frecuencia los
trastornos de la personalidad y también las adicciones.
Esto nos lleva a analizar algunos elementos
que Kalina considera importantes para explicar el desarrollo de una adicción. Factores constitucionales:
Estudiosos de la psicología infantil, como Klein, consideran que hay niños que nacen con
características psicológicas de origen constitucional diferentes, por ejemplo hay niños que nacen con
una menor capacidad para tolerar la ansiedad, que son más impulsivos y que tienen características
diferentes a otros niños. Se está investigando las bases neuroquímicas de la conducta y ya se sabe por
ejemplo, que el feto responde con alteraciones del ritmo cardiaco, succión del dedo y movimientos a
situaciones de estrés de la madre. Podemos suponer entonces que a través de mensajes
neuroquímicos se va plasmando una pauta de respuestas conductuales en germen, que después del
nacimiento se expresarán en diferencias de respuestas psicológicas entre un niño y otro frente a la
ansiedad, el miedo, la frustración, etc. Tampoco podemos olvidar que la ingestión por parte de la madre
de ciertas substancias como alcohol, tabaco, psicofármacos y otros, también van a ejercer su efecto
sobre la evolución y estructuración biopsicológica del feto-futuro hombre.
Relaciones objetales tempranas: (constancia objetal) Si al nacer un niño, su madre está bien
sustentada por su pareja y por condiciones ambientales adecuadas, es más posible que pueda ser
atendido por ella como un otro. En esa fase y durante los primeros años el niño, necesita dedicación,
amor y cuidados que le permitirán desarrollarse e ir fortaleciendo su YO. En la medida en que ha
recibido mejor calidad de amor, respeto por él mismo y un buen concepto de límites entre uno y otro, va
desarrollándose dentro de él, la génesis de una conducta madura. Todo esto se logrará si las primeras
relaciones del niño con la madre son adecuadas y si el objeto primario, la madre, permanece constante
y disponible, por lo menos durante los primeros meses de vida. El alejamiento de la madre o la
incapacidad de dar todo este sustento al niño, Kalina lo llama micro o macroabandono, y va a provocar
alteraciones de las relaciones objetales tempranas, y por lo tanto dificultará el logro de un YO maduro
posteriormente, lo que predispondrá a la aparición de una adicción, si se cumplen además otras
circunstancias, porque este factor recién expuesto no es específico como base predisponente.
Depresión Materna: Existe un micro o macroabandono del cuidado del niño en los casos de depresión
materna. Normalmente, frente al nacimiento de un hijo las madres tienen reacciones depresivas. El
parto y el período de postparto es una etapa de cambios muy importantes para la mujer. Hay madres
que presentan depresiones muy serias, y la persona depresiva es alguien siempre hambrienta de
estima. En esta situación, la madre atenderá posesivamente a su hijo, no porque este la necesite, sino
porque ella lo necesite a él, o sino directamente lo abandona. Este es un proceso que se desarrolla y
se extiende en el tiempo, y a través del cual la madre usa al niño para ella misma, venciendo los límites
del niño para acomodarlo a sus necesidades. Se produce una simbiosis que no se va a resolver en
forma normal, a través de los procesos de separación - individuación. Las técnicas de acción para llegar
al otro, en vez de las verbalizaciones, las invasiones del territorio del otro y su manipulación
permanente, los modelos tóxicos, los dobles mensajes inductores, las mentiras, etc. van configurando
un cuadro particular.