try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

FREUD EN CASTELLANO: Las obras



FREUD EN CASTELLANO

Antonio García de la Hoz

Las obras

Dentro de este grupo cabe una segunda subdivisión:

Las versiones sudamericanas y las versiones españolas.

Esta subdivisión no ha de tomarse sino en virtud de un

orden de mención, puesto que ambas están relacionadas.

Naturalmente, me ocuparé sólo de las adquiribles en

nuestro país. Entre las latinoamericanas, mencionaremos

a dos editoriales (Ed. Americana y Ed. Rueda) y a una

revista (Revista de Psicoanálisis), y, fundamentalmente,

a un solo traductor: Ludovico Rosenthal. La editorial

Santiago Rueda es la única que culmina el proyecto de

traducción de la obra completa de Freud, añadiendo cinco

volúmenes a los diecisiete primeros de Biblioteca Nueva,

que se comercializaron también en Sudamérica. Estos

veintidós volúmenes (diecisiete traducidos por López

Ballesteros y los cinco últimos por Rosenthal) son el

manantial del que han bebido los estudiosos de Freud en

América Latina, hasta la reciente y adicional aparición

de la versión de Amorrortu, que a su vez, se

comercializa abundantemente en España.

Las traducciones españolas se basan

indiscutiblemente en la versión de Ballesteros,

estimulado en su trabajo por Ortega y Gasset, siempre

inquieto y atento a cualquier asunto que pueda ser

importante para la cultura de los españoles. La visión y

la precocidad de Ortega hizo posible que la editorial

Biblioteca Nueva tuviera listos, entre 1922 y 1934,

diecisiete volúmenes de los escritos de Freud hasta ese

momento, lo que coincidía prácticamente con la primera

recopilación alemana de los mismos1. Esta versión de López-Ballesteros sería el comienzo de una serie de

ediciones sucesivas a cargo siempre de Biblioteca Nueva,

y los diecisiete volúmenes fueron la base para las

primeras ediciones sudamericanas, que como comentamos,

fueron completados con otros cinco traducidos por

Rosenthal.

Biblioteca Nueva refundió en 1948 los diecisiete

volúmenes en sólo dos, incorporando además catorce

nuevos trabajos de Freud, traducidos asimismo por

Ballesteros. De nuevo en 1967-68, se produce una

refundición -ahora en tres volúmenes- donde se

encuentran los últimos trabajos de Freud, traducidos

ahora, tras la muerte de Ballesteros, por Ramón Rey-

Ardid. La edición que va apareciendo entre 1972-75

consta de nueve volúmenes e incorpora, como única

novedad, un glosario de términos al final de cada uno de

ellos. Y por fin, en 1973, aparece una quinta versión en

tres volúmenes, pero con el mismo material que en 1972-

75. Hay que señalar que estas dos últimas ediciones

incluyen, aunque sorprendentemente no en todos los

lotes, la correspondencia de Freud con Fliess, bajo el

título Los orígenes del Psicoanálisis.

Actualmente, en España, si usted quiere adquirir la

obra completa de Freud editada por Biblioteca Nueva, se

encuentra con las dos postreras ediciones (nueve y tres

volúmenes respectivamente), que poseen la característica

interesante de incluir las notas de la Standard Edition

inglesa, merced al trabajo de un chileno: Jacobo

Numhauser. Versiones más antiguas prácticamente ya no se

adquieren y, por supuesto, la de 1934 es ya casi pieza

de museo.

Hay que señalar también que, a partir de 1972,

Alianza Editorial emprendió la publicación de las obras

de Freud en su colección "El libro de bolsillo", la

cual, aunque económicamente más asequible, no aporta

ninguna novedad, pues se basa íntegramente en la edición

de 1967 de Biblioteca Nueva.

Por último, entre 1978 y 1982, Amorrortu Editores ha

lanzado toda la obra de Freud al castellano, siguiendo

el modelo de la Standard Edition (24 volúmenes), e

incorporando en su totalidad las anotaciones y prólogos

que a cada trabajo de Freud llevó a cabo James Strachey

con la aprobación de Anna Freud. La traducción directa

del alemán ha sido realizada por José Luis Etcheverry,

aunque la versión inglesa también sirvió de modelo en

ocasiones aisladas.

Sólo un comentario más sobre algo que nos ha llamado

malignamente la atención. Pasa más bien desapercibido

dentro de la voluminosa obra de Amorrortu Eds. y se

refiere a R. Rey-Ardid, el sucesor de Ballesteros como

traductor de Freud en Biblioteca Nueva. Como se

mencionó, a partir de 1967-68 se incorpora material

nuevo de Freud y aparece un tercer volumen. Por citar

solamente los trabajos más significativos dentro de este

material, nos encontramos con Análisis terminable e

interminable (1937), Construcciones en psicoanálisis

(1937), Moisés y la religión monoteísta (1937-39),

Esquema de psicoanálisis (1938), La escisión del yo en

el proceso de defensa (1938), El proyecto de una

psicología para neurólogos (1895) y los Orígenes del

psicoanálisis (cartas de Freud a Fliess desde 1887 hasta

1902) (2). Pues bien, en el citado libro de Amorrortu Eds.(3)

se puede leer lo siguiente: "Figura como traductor...[de

todo el nuevo material, se entiende]... Ramón Rey-Ardid,

si bien el cotejo con la edición de Santiago Rueda -

vols.18-22- se infiere que, en casi todos los casos (4), la

traducción es idéntica a la de Rosenthal" ¿Velada

acusación de plagio y consiguiente fraude editorial? El

mencionado Arnoldo Harrington comenta el hecho, diciendo

que es "tan insólito como inexplicable" y "que se repite

en las dos ediciones siguientes" (es decir, en las del

72-75 -9 vols.- y del 73 -3 vols.-). Lo curioso y

significativo es que cuando en los volúmenes de

Amorrortu se hace la reseña de las traducciones en

castellano de estos últimos trabajos de Freud, se

corrobora esa duda sobre la paternidad de la traducción.

Así, observamos cómo el traductor de Biblioteca Nueva no

aparece para cuatro de los escritos freudianos citados:

El Moisés, Análisis terminable e interminable, el

Proyecto y las cartas a Fliess, y, por el contrario, el

nombre de Ramón Rey-Ardid figura claramente en los tres

restantes. ¿Qué quiere decir esto? Sencillamente, ese

"en casi todos los casos" antes subrayado queda

explícitamente aclarado. Amorrortu Editores no parece

dispuesto a conceder el honor de traductor de Freud a

Rey-Ardid en lo que se refiere a algunos trabajos,

justamente aquellos, pienso yo, en los que la sospecha

de copia de Rosenthal en más evidente.

Volver a la parte principal de "FREUD EN CASTELLANO"

Notas:

1- Los Gesammelte Schriften (12 vols..) Internationaler Psychoanalytischer <Verlag, 1924-34. Este prontitud fue incluso superada en relación a uno de los primeros escritos de Freud -la "comunicación preliminar" a los Estudios sobre la histeria- que dos meses después de aparecer en Viena (enero de 1893) vio luz en Granada, y se publicó en la Gaceta Médica de la ciudad, con una traducción excelente.

2- Los cuatro últimos trabajos de los aquí citados, fueron publicados póstumamente en 1940, 1940, 1950 y 1950 respectivamente

3- Sobre la versión castellana, ob.cit. p.122

4- El subrayado es nuestro

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.