try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Obras de S. Freud: Nuevas conferencias de introducción al psicoanálisis (1933 [1932]). Nota introductoria



Nuevas conferencias de introducción al psicoanálisis

Nota introductoria:

Las conferencias 30ª y 31ª fueron publicadas parcialmente en el Almanach 1933 (págs. 9-30 y 35-58), y la 34ª, tambíén parcialmente, en Psychoanalytische Bewegung, 4 (novíembre-clíciembre de 1932), págs. 481-97. Un resumen del propio Freud sobre la primera parte de la 30ª conferencia apareció, traducido al húngaro, en Magyar Hirlap (Budapest), 25 de diciembre de 1932 (Freud, 1932d).Sabemos por Ernest Jones (1957, págs. 186-7) que, aunque este volumen llevaba en su portada la fecha «1933», en realidad apareció el 6 de diciembre de 1932 -repitiéndose así lo que aconteció con La interpretación de los sueños (1900a).A comienzos de 1932, la empresa editora de trabajos psicoanalíticos (la «Verlag») se hallaba en una peligrosa situación financiera, y Freud concibió la idea de ir en su auxilio con una nueva serie («Neue Folge» en el título alemán) de conferencias introductorias. A fines de mayo ya tenía escritas la primera y la última, y a fines de agosto había puesto término a los siete capítulos del volumen.Estas conferencias difieren de las primitivas (Freud, 1916-17) en varios aspectos, además del hecho de que nunca tuvo Freud la intención de pronunciarlas en público. Como señala en el «Prólogo», no son autónomas sino que en esencia constituyen escritos complementarios. Pero lo más llamativo son las diferencias que presentan entre sí en cuanto a su carácter. La primera, sobre los sueños, es apenas algo más que una síntesis de la parte II de la serie primitiva. En cambio, la tercera, cuarta y quinta (que versan, respectivamente, sobre la estructura de la psique, sobre la angustia y la teoría de las pulsiones, y sobre la psicología femenina) incorporan material y teorías totalmente nuevos, que (al menos en el caso de la tercera y la cuarta) se sumergen en consideraciones metapsicológicas y teóricas de una dificultad cuidadosamente evitada quince años atrás. Las tres restantes (o sea, la segunda conferencia y las dos últimas) se ocupan de una miscelánea de temas relacionados sólo de manera indirecta con el psicoanálisis, y lo hacen, por añadidura, en lo que podría llamarse un estilo popular. Lejos estamos de sugerir que carezcan de interés, pero sí exigen del lector un tipo y grado de atención muy distinto del que demandaban las conferencias anteriores. Ya sea que el lector quiera saber qué piensa Freud de la telepatía, la educación, la religión y el comunismo, o quiera conocer sus últimas concepciones del superyó, la angustia, la pulsíón de muerte y la fase preedípica en las niñas, por cierto encontrará en esta obra muchas cosas en que ocuparse.James Strachey