try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Freud y algunas puntualizaciones sobre la feminidad



Sesión Científica
Mujer y Psicoanálisis
Por:
Lic. Irma Ivonne Farfán González

FEMINIDAD
Freud hizo varias postulaciones sobre la feminidad; fue a partir del complejo de Edipo y el temor de la castración explicada en el hombre que tuvo que detenerse al explicar el proceso que se da en la mujer.
En un inicio habla de una etapa previa al Complejo de Edipo donde las primeras mociones pulsionales se dan de igual manera tanto en el niño como en la niña. En este momento se descubre la sexualidad en diferentes zonas del cuerpo y se inicia una actividad masturbatoria en etapas tempranas; el niño con su pene y la niña con el clítoris al que le da un valor equivalente al del pene
siendo esta primera actividad considerada de carácter masculino.
En esta etapa la madre es el primer objeto de amor para ambos por ser quien cubre sus necesidades vitales.
Posteriormente, se hace presente la diferencia de los sexos para ambos, viviéndose siempre con una carga de angustia importante. En el niño al darse cuenta de la falta de pene en la niña se vivirá con un intenso temor a ser castrado, situando en el padre la función castradora, en donde este temor lo lleva a separarse de la madre haciéndolo salir del complejo de Edipo instalando un severo superyó.
En la niña ante esta diferencia sexual, dice Freud, “reconoce su castración, la superioridad del varón y su propia inferioridad”, generando en ella sentimientos ambivalentes hacia la madre, de ternura pero a la vez de resentimiento y hostilidad por no haberla dotado de un pene, así se instaura la "envidia del pene", situación que la pueden lleva a cambiar de objeto de amor, sustituyendo a la madre por el padre; o bien, cambiar la zona erógena, el clítoris (de
naturaleza fálica) por la vagina, propiamente femenino.
La niña decepcionada por carecer de un pene la irá dirigiendo hacia el padre como el verdadero amor. Esta envidia fálica no va a ser tan fácilmente aceptada, así que tal deseo perdurará en el tiempo, en donde se sustituirá por el de tener un hijo cuya preferencia será la de que sea un varón para poder alcanzar la perfección en esta relación.
A partir de esta falta de pene la hará sentir desvalorizada e inferior.
La entrada en el Complejo de Edipo, con este viraje al padre, le dará para la
mujer tres salidas diferentes:
a) La suspensión de toda la vida sexual.
b) La hiper-insistencia en la masculinidad.
c) La feminidad definitiva.