try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

HORNEY, KAREN (1885-1952)


HORNEY, KAREN (1885-1952)

HORNEY, KAREN (1885-1952)

Karen Horney nació el 16 de de septiembre de 1885, cerca de Hamburgo. Su padre era un capitán de barco, hombre religioso y autoritario, y su madre ama de casa. En 1904 sus padres se divorciaron.

En 1906 Karen entra a la escuela de medicina, contra los deseos de su propio padre, así como de las opiniones de la política de la sociedad de aquel tiempo. En 1909 se casa con un estudiante de leyes llamado Oscar Horney con quien tuvo tres hijas.

Horney fue una de las pioneras del psicoanálisis. Se doctoró de medica en Alemania, perteneció al Instituto de Psicoanálisis de Berlín y luego se trasladó a Nueva York, en Estados Unidos, Impulsora del feminismo, contribuyó a nuestra comprensión de la psicología de la mujer.

En 1932 fue nombrada directora asociada del Instituto Psicoanalítico de Chicago. En 1934 llegó a pertenecer al personal del Instituto Psicoanalítico de Nueva York. Su primera obra de importancia fue La personalidad neurótica de nuestros tiempos (1937).

Si bien Horney permaneció fiel al espíritu de la doctrina Freudiana, se rebeló sobre algunos aspectos. Adhirió toda su vida a la idea de la motivación inconsciente, pero en cambio discrepó con Freud acerca de varios puntos. Por ejemplo, creía que él había puesto exagerado énfasis en el impulso sexual. Con respecto al complejo de Edipo, Horney opinaba que las dificultades emocionales asociadas a él se debían fundamentalmente a una lucha por el poder entre el progenitor y el hijo, y no a un deseo incestuoso de éste.

Entre 1922 y 1935 Horney escribe 14 trabajos en los cuales refutaba la tendencia antifeminista de Freud y enfatizaba determinantes sociales en lugar de biológicos en las diferencias de sexos y la psicología femenina. Fundó la Asociación para el Avance del Psicoanálisis en 1941 y es profesora en la Universidad de Nueva York a partir de 1942. En 1945 escribe Nuestros conflictos interiores y en 1950 escribe Neurosis y Crecimiento Humano .

Tal vez lo que mayor celebridad le dio a Horney es haber apartado el psicoanálisis de su estrecho énfasis en la biología y los procesos de la maduración, encaminándolo en cambio hacia la comprensión de la influencia de la sociedad y la cultura, y el papel conjunto que ambas cumplen en el desarrollo de la personalidad.