try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

LOGOTERAPIA



LOGOTERAPIA
INTRODUCCIÓN
La logoterapia es una corriente psicológica que puede encuadrarse entre las denominadas "escuelas existenciales." Se le denomina también como "tercer escuela vienesa" (entendiendo como la primera al Psicoanálisis de Sigmund Freud y como la segunda a la Psicología Individual de Alfred Adler).Se basa en la concepción del hombre como un ser "bio-psico-socio-espiritual", haciendo hincapié en la búsqueda de sentido de la vida y en la temática de los valores. La Logoterapia fue creada por Viktor E. Frankl (1905-1997), catedrático de neurología y psiquiatría de la Universidad de Viena. Frankl completó su formación humanística, después de la II Guerra Mundial -en la que fue prisionero de varios campos de concentración- con un doctorado en filosofía. Ha escrito un gran número de libros; el más conocido es el que relata su experiencia vital que tituló "Un psicólogo en el campo de concentración" y que en nuestro medio se editó como " El hombre en busca de sentido". Más adelante analizaremos más profundamente su vida y obra.La palabra griega logos tiene varias acepciones. El significado preciso que le da Frankl a éste término es doble: "sentido" y "espíritu". Cuando Frankl asume el término logos como sentido y como espíritu se refiere a la voluntad de descubrir y satisfacer la necesidad profundamente humana de vivir una vida con sentido. Esta vida con sentido es la consecuencia de experiencias con sentido. Su teoría psicoterapéutica se basa en una concepción de persona integral que incluye el ser biológico, psicológico y espiritual (como decíamos anteriormente). Con esta idea antropológica estudia la situación del hombre de nuestro tiempo y encuentra en la búsqueda de sentido, la más profunda tarea existencial del mismo. Esta perspectiva difiere completamente de las bases en que se fundamentan las distintas escuelas psicológicas, que generalmente tienen una visión psicosomática y social del hombre. La ausencia de espiritualidad, cercena lo más distintivo del ser humano y éste queda atado a los condicionamientos, ya sean biológicos, psicológicos o socioeconómicos. Para la Logoterapia, ser hombres significa sobre todo la facultad de ir más allá de todos los condicionamientos, porque lo esencial y más valioso de la existencia humana se encuentra en su propia autotrascendencia. La autotrascendencia es la capacidad de salir de uno mismo para volcarse a una tarea concreta que realizar, a una persona a quien amar o incluso para entregarse a un sufrimiento inevitable. La Logoterapia lo inserta en una dimensión superior que sin dejar de lado lo biológico, lo psicológico ni lo social, lo integra en la esfera noética o espiritual. Para la logoterapia, el ser humano a pesar de los condicionamientos que lo estén limitando, jamás pierde la última de las libertades: la actitud a tomar frente a esos condicionamientos.
A modo de síntesis podríamos resumir los conceptos principales de la logoterapia:
Libertad de la Voluntad:
Implica que el ser humano es único e irrepetible y que está llamado a la libertad y a la responsabilidad.
Voluntad de Sentido:
La motivación principal del ser humano es descubrir el sentido de su vida. Sentido de Vida: que se logra viviendo valores a) creativos (Trabajo) b) vivenciales (Amor) c) actitudinales (Sufrimiento) Tríada Trágica: Sufrimiento, Culpa y Muerte. Quién puede decir que no ha sufrido, que no se ha sentido culpable y que no morirá? Todos los hombres debemos enfrentar esta tríada para nuestro crecimiento en los valores de actitud. La dimensión espiritual o noética es el "hilo conductor" de la logoterapia, porque contiene todos los recursos del espíritu humano capaces de ser empleados por el individuo para contrarrestar la enfermedad y los traumas que la vida acarrea. Estos recursos espirituales podemos resumirlos en: Nuestra voluntad de sentido. Nuestra creatividad e imaginación. Nuestro amor, Nuestra conciencia y nuestra autoconciencia. Nuestro sentido del humor (autodistanciamiento). Nuestro compromiso, ideales y valores. Nuestra responsabilidad y habilidad en la respuesta
Nuestra compasión y perdón.