try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

La maduración y la función de los órganos sexuales, adolescencia



Maduración Y funciones de los órganos sexuales.
En el hombre:
Los principales órganos sexuales masculinos son el pene, escroto, testículos, próstata,
vesículas seminales, epidídimo, glándulas de cowper, uretra y conductos deferentes. Durante la
adolescencia
ocurren cambios importantes en esos órganos. Los testículos y el escroto comienzan a crecer con rapidez aproximadamente a la edad de 11 años y medio. Dicho crecimiento se vuelve bastante más rápido después de la edad de 13 años y medio para luego hacerse más lento. Durante este periodo, los testículos aumentan una y media veces su tamaño y su aproximadamente ocho y media veces su peso. El pene dobla su tamaño y su diámetro durante la adolescencia, con el crecimiento más rápido entre los 14 y 18 años. Tanto la próstata como las vesículas seminales maduran y empiezan a secretar semen. En este tiempo maduran las glándulas de cowper y empiezan a secretar el fluido alcalino que neutralizan la acidez de la uretra y la lubrica para permitir el paso seguro y fácil del esperma. Este fluido aparece en la apertura de la uretra durante la excitación sexual y antes de la eyaculación.
El cambio más importante dentro de los testículos es el desarrollo de las células
espermáticas maduras.
El proceso total de espermatogenesis, desde el momento en que se forma el espermatogonio
primitivo hasta que se convierte en un espermatozoide maduro.
Los muchachos adolescentes pueden preocuparse por poluciones nocturnas, conocidas
como sueños húmedos, dichas experiencias son normales, no ocasionan daño alguno y pueden ser aceptadas como parte de su sexualidad.
En la mujer:
Los principales órganos sexuales internos femeninos son la vagina, las trompas de Falopio, el útero y los ovarios. Los órganos sexuales femeninos externos son la vulva, el clítoris, los labios mayores, los labios menores, el monte de venus y el vestíbulo, podemos mencionar también el himen que es el pliegue de tejido que cierra parcialmente la vagina de la mujer virgen.
En la pubertad, aumenta la longitud de la vagina, su cubierta mucosa se hace más gruesa y
más elástica y cambia a un color más intenso. Las paredes internas de la vagina cambian su
secreción de la reacción ácida en la adolescencia. Las glándulas de Bartolin empiezan a secretar sus fluidos.
Los labios mayores, prácticamente inexistentes en la niñez, se agrandan considerablemente
durante la adolescencia al igual que los labios menores y el clítoris. El monte de venus se hace más
prominente por el desarrollo de una almohadilla de grasa. El útero duplica su tamaño, mostrando un
incremento lineal durante el período que va de los 10 a los 18 años. Los ovarios incrementan
notoriamente su tamaño y peso, muestran un crecimiento bastante estable desde el nacimiento
hasta los 8 años, cierta aceleración desde los 8 años hasta el momento de la ovulación (12 a 13
años) y un incremento muy rápido después de alcanzar la madurez sexual. Indudablemente este es el resultado de la maduración de los folículos, cada niña nace con aproximadamente 400.000
folículos en cada ovario. Para el momento en que alcanza la pubertad, este numero ha disminuido a
cerca de 80.000 en cada ovario. Por lo general, un folículo produce un óvulo maduro
aproximadamente cada 28 días por un periodo de 38 años, lo que significa que maduran menos de
500 óvulos durante los años reproductivos de la mujer.