try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Obras de S. Freud: Manuscrito A. (Sin fecha. ¿fines de 1892?)



Manuscrito A. (Sin fecha. ¿fines de 1892?)

 Sin fecha, Los editores de AdA, pág. 74n., sugieren que fue escrito hacia fines de 1892. De todos modos, trata casi los mismos temas que el Manuscrito B, para el cual se estableció como fecha el 8 de febrero de 1893. Todos estos primeros manuscritos, hasta el Manuscrito E inclusive, versan fundamentalmente sobre la neurosis de angustia y la neurastenia, cuestiones que alcanzaron su mayor desarrollo en el primer trabajo sobre la neurosis de angustia (1895b), publicado el 15 de enero de 1895. Este manuscrito presenta una singularidad casi única: la de estar redactado, por alguna razón desconocida, en caracteres latinos, y no en los góticos habituales en Freud. En una carta a Ernest Jones del 20 de noviembre de 1926, Freud le dice: «Quedará asombrado si le revelo cuál es el verdadero motivo que obstaculiza mi correspondencia con usted. Es un ejemplo clásico de las mezquinas limitaciones a que está sujeta nuestra naturaleza. Ocurre que a mí me es muy difícil escribir en alemán con caracteres latinos tal como lo estoy haciendo ahora. Me abandona por completo e Instantáneamente la fluidez en un plano más elevado, diríamos la inspiración. Usted me ha manifestado a menudo que no puede leer la escritura gótica» (Jones, 1957, pág. 138).]

Problemas

1. ¿Proviene la angustia de las neurosis de angustia de la inhibición de la función sexual o de la angustia conectada con la etiología?

2. ¿Cómo difiere la conducta del sano frente a los traumas sexuales posteriores, de la conducta del predispuesto por masturbación? ¿Sólo cuantitativamente, o cualitativamente?

3. ¿Es un influjo nocivo el coitus reservatus simple (condón)? [Freud parece preguntarse si el coitus reservatus es una noxa cuando no existen antecedentes de masturbación. Responde por la afirmativa en el Manuscrito B]

4. ¿Existe una neurastenia innata con endeblez sexual innata, o esta siempre se adquiere en la juventud? (Niñeras, masturbación por otro.)

5. ¿Es la herencia algo diverso de un multiplicador? [Esta analogía con un circuito eléctrico recurre en varios otros lugares; por ejemplo, en el segundo trabajo sobre la neurosis de angustia (1895f), AE, 3, pág. 138 y n.]

6. ¿Qué entra en la etiología de la desazón periódica?

7. ¿Es la anestesia sexual de la mujer algo diverso de un efecto de la impotencia? ¿Puede crear por sí sola neurosis?

Tesis

1. No existe ninguna neurastenia o neurosis análoga sin perturbación de la función sexual.

2. Esta tiene un efecto directamente causal o bien predisponente para otros factores, pero siempre de modo tal que sin ella los otros factores no producirían neurastenia alguna.

3. La neurastenia del varón corre paralela, en virtud de la etiología, con una impotencia relativa.

4. La neurastenia de la mujer es la consecuencia directa de la neurastenia del varón, por mediación de ese aminoramiento de la potencia.

5. La desazón periódica es una forma de la neurosis de angustia, que en otros casos se exterioriza en fobias y ataques de angustia.

6. La neurosis de angustia es en parte consecuencia de la inhibición de la función sexual.

7. Exceso simple y trabajo excesivo no son factores etíológicos. [Esta subestimación de la importancia etiológica del trabajo excesivo se repite mucho en los primeros escritos de Freud; por ejemplo, en el primer artículo sobre la neurosis de angustia (1895b), AE, 3, pág. 105, y en «La sexualidad en la etiología de las neurosis» (1898a), AE, 3, pág. 265. Hizo algunas salvedades con respecto a esta opinión en «Análisis terminable e interminable» (1937c), AE, 23, pág. 228, n. 11.]

Series

[de observaciones por realizar]

1. Hombres y mujeres que permanecieron sanos.

2. Mujeres estériles, donde no hay traumas debidos a cautelas anticonceptivas en el comercio conyugal.

3. Mujeres aquejadas de gonorrea.

4. Hombres de vida disoluta que padecen de gonorrea, y por ende están protegidos en todo sentido, y que se saben hipospérmicos.

5. Miembros de familias con grave tara hereditaria que permanecieron sanos.

6. Observaciones de países donde ciertas anormalidades sexuales son endémicas.

Factores etiológicos

1. Agotamiento por satisfacción anormal.

2. Inhibición de la función sexual.

3. Afectos concomitantes a estas prácticas.

4. Traumas sexuales antes de la época en que se tiene inteligencia de lo sexual.

Volver a "Obras Sigmund Freud, Inéditos"