try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Obras de S. Freud: Prólogo a la traducción de J.-M. Charcot, Leçons sur les maladies du système nerveux (1886)



Nota Introductoria:
Prólogo a la traducción de J.-M. Charcot, Leçons sur les maladies du système nerveux

(tomo III)

Edición en alemán

1886 En J.-M. Charcot, Neue Vorlesungen über die Krank-heiten des Nervensystems insbesondere über Hysterie, (1) Leipzig y Viena: Toeplitz y Deuticke, pág. iii-iv.

Este prólogo no ha tenido hasta la fecha reimpresiones en alemán.

La traducción por parte de Freud de dos de las «Lecciones» de Charcot (la XXIII y la XXIV) fue publicada por adelantado en Wien. med. Wochenschr., 36, nº 20, pág. 711-5, y nº 21, págs. 756-9 (15 y 22 de mayo de 1886), con el título «Sobre un caso de coxalgia histérica de causa traumática en el hombre» (Freud, 1886e). El libro mismo no puede haber sido publicado antes de julio de 1886 (fecha de este prólogo), pero en todo caso sí lo fue antes que la edición original en francés (París, 1887). .

Se hallará un relato más detallado de las circunstancias en las que Charcot encomendó a Freud esa traducción en la Presentación autobiográfica de este último (1925d), AE, 20, pág. 12, así como en una carta escrita por Freud a su futura esposa, contemporáneamente, el 12 de diciembre de 1885 -cf. Freud (1960a) , Carta 88-

Freud agregó medía docena de notas a pie de página consignando (según él mismo indica en el prólogo) la ulterior evolución de uno o dos de los historiales clínicos de que da cuenta el texto, y, en un caso, una modificación producida poco antes en las opiniones de Charcot sobre un aspecto secundario de diagnóstico. Tres de las «lecciones» (XI, XII y XIII) se ocupan de la afasia; un breve comentario de Freud muestra que ya entonces había cobrado especial interés para él ese tema, sobre el cual habría de redactar su monografía cinco años más tarde (1891b). En esta, reseña los puntos de vista de Charcot y remite al lector a esta traducción.

Jones (1953, pág. 230) nos informa que Charcot recompensó a Freud por la traducción regalándole una colección completa de sus obras encuadernada en cuero, con la inscripción: «A Monsieur le Docteur Freud, excellents souvenirs de la Salpêtrière. Charcot». (2)
James Strachey.

Una empresa como la presente, que se propone difundir entre un círculo más vasto de médicos las doctrinas de un gran clínico, no necesita por cierto de justificación alguna. Por eso sólo me propongo decir unas pocas palabras sobre la génesis de esta traducción, así como sobre el contenido de las conferencias reproducidas.

Cuando en el invierno de 1885 llegué a la Salpêtrière para una estadía de seis meses, me encontré con que el profesor Charcot -que a la edad de sesenta años trabajaba con todo el vigor de un joven- había vuelto la espalda al estudio de las enfermedades nerviosas que tienen por base alteraciones orgánicas, a fin de consagrarse exclusivamente a la exploración de las neurosis y, muy en particular, de la histeria. En la conferencia inicial de este libro, él mismo asocia ese vuelco con unas modificaciones que en 1882 habían sobrevenido en sus condiciones de trabajo y en su actividad docente. (3)

Después que hube superado mi inicial extrañeza por los resultados de las más recientes indagaciones del profesor Charcot, así como aprendido a estimar su elevado valor, le pedí autorización para traducir al alemán las conferencias en que esas enseñanzas nuevas estaban contenidas. Aquí no debo agradecerle sólo su buena disposición para otorgarme ese permiso, sino el apoyo que me brindó luego, en virtud del cual la edición alemana pudo salir a la luz varios meses antes que la francesa. Por pedido del autor, he agregado unas pocas notas, que en su mayoría son aportes al historial de los enfermos considerados en el texto.

El núcleo del libro son las magistrales y fundamentales lecciones sobre la histeria, respecto de las cuales es lícito esperar, con el autor, que inaugurarán una nueva época en la apreciación de esta neurosis poco conocida, y por eso asaz calumniada. A raíz de ello, acordé con el profesor Charcot modificar el título de este libro, que en francés reza «Leçons sur les maladies du système nerveux, Tome troisième», a fin de dar realce a la histeria entre las materias en él tratadas.

Si estas lecciones despiertan en algún lector la inquietud de profundizar en las investigaciones que la escuela francesa ha hecho sobre la histeria, puedo recomendarle el libro de P. Richer, Etudes clíniques sur la grande hystérie, obra notable en más de un aspecto, cuya segunda edición apareció en 1885.

Viena, 18 de julio de 1886

Notas:
1- {Nuevas conferencias sobre las enfermedades del sistema nervioso, especialmente sobre la histeria]
2- {«Al señor doctor Freud, excelentes recuerdos de la Salpêtrière. Charcot».}
3- [Como se explica en el «Informe sobre mis estudios en París y Berlín» (1956a), Charcot había creado en la Salpêtrière una cátedra de neurología y había ampliado enormemente las instalaciones allí destinadas al estudio de las neurosis.]