try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Patología Sexual: TRANSTORNOS PSICOSEXUALES



TRANSTORNOS PSICOSEXUALES.

Masturbación: Es una práctica sexual caracterizada por el auto estimulación y sensación de placer. La pueden practicar hombres y mujeres con características propias de cada ciclo vital. En la etapa infantil puede presentarse sobretodo en la fase genital y no tiene consecuencias mas que satisfacer la curiosidad y exploración corporal del niño; sobretodo si los adultos adoptan una actitud sana (sin estimulación, sin represión, sin castigo, sin difundir los mitos de la masturbación: de que produce locura, retardo mental, acne, esterilidad, fatiga física, etc. En la adolescencia, el impulso sexual se encuentra exacerbado y la auto estimulación es una práctica considerada sana y normal, como drenaje de la tensión sexual, siempre y cuando sea privada y no sea una actividad que interfiera en su ritmo de vida, intereses y otras actividades propias de su edad. La masturbación durante la adolescencia puede estar acompañada por sentimientos de culpa, vergüenza, temores e inhibiciones, por lo que es necesario que tenga una buena orientación para que no existan conflictos al respecto. Algunos / as la consideran algo sucio e inaceptable, otros como una necesidad biológica. Sin embargo la síntesis de los estudios más recientes indican que aproximadamente un 80% de los varones y un 70% de las mujeres la consideran como normal y natural. En cuanto a su incidencia podemos decir que aproximadamente  un 80% de los varones y un 60% de las mujeres se ha masturbado antes de los  18 años.
Experiencias Homosexuales: Es la actividad sexual preferente y repetida con personas del mismo sexo durante la edad adulta. De lo anterior deriva que en la adolescencia solo se habla de experiencias homosexuales o tendencia homosexual, por ser considerada una etapa de definición de identidad sexual, donde aproximadamente el 50% de los varones y el 30% de las mujeres tiene esta experiencia en el camino a la heterosexualidad.
El Heteroerotismo: Llegado un determinado momento el autoerotismo da paso al heteroerotismo o experiencia compartida. Esta será heterosexual, bisexual o como lo dicho anteriormente homosexual, dependiendo como se haya orientado el deseo.
EL ANHELO EN LA PSICOEXUALIDAD ADOLESCENTE: Respecto al anhelo, es decir las ganas de estar involucrado en la experiencia sexual, los y las adolescentes probablemente pasen por determinadas fases. En la adolescencia temprana probablemente lo que predomine en ellos es una cierta situación de desconcierto respecto a las primeras experiencias del impulso. La atracción sexual es probablemente difusa en sus inicios. El anhelo, entendido como el deseo de llegar a ser una persona sexualmente activa, debería ser proyectado en el futuro por los o las adolescentes.
La respuesta sexual humana. La respuesta sexual humana se compone de tres fases: deseo, excitación y orgasmo.
La diferencia entre la activación propia del deseo y la excitación sexual estriba en que aquella es una experiencia subjetiva, mientras que esta es una experiencia fisiológica que implica manifestaciones físicas como la erección o la lubricación femenina. Conviene hacer esta diferenciación puesto que en el inicio de la adolescencia ambas dimensiones pueden darse de una manera prácticamente simultánea. La excitación sexual como mera reacción fisiológica espontánea es muy precoz y puede ser observada desde los inicios de la infancia de una manera objetiva cuando se producen  erecciones y presumiblemente reacciones vulvares (estas no son tan observables al ser los genitales de la mujer internos. Sin embargo el deseo sexual como fuerza motivacional de búsqueda de satisfacción sexual en y con el otro/a, solo aparece a partir de la pubertad. Este cambio cualitativo se explica a través del desarrollo del programa genético que induce los cambios puberales y organiza el comportamiento sexual. En los inicios de la pubertad, los y las adolescentes descubren su capacidad de respuesta a estímulos eróticos que  provocan los cambios fisiológicos propios en la fase de excitación y que son el efecto de la baso dilatación y de la baso congestión en los genitales. Niveles altos de excitación sexual provocaran el orgasmo. El acceso al orgasmo puede ser de manera espontánea o provocada.
Los comportamientos sexuales: El deseo sexual, es la energía motivacional que mueve a las personas a la búsqueda de satisfacción sexual la cual se logra a través de la experiencia, es decir, de comportamientos concretos. Todo parece indicar que a lo largo de la pubertad el deseo sexual genera un volumen de fantasías que organizara y dirigirá los comportamientos posteriores.

LA AFECTIVIDA  EN LA PSICOSEXUALIDAD  DE EL ADOLESCENTE: La edad de la primera experiencia sexual se esta adelantando tanto en varones como en mujeres, no obstante la experiencia sexual es mas temprana en ellos, aunque estas diferencias son menores que en décadas pasadas. En los últimos años aumenta el porcentaje de los que dicen haber tenido experiencias sexuales con más de un compañero o compañera en ambos sexos. En general se puede deducir de las investigaciones que los varones tienden a ser más activos y a poseer mayor experiencia sexual que las mujeres, sin embargo también es mas frecuente encontrar mayores contradicciones en los datos de ellos que de ellas, por lo que sus respuestas podrían estar distorsionadas por la deseabilidad social. En cualquier caso, aunque se constaten diferencias de comportamiento entre mujeres y hombres, estas no denotarían otra cosa de ritmos distintos en los respectivos procesos de sexuación. La mayoría de las mujeres afirman que el motivo principal para sus primeras experiencias sexuales fue el haberse sentido enamoradas, sin embargo los varones consideran que los motivos principales fueron el deseo de conocer la experiencia, el placer obtenida de ella o el considerar que era algo que se tenia que hacer. La orientación del deseo en el sentido homosexual consiste en responder eróticamente a estímulos del mismo sexo. Storm (1984) indico que el heteroerotismo y homo erotismo son dos dimensiones que pueden estar presentes en una misma persona. Una persona preferentemente homosexual es aquella cuya dimensión homo erótica es particularmente intensa. En este sentido tendríamos que desterrar el mito de que la homosexualidad es una cuestión de”todo o nada”, o “se es o no se es”, sino que existen distintos gradientes y en definitivas experiencias. También es preciso indicar que es más correcto hablar de homosexualidades, puesto que existen diversas maneras de ser homosexual. Los contactos son más frecuencias antes de los 15 años y tienen mayores incidencias en los varones que en las mujeres. Los varones tienden a aceptar mejor las conductas homosexuales en las mujeres que los varones, sin embargo las chicas aceptan ambas.
La Afectividad: La afectividad es un ámbito íntimamente relacionado con el desarrollo sexual en la adolescencia.
-Se pueden clasificar en:a) Afectos sexual-afectivos: Deseo, placer, atracción, enamoramiento, experiencia amorosa, inhibición, rechazo, dolor, etc.b) Afectos socio-afectivos: Empatia, apego, amistad, ira, etc. Si consideramos que los afectos pueden ser considerados como indicadores de necesidades básicas, en el terreno de las dimensiones afectiva y sexual, y la necesidad de seguridad emocional. Desde nuestro punto de vista, la primera se refiere al deseo sexual, y la necesidad de seguridad emocional. Desde nuestro punto de vista, la primera se refiere al deseo sexual y la segunda al apego. Se puede definir que el amor romántico es como un proceso de apego, es decir, la adopción de la persona amada como figura de apego, que se constituye en base de seguridad y puerto de refugio. El enamoramiento puede ser interpretado como una fuerza adicional que impulsa al individuo hacia la persona amada cuyo fin es garantizar la vinculación. Por ello el enamoramiento es un estado con una duración determinada y el amor es un sentimiento estable. En términos psicológicos el deseo sexual y el amor romántico son dos dimensiones diferentes, se pueden expresar de manera independiente a lo largo de diferentes momentos vitales, aunque todo parece indicar que el deseo sexual y el amor romántico generalmente se funden en una misma persona, de hecho las teorías del amor contemplan la pasión, en tanto que la atracción erótica, como un componente principal.