try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

RECUERDO, REPETICIÓN Y ELABORACIÓN 1914


RECUERDO, REPETICIÓN Y ELABORACIÓN 1914

NO me parece inútil recordar una y otra vez a los estudiosos las profundas modificaciones experimentadas por la técnica psicoanalítica desde sus primeros comienzos. Al principio, en la fase de la catarsis de Breuer, atendíamos directamente a la génesis de los síntomas y orientábamos toda nuestra labor hacia la reproducción de los procesos psíquicos de aquella situación inicial, para conseguir su derivación por medio de la actividad consciente. El recuerdo y la derivación por reacción eran los fines a los que entonces tendíamos con ayuda del estado hipnótico. Más tarde, cuando renunciamos a la hipnosis, se nos planteó la labor de deducir de las ocurrencias espontáneas del analizado aquello que no consegua recordar. La resistencia hab a de ser burlada por la interpretación y la comunicación de sus resultados al enfermo. Conservamos, pues, la orientación primitiva de nuestra labor hacia las situaciones en las que surgieron los síntomas por vez primera y hacia aquellas otras que íbamos descubriendo detrás del momento en que emerga la enfermedad, pero abandonamos la derivación por reacción, sustituyéndola por la labor que el enfermo haba de Ilevar a cabo para dominar la crítica contra sus asociaciones, en observancia de la regla psicoanalítica fundamental que le era impuesta. Por último, qued estructurada la consecuencia técnica actual en la cual prescióndimos de una orientación fija hacia un factor o un problema determinado, nos contentamos con estudiar la superficie ps quica del paciente y utilizamos la interpretación para descubrir las resistencias que en ella emergen y comunicárselas al analizado. Se establece entonces una nueva divisóin del trabajo. El médico revela al enfermo resistencias que l mismo desconoce, y una vez vencidas stas, el sujeto relata sin esfuerzo alguno las situaciones y relaciones olvidadas. Naturalmente, el fin de estas técnicas ha permanecido siendo el mismo: descriptivamente, la supresión de las lagunas del recuerdo; dinámicamente, el vencimiento de las resistencias de la represión.

Debemos conservar agradecimiento a la antigua técnica hipnótica por habernos presentado aislados y esquematizados los distintos procedimientos psíquicos del análisis. Slo as hemos podido arriesgarnos luego a crear situaciones complicadas en el anlisis, sin que el mismo perdiera para nosotros su transparencia.

La evocación de los recuerdos no suscitaba grandes dificultades en el tratamiento hipnótico primitivo. El paciente se transfer a a una situación anterior que no parec a confundir nunca con la actual, comunicaba los procesos psíquicos a ella correspondientes en cuanto los mismos hab an permanecido anormales y aad a todo lo que poda resultar de la traducción a lo consciente de Ios procesos inconscientes entonces.

Enlazar aqu algunas observaciones que todo analista habr podido comprobar prácticamente. EI olvido de impresiones, escenas y sucesos se reduce casi siempre a una retención de los mismos. Cuando el paciente habla de este material olvidado