try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Repertorios cognoscitivos de atención, percepción y memoria: Evaluación de la percepción



Repertorios cognoscitivos de atención, percepción y memoria

Juan Antonio Amador Campos
Maria Forns Santacana
Teresa Kirchner Nebot
Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico
Facultad de Psicología. Universidad de Barcelona

1.2. Evaluación de la percepción
La percepción implica el procesamiento activo de la
información que llega a través de los diferentes sistemas
sensoriales. Este procesamiento comprende un conjunto de pasos
interrelacionados y sucesivos, que permiten codificar e integrar los
estímulos en conjuntos significativos.
Los instrumentos que estudiaremos en este apartado evalúan, además de la percepción,
otros procesos como la atención y la memoria, ya que es difícil evaluar separadamente
estos procesos, como hemos comentado anteriormente.
1.2.1.Tests estandarizados.
Existen diferentes pruebas estandarizadas para la evaluación de la percepción visual,
la discriminación perceptiva y la coordinación visomotora.
La discriminación perceptiva y la habilidad para separar una figura simple de un
contexto en el que está enmascarada se pueden evaluar con los tests de figuras
enmascaradas. Otras pruebas usuales en la evaluación de la percepción son el test de
Bender, el de Frostig o la figura compleja de Rey.
El test gestáltico visomotor de Laureta Bender (1938-1984) evalúa la percepción visual y la
coordinación visomotora. La tarea consiste en copiar 9 figuras geométricas que se
presentan en tarjetas de 10 X 15 cm.
Esta prueba puede aplicarse a partir de los cinco años. Existen diversos sistemas de
corrección para niños, adolescentes y adultos, que se basan en la calidad de la reproducción
de las figuras.

El test de desarrollo de la percepción visual de M. Frostig (1988) está formado por cinco
subtests que evalúan la coordinación visomotora, la discriminación figura-fondo, la
constancia de la forma, el reconocimiento de posiciones en el espacio y la percepción de
relaciones espaciales. Puede administrarse a niños entre los 4 y los 7 años.
Esta prueba es muy útil para la evaluación de alteraciones perceptivas asociadas al
proceso lector y cuenta con un programa de entrenamiento (Frostig y Horne, 1964).
El test de copia de una figura compleja de Rey (Rey, 1987) evalúa la actividad perceptiva a
través del proceso de copia y de reproducción de memoria de una figura geométrica
compleja, sin significado aparente
Esta prueba es muy útil en el ámbito clínico ya que permite evaluar el
funcionamiento de los procesos de estructuración perceptiva y memoria visual. En Forns y
Amador (1995 a) se pueden encontrar una información más amplia y detallada sobre estas
pruebas.

1.2.2. Tests y tareas clínicas y de laboratorio
Las tareas de tachado o de cancelación se emplean con
frecuencia en la evaluación de la atención y la discriminación
perceptiva. Estas tareas presentan, en su formato habitual, los
estímulos diana (los que se deben tachar) mezclados o
enmascarados con otros estímulos distractores.
Las tareas de discriminación auditiva utilizan fonemas, sílabas o palabras, con y sin
sentido, como estímulos. La tarea consiste en discriminar entre fonemas, que se presentan
en diferentes posiciones (inicial, media o final), dentro de una palabra, entre sílabas o entre
palabras, que difirieren en algunos fonemas. Muchos de estas tareas se incluyen dentro de
pruebas estandarizadas de lenguaje. Para una ampliación véase Forns y Amador (1995 a).
El test de líneas entrecruzadas que deben seguirse con la mirada (Rey, 1958) consiste en un conjunto de 16 líneas que cruzan una hoja de papel en zigzag de izquierda a derecha. Entre
el origen y el final, el recorrido de cada línea se entrecruza con el recorrido de otras líneas,
por lo que el trazado de las líneas diana no se destaca si no se hace un esfuerzo perceptivo
de segregación. Esta prueba es útil para la evaluación de la actividad oculomotriz y de la
segregación perceptiva de la figura del fondo.
El test de apreciación de la orientación de líneas de Benton,
Hannay y Varney (1975) evalúa la habilidad para apreciar la
orientación de pares de segmentos y emparejarlos con los
correspondientes segmentos de muestra, que se presentan formando
un semicírculo.
El test de reconocimiento de caras de Benton y Van Allen (1968)
evalúa la discriminación de caras de personas que se presentan en fotos.
La tarea consiste en elegir, entre seis caras, la que es igual que la que se
presenta como estímulo.
Las tareas y tests que se han recogido en este apartado se emplean, de forma habitual,
en la práctica clínica como medida del funcionamiento de diferentes funciones
neuropsicológicas.

1.2.3. Tareas incluidas en baterías o tests de inteligencia.
Los procesos de percepción visual y auditiva se evalúan en muchos tests de
inteligencia mediante diferentes tareas: por ejemplo, movimiento de manos, orden de
palabras, cierre gestáltico o reconocimiento de caras, en la batería de Kaufman para niños
(Kaufman y Kaufman, 1983); dígitos o cubos en las escalas de Wechsler. Algunas baterías
como la escala BAS (British Ability Scales; Elliot, Murray y Pearson, 1983) analizan,
también, el emparejamiento perceptivo mediante diferentes tareas (Para una ampliación
véase Forns y Amador, 1995b).

Continúa en "Evaluación de la memoria"

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.