try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

SESION NUMERO DIEZ (Jueves), Caso Richard



SESION NUMERO DIEZ (Jueves)
Richard llega unos minutos tarde, muy turbado. Cuenta a Melanie Klein que ha estado en su casa, y que en vez de venir directamente desde el autobús, fue primero al hotel con su madre, razón por la cual se ha retrasado. (Melanie Klein se da cuenta de que teme un conflicto entre las dos mujeres.)  Dice que ha tenido mucho miedo de los niños de la calle, y que una niña evacuada, de pelo rojo, le ha preguntado si era italiano. (Había varios italianos en "X".) Esta pregunta le asusta y preocupa, pues los italianos, al ser amigos de Hitler, son traidores y malos.
Melanie Klein interpreta el temor a que surja un conflicto entre ella y su madre, y que quizás ha sentido otras veces que ocurriera lo mismo entre sus padres.
Richard dice que su papá y su mamá nunca se pelean, pero que siempre hubo muchos líos entre la niñera y la cocinera. (Su madre me había dicho ya que las peleas entre las dos muchachas, que condujeron a que la primera se fuera de la casa, hablan perturbado mucho a Richard, y que éste nunca perdonó el incidente final a la cocinera, que todavía está con ellos.)
Otra vez elige un país; primero dice que va a ser Estonia, pero después dice que como Estonia es enemiga de los polacos, va a elegir a la "pequeña Letonia" en su lugar . Entretanto enciende y apaga la estufa eléctrica; luego mira los banquitos y los sacude para sacarles el polvo.
Melanie Klein interpreta que, aunque sus padres nunca se han peleado, puede sin embargo haberse preocupado ante la posibilidad de un desacuerdo entre ellos. Este temor le hace desear aun más tener una hermana o hermano menor (la pequeña Letonia), que le sirvan de aliados en caso de producirse estas peleas, y le ayuden a unir otra vez a sus padres. Pero también teme tener hermanas o hermanos enemigos (1a niña pelirroja que creyó que él era italiano) que le acusen de traicionarles a ellos o a sus padres cada vez que se siente hostil y celoso. También teme que los bebés de su mamá estén sucios y la dañen (los banquitos sucios).
Un poco más tarde Richard cuenta a Melanie Klein que cuando empezó la guerra, fue a una escuela en la que había ratas, y que también las hay en el lavadero de "X". Comenta que las ratas son odiosas y que  envenenan la comida. Continúa luego hablando de Bobby, que a veces le muerde; en esos casos, él le muerde de vuelta. También habla de "bombardear" a su perrito... Más tarde expresa que quiere saber cosas de los demás pacientes de Melanie Klein y conocer todos los secretos; enterarse de lo que Melanie Klein está pensando, y "horadar" con su mente la suya.
Melanie Klein le repite una vez más que no puede hablarle de sus demás pacientes, e interpreta que quisiera horadarla con los dientes, y que por eso le preocupa tanto la niña de los dientes salidos. También quiere horadar a su mamá y encontrar dentro de ella todos los demás bebés que piensa que guarda en secreto. (Los demás pacientes de Melanie Klein) Este deseo se hace más fuerte cuando piensa que los bebés pueden ser malos, como las ratas, y comerse y envenenar a su madre y a ella. También cuando él era bebé, puede haber deseado horadar el pecho de su mamá, y meterse dentro para devorarlo. Sugiere, además, M K., que la rata puede también representar el órgano genital de papá, que él imagina que horada a mamá quedándose luego dentro de ella. Pero si ataca al papá y a los bebés que están en su cuerpo, todos ellos pueden volverse en contra de él y devorarlo a su vez. Cuando juega con Bobby, puede morderle en forma juguetona, es decir, inofensiva, y así se libra de la culpa que siente cuando piensa en los hermanitos (los bebés de mamá) a quienes querría atacar y que ahora están representados por Bobby.
Richard coge un calendario ilustrado y lo hojea. Le gusta mucho un barco de guerra que hay en una de las fotos y lo asocia con un capitán de barco, amigo de sus padres, por quien siente admiración. De repente muerde el borde de la foto, y tras coger su gorra, también la muerde.
Melanie Klein interpreta que tiene una buena opinión del capitán, porque éste representa a papá cuando cuida a mamá, que es el barco de guerra. En este momento la admiración es muy intensa, porque no quiere pensar en el papá-rata peligroso, y porque cada vez que teme al papá-malo rata se conforta al pensar en un papá bueno. [Defensa maníaca.] Además le sugiere que poder admirar el pene fuerte y potente de papá  quiere decir que él no lo ha dañado, y que este papá fuerte puede entonces proteger y ayudar a mamá. Al mismo tiempo, sin embargo, siente celos y envidia de este órgano tan potente y lo quiere arrancar con los dientes; por eso acaba de morder el borde de la foto y la gorra.
Richard se pone muy afectuoso con Melanie Klein Dice que la "quiere muchísimo" Y que es muy "dulce". Es evidente que la interpretación le ha traído alivio. Entonces pregunta si puede hoy otra vez esperarla para caminar con ella hasta la esquina; cuando una vez allá se despide, le dice adiós varias veces.

(25)  Los conflictos reales ocurridos entre los padres o entre gente de significación para la vida del niño (niñera, muchacha o maestra), causan a éste una gran ansiedad en cualquier edad, ansiedad ésta que se torna particularmente intensa durante la latencia (Véase El psicoanálisis de niños, capítulo 4).
(26)  En este período, ya no elegía el país para hablar de él, más que como si se tratara de una posesión.
(27)  La palabra “potente” fue usada en mis interpretaciones sólo tras haber explicado a Richard lo que quería decir con ella.