try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Síndrome de Munchausen por poderes



El Síndrome de Munchausen por poderes, es aquel por el cual un adulto
generalmente la madre o el encargado de cuidar al niño, provoca o hace
fingir las enfermedades sobre el niño que esta bajo su control.

El Síndrome de Munchausen por poder, fue descripto por primera vez en
1977, por el pediatra Meadow, El DSM-IV (Manual Diagnostico y
Estadístico de los Trastornos Mentales), denomina este síndrome como
Trastorno Ficticio por Poderes.
Se caracteriza por provocar o simular de
forma deliberada signos o síntomas físicos o psicológicos en otra persona
que se halla a cargo del individuo.
Los especialistas en el tema, hablan de un vinculo perverso y patológico
de la madre y/o perpetrador, con el medico o personal que atiende a su
hijo victima, existiendo una dependencia y muchas veces una fascinación
por las explicaciones técnicas, los planes de nuevas opciones
terapeuticas o diagnosticas. La figura parental o cuidador que perpetra la
acción, no busca ganancia secundaria económica ni reconciliación con su
pareja, .parece ser que realizaran sus actos impelidos por razones que ni
ellos mismos comprenden.
Es una forma de abuso infantil en el que uno de los padres induce en el
niño síntomas reales o aparentes de una enfermedade. Este trastorno
casi siempre involucra a la madre que abusa de su hijo buscándole
atención médica innecesaria. Se trata de un síndrome raro, poco
comprendido cuya causa es desconocida.

La madre o el adulto a cargo puede simular síntomas de enfermedad en
su niño añadiendo sangre a su orina o heces, dejando de alimentarlo,
falsificando fiebres, administrando subrepticiamente eméticos o catárticos
para simular vómitos o diarrea. También puede usar otras maniobras
como infectar las líneas intravenosas para que el niño aparente o en
realidad este enfermo.
Estos niños suelen ser hospitalizados, padecen síntomas que no
coinciden con una enfermedad clásica o no concuerdan entre sí.
Los síntomas del niño mejoran en el hospital pero recurren al regresar al hogar.
La sangre en las muestra de laboratorio no concuerda con el tipo de sangre del paciente.
Evidencias inexplicables de drogas o sustancias químicas en el suero, en
las heces o en la orina.
Comportamiento excesivamente atento y voluntarioso de la madre o del
padre puede levantar sospecha a la luz de otros hallazgos.
A menudo la persona esta involucrada en un campo de la salud, como la
enfermería.
Fingir enfermedades, lesiones y otras condiciones patológicas, sin causa
demostrada.
Historia dramática, plausible, mezcla de verdades y falsedades, deseo de
hacerse o hacerle a los menores exámenes, investigaciones,
intervenciones, etc.
El síndrome puede atentar contra la vida del niño involucrado ya que este
comportamiento inusual puede llegar hasta el punto de daño físico grave
e incluso la muerte.

Si bien no es una norma absoluta, es prácticamente regla que el
progenitor abusador del niño sea la madre, siendo el padre una persona
sin presencia dentro de la familia y de la educación de sus hijos.
Los síntomas mas comunes en los niños victimas de este síndrome, son
dolor abdominal, vómitos, diarrea, pérdida de peso, cólicos, apnea, las
infecciones, fiebre, sangrado, envenenamiento y letargo.