try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

TENDENCIAS RESTITUTIVAS Y ACTIVIDADES SEXUALES



TENDENCIAS RESTITUTIVAS Y ACTIVIDADES SEXUALES:
    Se ha dicho repetidas veces en estas páginas que el acto sexual es un medio muy importante para dominar la ansiedad para ambos sexos. En los primeros estadíos del desarrollo del niño, el acto sexual, además de sus fines libidinales, sirve para destruir o dañar el objeto (aunque las tendencias positivas están ya en función detrás de la escena). En los estadíos posteriores sirve para restaurar el cuerpo dañado de la madre y así dominar la ansiedad y la culpa.
    Al estudiar las fuentes subyacentes de la actitud homosexual de la niña hemos visto qué importante es para ella la idea de un pene benéfico y de la omnipotencia constructiva en el acto sexual. Lo que se ha dicho allí se aplica igualmente para la actitud heterosexual del hombre. Bajo la supremacía del estadío genital, atribuye a su pene en copulación la función no sólo de proporcionar placer a la mujer, sino la de reparar en ella todo el daño que han hecho su pene y el de su padre. Al analizar niños, nos hallamos con que suponen que el pene realiza toda clase de funciones curativas y de limpieza. Si durante su período de omnipotencia sádica de niño ha usado su pene en su imaginación con fines sádicos tales como inundar, envenenar o quemar cosas con su orina, en su período de restitución lo considerará como un extinguidor de fuego, un cepillo de limpiar o una vasija llena de medicamentos curativos. Así como su creencia anterior en las cualidades sádicas de su pene involucraba una creencia en el poder sádico del pene de su padre, así ahora su creencia en su pene "bueno" involucra una creencia en el pene "bueno de su padre", y del mismo modo que antes sus fantasías sádicas transformaron el pene de su padre en un instrumento de destrucción para su madre, así ahora sus fantasías restitutivas y sentimientos de culpa lo van a transformar en un órgano beneficioso y "bueno" . Como consecuencia, su miedo al superyó "malo" derivado de su padre disminuye y ahora puede dejar de identificarse con su padre "malo" en sus relaciones con objetos reales (identificación que se basa en parte sobre su identificación con su objeto ansiedad) y puede identificarse con más fuerza con su padre "bueno". Si su yo puede tolerar y modificar una cierta cantidad de sentimiento destructivo contra su padre y si su creencia en el pene "bueno" de su padre es bastante fuerte, puede sostener tanto su rivalidad con su padre (que es esencial para él, en el establecimiento de una posición heterosexual) como su identificación con él. Su creencia en el pene "bueno" de su padre aumenta la atracción sexual que siente por las mujeres, porque en sus fantasías ellas entonces contendrán objetos que no son tan peligrosos y objetos que a causa de su actitud homosexual en la que el pene "bueno" es un objeto de amor son realmente deseables  Sus impulsos destructivos retendrán como objeto el pene rival de su padre y sus impulsos positivos estarán principalmente dirigidos hacia su madre.