try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Teorías del desarrollo: La Teoría de Piaget



La Teoría de Piaget.
Considera que desde el principio las conductas son complejas, (similar a la Gestalt), pero también considera que las formas complejas se van construyendo, y por tanto cambian a lo largo del desarrollo. El niño va pasando por una serie de estadios que se caracterizan por la utilización de diferentes estructuras. Para Piaget, la psicología tiene que explicar los mecanismos internos que permiten al sujeto organizar su acción.
Para Piaget, la inteligencia ocupa un papel central en los procesos psíquicos y existe una continuidad total entre los procesos superiores y la organización biológica. La inteligencia, como la vida, es una expresión continua de formas que se prolongan unas a otras, pero esa continuidad hay que buscarla en el aspecto funcional y no en el aspecto estructural o de los contenidos del conocimiento. Según Piaget, el organismo es esencialmente activo y es a través de su actividad como va construyendo sus propias estructuras, tanto las biológicas como las mentales.
La idea de desarrollo de Piaget, supone que el conocimiento se construye, y que los sujetos son activos y propositivos en esta construccion.
Para establecer la continuidad entre el desarrollo biológico y el desarrollo psicológico, Piaget sostiene que hay que distinguir dos tipos de herencia, una estructural y una general o funcional. El individuo viene al mundo con una serie de estructuras biológicas que condicionan su relación con el entorno y que son propias de cada especie. Por ejemplo, percibimos ciertas radiaciones, ciertos sonidos, el espacio en tres dimensiones, los objetos de un determinado tamaño pero no otros mas pequeños, etc. Esas estructuras hacen posible relacionarse con el ambiente pero, al mismo tiempo son limitativas, pues nos relacionan con el mundo solo de una determinada manera. En cambio, la actividad de la razón no tiene esos límites, sino que los desborda, ya que podemos concebir otro tipo de radiaciones que no vemos o el espacio con un número de dimensiones distinto de tres, etc.
Pero aparte de esta herencia de tipo estructural hay una actividad funcional de la razón que esta ligada a la herencia general de la organización vital. Esa actividad funciona de la misma manera que la actividad biológica en lo que esta tiene de más general. Este funcionamiento constante va a ir produciendo diversas estructuras que serán diferentes en los distintos niveles. La funciones biológicas básicas son las mismas en todos los seres vivos, pero dan origen a órganos muy diferentes (nutrición, respiración, reproducción, locomoción, etc.) y lo mismo sucede con las estructuras cognitivas que son distintas aunque su funcionamiento sea constante.
Toda estructura es producto de una génesis y a partir de cada estructura se llega a otra hasta alcanzar los estadios terminales. Esa herencia general o Comun a toda la organización viva se manifiesta en los “invariantes funcionales”, como Piaget llama a las dos funciones biológicas más generales: la organización y la adaptación.
Toda conducta es un proceso adaptativo que establece una interacción entre el organismo y el medio. Desde el punto de vista biológico, el organismo se adapta construyendo materialmente formas nuevas, y desde el punto de vista psicológico sucede lo mismo, con la diferencia de que esas formas no son materiales. La adaptación es un proceso que tiene dos momentos: la asimilación o acción del organismo sobre los objetos que lo rodean, es decir, incorporación y transformación del medio, y la acomodación o acción del medio sobre el organismo, que lleva consigo la transformación de este.

Piaget ha descrito el desarrollo intelectual del sujeto desde el nacimiento hasta el final de la adolescencia dividiéndolo en estadios, cada uno de los cuales se caracteriza por una estructura de conjunto. A lo largo de esos estadios, el sujeto va a pasar de poseer un simple repertorio de respuestas reflejas, a convertirse en un individuo adulto dentro de una determinada sociedad. Los estadios de Piaget son tres: el periodo sensoriomotor, el periodo de las operaciones concretas y el periodo de las operaciones formales.
El desarrollo tiene lugar por medio de la actividad constructiva del sujeto, lo que quiere decir que no es un  proceso que solo depende de determinaciones biológicas, ni tampoco de las influencias ambientales. Partiendo de las capacidades heredadas, que son posibilitantes, por medio de su actividad, va seleccionando elementos del medio, los que puede asimilar, y los va incorporando y modificando, dando lugar a estructuras mas complejas que suponen un progreso sobre las anteriores.
En resumen, en los cambios del sujeto a lo largo del ciclo vital, es posible afirmar que operan los mecanismos de asimilación y de acomodación; la organización y modificacion constante de esquemas y el interjuego entre adaptación y defensa.