try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Trastorno del espectro autista: NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES DE ESTOS ALUMNOS Y ALUMNAS



Fuente: Guía para la atención educativa a los alumnos y alumnas con trastorno del espectro autista.
- AUTISMO ANDALUCÍA (Federación Andaluza de Asociaciones de Padres con Hijos Autistas)

NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES DE ESTOS ALUMNOS Y ALUMNAS

• La adaptación del entorno a sus peculiaridades:
El entorno que generalmente rodea a todo alumno o alumna del sistema escolar tiene, muy frecuentemente, una serie de características que dificultan su comprensión y adaptación por parte del alumno con trastornos del espectro autista, especialmente éstas:
- Presencia de estímulos sensoriales excesivos, en cantidad o intensidad, sobre todo estímulos sonoros.
- Bajo nivel de estructuración espaciotemporal del propio entorno físico y las actividades que en él se realizan.
- Uso predominante de las instrucciones verbales en la comunicación entre adultos y niños.
Por tanto, la primera necesidad educativa del alumno o alumna con trastornos del espectro autista consiste en la adaptación del entorno escolar, en la medida de lo posible, mediante la eliminación o reducción de estas características que impiden, o dificultan gravemente, la adaptación.

La enseñanza explícita de las funciones de humanización:
Las peculiaridades cognitivas de estos alumnos y alumnas impiden la aparición
de una serie de funciones que se desarrollan de forma espontánea, es decir, sin necesidad de enseñanza explícita en la población general. La educación formal tiene entre sus finalidades la de favorecer el proceso de culturización. Estos escolares necesitan que sean incluidas en su adaptación curricular de modo explícito, ya que de lo contrario no se desarrollarán o lo harán escasamente.
Están claramente recogidas en el curriculum educativo las funciones de relación
con el propio cuerpo y el mundo físico y social. El curiculum debe contemplar el desarrollo de las funciones cognitivas que permiten al niño acceder al mundo de las mentes, a las funciones de
humanización, denominadas por Ángel Riviére como de tercer nivel:
- Comunicación, especialmente la comunicación social.
- Mentalismo, o capacidad para “leer las mentes”.
- Juego e imaginación.
- Flexibilidad y adaptación a los cambios.
Estas capacidades, que requieren un mayor impulso en la práctica educativa, son importantes para todos los escolares, pero imprescindibles en la enseñanza de los niños y niñas con trastornos del espectro autista.

El desarrollo de sus “puntos fuertes”:
Generalmente los alumnos y alumnas con trastornos del espectro autista, tienen
un desarrollo normal o incluso superior de algunas funciones cognitivas,
tales como las capacidades visoespaciales, la motricidad gruesa y fina, la
memoria mecánica... Cuanto mejor estén desarrolladas estas funciones,
mayor será su competencia a la hora de desenvolverse en el mundo de lo físico
y estructurado, e incrementará la posibilidad de que, apoyados en estas
capacidades, logren comprender el mundo de lo social y desenvolverse en él.
Asimismo, un buen desarrollo de estos “puntos fuertes” contribuyen a la mejora
de la autoestima e incluso a una mayor consideración por parte de sus profesores y compañeros.

necesidades educativas especiales, espectro autista, cuestionario