try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Trastornos de la memoria: amnesia, clasificación etiológica (amnesias de causas afectivas)



Volver a ¨Trastornos de la memoria¨

2. Amnesias por causas afectivas:

Son las producidas por factores psicológicos emocionales-afectivos.
A. Amnesia selectiva: Es la incapacidad para recordar ciertos tipos de recuerdos o detalles de hechos ocurridos. Es una pérdida parcial de memoria como ocurre en la amnesia lacunar, sin embargo, la información olvidada no es brusca y global, sino más sutil y discriminativa. Incluiría los lapsus de la vida cotidiana y amnesias selectivas secundarias al estado de ánimo, p.ej. el depresivo tendría dificultad en recordar sucesos alegres de su vida, y al contrario en la manía .

B. Amnesia por ansiedad: Estados de ansiedad excesiva, pánico o tensión afectan la capacidad de fijación de la memoria (dificultad para aprender nueva información) p.ej. víctimas de robos y secuestros son a menudo incapaces de identificar la cara de los delincuentes. La ansiedad también puede producir una dificultad en la capacidad de evocar un recuerdo almacenado en la memoria (dismnesia). Es típico el caso del estudiante que por un nivel excesivo de ansiedad sufre un "bloqueo mental" ante un examen, siendo incapaz de recordar lo que había aprendido.

C. Amnesia disociativa o psicógena: Incapacidad para recordar información personal importante, que es demasiado intensa para ser explicada por un olvido corriente o cansancio y no es debida a
enfermedad orgánica o ingesta de tóxicos. La amnesia psicógena puede ser localizada (abarca un período de tiempo, de horas o días), sistematizada o selectiva (abarca ciertos sucesos, p.ej. matrimonio, discusión) o generalizada (abarca toda la vida del sujeto). En general, suele ser
parcial y selectiva.
El inicio del cuadro suele ser brusco y de breve duración, con una terminación abrupta en horas o días. Con frecuencia existen acontecimientos biográficos traumáticos, precipitantes del cuadro amnésico, como situaciones de amenaza física o muerte (accidente, guerra) o sucesos inaceptables (duelo inesperado, abandono de la pareja).
La extensión y alcance de la amnesia varía a menudo de día en día y según quien explore al enfermo, pero hay un núcleo común persistente que no puede ser recordado en estado de vigilia. La amnesia completa y generalizada es rara y por lo general forma parte de una fuga, y si es así, debe ser clasificada como tal.
Los estados afectivos que acompañan una amnesia disociativa son muy variados, pero es rara una depresión grave. Pueden presentarse perplejidad, angustia y diversos comportamientos de búsqueda de atención, pero a veces es sorprendente una tranquila aceptación del trastorno.
Los adultos jóvenes son los más frecuentemente afectados, siendo ejemplos extremos los casos de varones sometidos al estrés del combate. Los estados psicógenos disociativos son raros en las edades avanzadas.
Un trastorno próximo a la amnesia disociativa es la fuga disociativa o psicógena, en la que se suman, además de una incapacidad del paciente para recordar su propio pasado, un viaje lejos del hogar o del lugar habitual de trabajo y un cambio de identidad parcial o completa.

Volver a ... 1. Amnesias de causa orgánica.