try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

El adolescente y las relaciones de objeto de la infancia que adquieren nuevo significado, reestructurando la identidad



Durante la adolescencia no es que se estructuren nuevas relaciones de objeto, lo que ocurre es que las relaciones objetales ya establecidas durante la infancia se reestructuran de manera tal que los resultados de los nuevos procesos de identificación, introyección y proyección puedan ser adheridos al sistema psíquico del sujeto. La nueva manera de relacionarse consigo mismo, con los otros y con el mundo que se da en la adolescencia tiene como base las relaciones de objeto de la infancia y la forma en la cual el adolescente estructura su identidad se da a partir de estas relaciones.
El sujeto adolescente toma todas aquellas relaciones de objeto entabladas, establecidas y fundadas en la infancia y les dará un nuevo significado en la adolescencia, como es conocido este un proceso intrapsíquico que se terminara expresando en las relaciones consigo mismo y con el mundo del sujeto.
A la hora de elegir una pareja, una ideología o cosas tan aparentemente simples como la manera en la cual se visten o tan complejas como la forma en la cual se relacionan con sus padres
el sujeto estará dando cuenta de estas relaciones, el nuevo sentido que da a las relaciones de objeto parte de su reestructuración completa, de cómo toma estas para construir una identidad pero a la vez la nueva identidad modifica estas relaciones objetales, convirtiéndose en una relación de doble vía en la cual se modifican mutuamente y logran inundar un todo llamado sujeto.
Es el conjunto de todos estos aspectos los que conforman la identidad adolescente; la ideología, los roles, los procesos tanto intrapsíquicos como evolutivos y las relaciones de objeto como
base fundamental de cualquier relación del sujeto son los que hacen posible hablar de identidad.
Y es precisamente este último aspecto, las relaciones de objeto, que entabladas en la infancia y a las cuales se les da un nuevo significado en la adolescencia, que forman la base inequívoca de la reestructuración de la identidad y la formación de esta en la adolescencia.
La identidad será la base de todo el comportamiento del adolescente y los aspectos que conforman esta los debe tener en cuenta todo psicólogo que vaya a abordar esta población en labor clínica.