try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

fase de desarrollo del niño a los ocho meses de vida



OCHO MESES DE VIDA.
Hacia los ocho meses, las respuestas sociales del niño presentan una forma cada vez más selectiva. Es decir que empiezan a manifestar temor hacia los desconocidos, hasta el punto que se ponen a llorar ante una persona que nunca han visto, a rechazarla de manera sufrida, y su angustia sólo se aplaca si su madre lo coge en brazos. Más adelante, esta situación de ansia se producirá no tanto por los extraños en sí como por lo que ellos hacen: en fin, él quisiera estudiarlos un poco, antes que nada, acaso mirarlos estando en sus brazos, seguro de tu protección. En cambio el adulto, en cuanto le ve, empieza a abrazarlo, a besarlo y a tener con él una serie de contactos que no le resultan nada agradables. Tú mismo, con tu amor que
le dé seguridad, deberás permitirle que trasforme la angustia en curiosidad y luego en posibilidad de amistad con los extraño. En este primer año, y precisamente en el momento crucial de los ocho meses, el niño deberá poder establecer una relación de amor y de total confianza contigo: sólo así tendrá la serenidad necesaria para dirigir tranquilamente su atención hacia el mundo exterior. A los ocho meses, anda ligero gateando, se agarra a los muebles para levantarse y quedarse en pie, apoyándose en ellos. Ahora ya balbucea por todo lo alto y repite las sílabas. Conoce las dimensiones de los objetos y se divierte metiéndolos dentro y fuera de un contenedor. Si escondes un juguete, se divierte buscándolo. Ahora bien si ve entrar personas que no le son familiares, muestra tener miedo y no quiere separarse de quien representa para él su referencia constante, generalmente su mamá. Si no quiere algo que le estás ofreciendo, lo rechaza con decisión.
DESARROLLO EMOCIONAL:
Con la seguridad que le proporciona la confianza básica que posee, él niño es capaz ahora de llevar a cabo lo siguiente:
1. - Se da cuenta de las diferencias entre las personas y percibe su importancia con respecto a él. A los niños muy ligados a un adulto determinado, los demás adultos no les trasmiten el mismo sentimiento de seguridad; de aquí la ansiedad hacia los extraños.
2. - Se mueve físicamente hacia el medio ambiente, con impaciencia por usar sus nuevas habilidades físicas para dedicarlas a la exploración de los objetos.
3. - Desarrolla cierto sentido respecto a sus propias capacidades.
4. - Extiende sus respuestas emocionales a nuevas experiencias:
a). Frustración; en el largo proceso del aprendizaje de nuevas habilidades.
b). Ansiedad; al abandonar la seguridad de sus apoyos físicos y emocional: andar sin que la madre le dé la mano, ver que ésta se pone el abrigo para salir y dejarlo con otra persona.
c). Afecto: acude a los padres en busca de ánimos y apoyo.
DESARROLLO INTELECTUAL:                                                         
Progreso desde el equilibrio hasta el desequilibrio, ya que el reciente desarrollo físico y emocional comporta nuevos retos.
1. - La conducta intencional va reemplazando a las respuestas al azar, con capacidad creciente para recordar pasadas experiencias.
2. - Mucha práctica en el aprendizaje de nuevas habilidades.
3. - Lenguaje:
a). Repite sonidos definitivos; empieza a entender el significado de las palabras (aunque es incapaz de pronunciarlas).
b). Suele interrumpir sus actividades cuando se le llama por su nombre
QUÉ SE ESPERA DEL BEBÉ A ESTA EDAD?
POSTURA:
Se sienta solo y se queda sentado durante unos minutos, incluso sin apoyarse. Sostenido en posición erecta, mueve un pie tras otro como para andar.
EXTREMIDADES:
Empieza arrastrarse a gatas, alternando los brazos y empujando las piernas simétricamente.
MANOS:
Sostiene, al mismo tiempo dos cubos en la mano y se divierte golpeando los objetos el uno contra el otro.
VISIÓN:
Observa durante unos segundos las imágenes de la televisión.
COMPRENSIÓN:
Comprende él no. Reconoce los preparativos para el paseo y se excita.
LENGUAJE:
Pronuncia sílabas aisladas desde ba-ba separadas. Redobla el ma. Imita alguna sílaba pronunciada por su madre.
PROGRAMA DE ESTIMULACIÓN:
OÍDO:
1.- Di adiós haciendo que note el ademán.
2.- Llama su atención sobre el ruido del agua que corre, de los pasos de alguien que se acerca, de una
puerta que se cierra y de otros ruidos de la casa. Indica y pronuncia los nombres: <<agua, puerta, papá....
3.- Mientras está sentado en su sillita, hazle oír el tictac de un reloj detrás de él. Pregúntale: Dónde está el reloj? Se girará con todo el cuerpo para descubrirlo.
4.- Si hace algo que no debe, di: no.
LENGUAJE DE GESTOS Y ADEMANES:
1.- Hazle ver tu mano mientras dices <<adiós; si no te imita, acompaña su mano con la tuya.
2.- Indícale con el dedo la procedencia de los ruidos y haz que te imite.
3.- Cuando oiga el reloj, levanta y baja el dedo diciendo lentamente el <<Tictac. Haz que te imite.
4.- Cuando dices <<no haz oscilar el dedo y comprueba si él también lo mueve de la misma manera.
LENGUAJE ORAL:
1.- Imita el sonido de los vocablos inventados por el niño para indicar algunos objetos; luego repite la palabra traducida al lenguaje corriente.
2.- Pronuncia varias veces las palabras que el niño ya sabe expresar correctamente.
3.- Cuando digas <<no procura que te imite.
...ENSEÑA A TUS HIJOS, CON EL EJEMPLO, QUE CULPAR A LOS DEMÁS DE LAS CONDICIONES DE TU VIDA NO ES MÁS QUE BUSCARSE EXCUSAS. DEBEN APRENDER DESDE TEMPRANO QUE NOSOTROS MISMOS SOMOS RESPONSABLES DE LO QUE PENSAMOS O SENTIMOS EN NUESTRO INTERIOR COMO REACCIONAMOS ANTE LAS CIRCUNSTANCIAS EXTERNAS.