try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Diccionario de psicología, letra P, Phantasme



Phantasme
Alemán: Phantasie.
Francés: Phantasme.
Inglés: Phantasy.
Grafía adoptada en francés para reflejar la distinción trazada por Susan Isaacs en 1948 entre
fantasy con f, fantasma consciente, y phantasy, con ph, considerado inconsciente.
La palabra fantasme (fantasma) fue adoptada en francés por los primeros traductores de Freud
(Marie Bonaparte, Édouard Pichon) a partir del griego phantasma (aparicíón, que pasó al latín
como fantasma o espectro), para traducir lo que en la palabra alemana Phantasie se relaciona
con una formación imaginaria, esto es, con un concepto, y no con una fantasía en el sentido de
actividad imaginativa. De modo que, allí donde Freud emplea una sola palabra alemana
(Phantasie) para designar dos cosas distintas (un concepto y una actividad) la lengua francesa
utiliza dos términos: fantasme o phantasme y fantaisie (fantasía). En este sentido, no hay por lo tanto en francés ninguna diferencia entre las dos grafías, utilizadas de manera equivalente
incluso por los traductores de la obra de Melanie Klein.
Algunos autores, como Piera Aulagnier, han sistematizado la grafía ph, mientras que otros han
preferido no establecer ninguna distinción. En la terminología inglesa, en la cual la palabra fantasy
significa, como en alemán, fantasma y fantasía a la vez, el empleo de phantasy, se ha
generalizado sólo entre los poskleinianos, por otra parte al punto de reemplazar fantasy. Hay en
ello una cierta lógica, puesto que el kleinismo tiende a situar toda la clínica psicoanalítica del lado
de la realidad psíquica y de los fenómenos más inconscientes y arcaicos.
En 1967, Jean Laplanche y Jean-Bertrand Pontalis señalaron que la distinción entre las dos
grafías era inútil, puesto que en Freud el concepto de fantasma pertenece tanto al registro consciente como al inconsciente. No obstante, se puede decir que hay una diferencia conceptual entre fantasy y phantasy, es decir, entre los kleinianos de lengua inglesa y los otros freudianos también de lengua inglesa, mientras que en Francia la
adopción de una u otra grafía no es pertinente, salvo cuando un autor se refiere explícitamente a
la terminología kleiniana. En alemán, la distinción kleiniana tampoco entraña un cambio de
escritura.
En 1989, los responsables de la nueva traducción francesa de las obras de Freud, con el fin de crear una lengua "freudológica", excluyeron del sistema conceptual psicoanalítico la palabra
fantasme en beneficio de fantaisie. De tal modo redujeron el concepto a una palabra. En francés,
el vocablo fantaisie no puede abarcar la dimensión conceptual de fantasme ni instaurar una
distinción de tipo kleiniano entre consciente e inconsciente.