try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Diccionario de psicología, letra P, Pulsión destructiva o destructora



Pulsión destructiva o destructora
At.: Destruktionstrieb.
Fr.: pulsion de destruction.
Ing.: destructive instinct.
It.: istinto o pulsione di distruzione.
Por.: impulso destrutivo o pulsão destrutiva.

Término utilizado por Freud para designar las pulsiones de muerte, desde una perspectiva más
cercana a la experiencia biológica y psicológica. En ocasiones su extensión es la misma que la
del término «pulsión de muerte», pero más a menudo califica la pulsión de muerte en tanto que
orientada hacia el mundo exterior. En este sentido más específico, Freud utiliza también el
término «pulsión agresiva» (Aggressionstrieb).
El término «pulsión de muerte» fue introducido en Más allá del principio del placer (Jenseits des
Lustprinzips, 1920), dentro de un enfoque francamente especulativo; pero, a partir de este
trabajo, Freud se preocupó de reconocer sus efectos en la experiencia. También en textos
ulteriores habla a menudo de pulsión destructiva, lo que le permite definir más exactamente el fin
de las pulsiones de muerte.
Dado que, según Freud, éstas operan « fundamentalmente en silencio», y no pueden apenas
reconocerse más que cuando actúan en el exterior, se comprende que el término «pulsión
destructiva» califique sus efectos más accesibles y manifiestos. La pulsión de muerte se desvía
de la propia persona en virtud de la catexis de ésta por la libido narcisista y se dirige hacia el
mundo exterior por intermedio de la musculatura; «[...] entonces se manifestaría (sin duda sólo
en forma parcial) como pulsión destructiva, dirigida contra el mundo y los otros seres vivos».
En otros textos no se hace resaltar tan claramente este sentido restrictivo de la pulsión
destructiva en comparación con la pulsión de muerte, al incluir Freud dentro de la pulsión
destructiva la autodestrucción (Selbstdestruktion). En cuanto al término «pulsión agresiva», lo
reserva para designar la destrucción dirigida al exterior.