try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Diccionario de psicología, letra R, Represión originaria



Represión originaria
Al.: Urverdrängung.
Fr.: refoulement originaire.
Ing.: primal repression.
It.: rimozione originaria o primaria.
Por.: recalque (o recalcamento) primitivo u originário.
Proceso hipotético descrito por Freud como primer tiempo de la operación de la represión. Tiene por efecto la formación de cierto número de representaciones inconscientes o «reprimido originario». Los núcleos Inconscientes así constituidos contribuyen seguidamente a la represión propiamente dicha, por la atracción que ejercen sobre los contenidos a reprimir, junto con la repulsión proveniente de las instancias superiores.
Los términos «represión primaria», «represión primitiva», «represión primordial», se utilizan a menudo en las traducciones de las obras de Freud. Nosotros preferimos traducir el prefijo Ur por originario; a este respecto hemos de observar que se encuentra también en otros términos freudianos, como Urphantasie (fantasía originaria) y Urszene (escena originaria).
Por oscura que sea la noción de represión originaria, no deja de constituir una pieza esencial de
la teoría freudiana de la represión, y se encuentra a lo largo de toda la obra de Freud a partir del estudio del Caso Schreber. La existencia de la represión originaria se postula, sobre todo, a partir de sus efectos: según Freud, una representación no puede ser reprimida si no
experimenta, simultáneamente con la acción ejercida por la instancia superior, una atracción
proveniente de los contenidos que ya son inconscientes. Ahora bien, por un razonamiento
recurrente, es preciso explicar la existencia de formaciones inconscientes que no hayan sido a
su vez atraídas por otras formaciones: tal es el papel de la «represión originaria», que se
distingue así de la llamada represión propiamente dicha o represión con posterioridad
(Nachdrängen). En cuanto a la naturaleza de la represión originaria, declara Freud, todavía en
1926, que nuestros conocimientos son muy limitados. Sin embargo, algunos puntos parecen
desprenderse de las hipótesis freudianas.
1.° Existen estrechas relaciones entre la represión originaria y la fijación. En el estudio del Caso
Schreber, ya se describe como fijación el primer tiempo de la represión. Aunque en este texto la
fijación se concibe como una «inhibición del desarrollo», en otros lugares el término posee un
sentido menos estrictamente genético y designa, no sólo la fijación a una fase libidinal, sino
también la fijación de la pulsión a una representación y la «inscripción» (Niederschrift) de esta
representación en el inconsciente: «Por consiguiente, tenemos razones para admitir una
represión originaria, una primera fase de la represión, consistente en que el representante
psíquico (representante representativo) de la pulsión ve negada su entrada en la conciencia.
Con ello se produce una fijación; el representante correspondiente subsiste a partir de aquel
momento en forma inalterable, la pulsión permanece ligada a aquél».
2.° Aunque la represión originaria se encuentra en el origen de las primeras formaciones
inconscientes, su mecanismo no puede explicarse por una catexis por parte del inconsciente; no
procede tampoco de un retiro de la catexis del sistema preconsciente-consciente, sino
únicamente de una contracatexis. «Esta [la contracatexis] representa el gasto permanente en
una represión originaria, pero al mismo tiempo garantiza su permanencia. La contracatexis es el
único mecanismo de la represión originaria; en la represión propiamente dicha (represión con
posterioridad) se añade el retiro de la catexis preconsciente».
3.° En cuanto a la naturaleza de esta contracatexis, persiste la oscuridad. Para Freud, es poco
probable que proceda del superyó, el cual se forma con posterioridad a la represión originaria.
Su origen debería buscarse, probablemente, en experiencias arcaicas muy intensas. «Es del
todo admisible que factores cuantitativos, como una gran fuerza de la excitación y la efracción
del "protector contra las excitaciones" [Reizschutz] constituyan las primeras ocasiones en que
se producen las represiones originarias».