try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

El vocabulario de Michel Foucault: LETRA E. Estructuralismo



El vocabulario de Michel Foucault: LETRA E

Estructuralismo
(Structuralisme). Frecuentemente se incluye a Foucault en la historia del estructuralismo. Su noción de episteme ha sido considerada como una noción estructuralista. Si seguimos las declaraciones de Foucault, su relación con el estructuralismo parece tan problemática como su relación con la filosofía. Algunas veces (pocas, es cierto) afirma su pertenencia a él; en su mayor parte la niega absolutamente. “Lo que traté de hacer es introducir los análisis de estilo estructuralista en dominios en los que ellos no habían penetrado hasta el presente, es decir, en el dominio de la historia de las ideas, la historia del conocimiento, la historia de la teoría. En este sentido, fui llevado a analizar en términos de estructura el nacimiento del mismo estructuralismo” (DE1, 583). “En todo caso, yo no tengo ningún nexo con el estructuralismo y yo nunca empleé el estructuralismo para los análisis históricos. Para ir más lejos, diría que ignoro el estructuralismo y que no me interesa” (DE3, 80). “Ahora bien, yo nunca, en ningún momento, he utilizado los métodos propios de los análisis estructurales” (DE2, 209). A veces su insistencia en negar cualquier pertenencia al estructuralismo lo lleva a afirmaciones manifiestamente falsas. En L’Archéologie du savoir, por ejemplo, sostiene: “Yo no he empleado una sola vez el término ‘estructura’ en Les Mots et les choses”. (AS, 261) Esta afirmación es ciertamente falsa; en efecto, el término “estructura” aparece en Les Mots et les choses 79 veces, incluso una vez en el índice (MC, 24, 47, 106, 144, 147-153, 153, 156, 158-160, 170, 172, 213, 215, 217-219, 225, 239, 240, 243, 244, 250, 252, 257, 276, 282, 286, 292-293, 296, 304, 348, 358, 367, 370, 373, 388, 391-393). Por otro lado, en la reedición de La naissance de la clinique Foucault se ocupó de modificar la terminología demasiado estructuralista de la primera edición. Brevemente, la situación se podría aclarar diciendo que La naissance de la clinique, y en parte Les Mots et les choses, marcan un acercamiento entre Foucault
y el estructuralismo; a partir de aquí se advierte cada vez un mayor alejamiento. Al referirse a su trabajo sobre R. Roussel, aunque se puede sin dificultad extender esta apreciación a toda su obra, Foucault se expresa en estos términos: “…no se trataba exactamente del problema del estructuralismo: lo que me importaba y lo que trataba de analizar no era tanto la aparición del sentido en el lenguaje, sino el modo de funcionamiento del discurso dentro de una cultura dada” (DE1, 605). Sujeto. “Si [...] interrogan a Lévi-Strauss, Lacan, Althusser y a mí mismo, cada uno declarará que no tiene nada en común con los otros tres y que los otros tres no tienen nada en común entre ellos. […] Me parece, ante todo, desde un punto de vista negativo, que lo que distingue esencialmente al estructuralismo es que problematiza la importancia del sujeto humano, la conciencia humana, la existencia humana” (DE1, 653). “Pienso que el estructuralismo se inscribe actualmente dentro de una gran transformación del saber de las ciencias humanas, que esta transformación tiene como cima no tanto el análisis de las estructuras cuanto el cuestionamiento del estatuto antropológico, del estatuto del sujeto, del privilegio del hombre. Y mi método se inscribe en el cuadro de esta transformación de la misma manera que el estructuralismo, junto a él, no en él” (DE1, 779). Fenomenología, episteme moderna. Según el análisis de Les Mots et les choses, el estructuralismo y la fenomenología tienen una misma condición de posibilidad, un lugar común: la disposición epistémica de la modernidad (MC, 312). “El estructuralismo no es un método nuevo, es la conciencia despierta e inquieta del saber moderno” (MC, 221). Existencialismo. El estructuralismo se opuso a las dos tendencias mayores del existencialismo: la tentación de ubicar la conciencia por todas partes y la de liberarla de la trama de la lógica (DE1, 654). Marxismo. En Francia, luego de haber querido casar el marxismo con la fenomenología, se buscó acoplarlo al estructuralismo (DE4, 434), aun cuando para Sartre y Garaudy se trataba de una ideología típicamente de derecha (DE1, 658). Historia. A propósito de la relación entre el estructuralismo y la historia, Foucault señala (DE2, 268-280): 1) En su forma primera, el estructuralismo ha sido un intento por disponer de un método más preciso y riguroso en el campo de las investigaciones históricas. 2) La crítica del carácter antihistórico del estructuralismo proviene, por un lado, de la fenomenología y el existencialismo (por ejemplo, de Sartre, para quien sin actividad humana, sin actividad del sujeto, no existiría el sistema de la lengua), y, por otro lado, de ciertos marxistas, para quienes los movimientos revolucionarios tienen muy poco de estructuralistas. 3) Las dos nociones fundamentales de la historia, tal como se la practica hoy, no son el tiempo y el pasado, sino el cambio y el acontecimiento. Los trabajos de Dumézil, por ejemplo, muestran cómo un análisis es estructural cuando estudia un sistema transformable y las condiciones en las que esta transformación se realiza. “Yo creo que, entre los análisis estructuralistas del cambio o de la transformación y los análisis históricos de los tipos de acontecimiento y de los tipos de duración, hay, no digo exactamente identidad ni convergencia, sino cierto número de puntos de contacto importantes” (DE2, 280). Del mismo modo en el que los estructuralistas abordan los mitos, los historiadores abordan los documentos: para establecer el sistema de relaciones internas y externas. Los historiadores y los estructuralistas permiten abandonar la grande y vieja metáfora biológica de la vida y de la evolución, introduciendo la discontinuidad. “El estructuralismo y la historia contemporánea son los instrumentos teóricos gracias a los cuales se puede, contra la vieja idea de la continuidad, pensar realmente tanto la discontinuidad de los acontecimientos cuanto la transformación de las sociedades” (DE2, 281) Filosofía. El estructuralismo se puede entender, por un lado, como un método que permitió la fundación de ciertas ciencias, como la lingüística, y la renovación de otras, como la historia de las religiones, y que no consiste en el análisis de las cosas, de las conductas o de su génesis, sino de las relaciones que rigen un conjunto de elementos. Por otro lado, también se puede entender por estructuralismo una actividad por la cual los teóricos no-especialistas se esfuerzan por definir las relaciones actuales que pueden existir entre los elementos de nuestra cultura. Este estructuralismo puede valer como actividad filosófica y, en este sentido, permite diagnosticar la realidad (DE1, 581).
Structuralisme [192]: AS, 20, 259-263, 265-266. DE1, 284, 430, 581-584, 599, 603, 605, 652-658, 660, 665, 774, 779, 788, 813-814, 816, 820, 831-832, 835, 838-839. DE2, 133, 210, 268, 270-271, 273, 281, 296, 301, 374, 635-636, 692, 722. DE3, 80, 89, 144-145, 402, 493, 579, 580, 590. DE4, 52, 61-65, 70, 72, 74, 170, 431-435, 447, 752. MC, 221, 312. OD, 72. PP, 255.

Volver al índice principal de "El vocabulario de Michel Foucault: LETRA E"

Volver al índice principal de "El vocabulario de Michel Foucault"

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.