try another color:
try another fontsize: 60% 70% 80% 90%
Estudio del psicoanálisis y psicología

Pruebas psicológicas proyectivas gráficas: Interpretación de elementos constitutivos de la casa- árbol- persona (htp)



Pruebas psicológicas proyectivas gráficas

INTERPRETACIÓN DE LOS ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DE LA CASA, DEL ÁRBOL Y DE LA PERSONA.

    El contenido de los dibujos, más que los movimientos expresivos que se emplean al dibujar, pone de manifiesto las cualidades más inconscientes que existen en lo profundo de la personalidad.

*    LA CASA:

-    Techo: A menudo los individuos utilizan el techo de la casa para simbolizar el área vital de la fantasía. El techo se equipara a la vida mental. Las casas con techos excesivamente grandes que sobresalen a los costados y achican a la casa son típicas de pacientes inmersos en la fantasía y apartados del cometido interpersonal manifiesto. La ausencia de techo o los techos que solo son una línea que conecta a ambas paredes en los extremos, de tal modo que no poseen altura, son característicos del extremo opuesto del continuo que podríamos denominar uso-de –la fantasía. Cuando el techo aparece reforzado por una fuerte presión en las líneas o por un trazado repetido del contorno, lo más probable es que el examinado se esté defendiendo de la amenaza de que su fantasía escape a su control.

-    Paredes: Se ha observado que en los dibujos de las casas la fortaleza y la adecuación de las paredes se relacionan directamente con el grado de fortaleza del yo y de la personalidad. Los dibujos de los pacientes cuyo yo está en franco tren de desintegración, las paredes aparecen desmoronándose. También los contornos de las paredes dibujados con líneas débiles indican eminente derrumbe de la personalidad y un débil control yoico. Las paredes transparentes en los dibujos de las personas adultas deben considerarse como un signo evidente del deterioro en el criterio de la realidad.

-    Puerta:  La puerta es el detalle de la casa  a través del cual se realiza el contacto con el ambiente. La puerta pequeña, en relación con el tamaño de las ventanas y de la casa en general revela una reticencia a establecer contacto con el ambiente,  un alejamiento del intercambio interpersonal y una inhibición de la capacidad de relación social. Otro intento que se utiliza para mantener a la personalidad apartada e inaccesible consiste en ubicar la puerta muy por encima de la línea de la base de la casa y sin escalones para facilitar el acceso a ésta. Las puertas muy grandes son características de las personas con una excesiva dependencia de los demás. Si la casa resulta estar vacía, las puertas abiertas indican un sentimiento de vulnerabilidad extrema, y falta de adecuación de las defensas yoicas.

-    Ventanas: Las ventanas representan un medio secundario de interacción con el ambiente. La acentuación de la cerradura de la ventana, lo mismo que la de las puertas, es típica de aquellos que esperan algún daño del exterior. Las ventanas que no poseen persianas, ni visillos, son típicas de individuos que interactúan con su ambiente de una forma ruda y sin “tacto”. Cuando sólo el contorno de las ventanas está reforzado es probable que el examinado sea una persona con fijación oral o con rasgos orales de carácter.

-    Chimenea: A raíz de diferentes estudios se desprende que la chimenea de la casa es un buen indicador de la posible existencia de conflictos en el área fálica. Se ha observado que los delincuentes  sexuales, o bien manifiestan de un modo directo la sensación de inadaptación fálica mediante dibujos de chimenea que pueden adoptar variadas formas, o bien que tienen de común denominador lo raro, extraño y extravagante. Sin embargo, esto no significa que la chimenea sea siempre un símbolo fálico. En los dibujos  de personas con un buen ajuste generalmente la chimenea no es otra cosa que un detalle más de la casa.

-    HUMO: El humo denso que sale en forma profusa de la chimenea puede indicar una considerable tensión interna en el individuo, conflictos y turbulencias en la situación de la casa. El humo que se desvía mucho hacia un lado representa, normalmente presiones ambientales.

-    PERSPECTIVA. Las personas que básicamente rechazan la situación hogareña en que se encuentran y los valores por los que allí se aboga, dibujan la casa como si el observador estuviese arriba y la mirase hacia abajo. Aquellas que hacen el dibujo de la casa como si la viesen desde abajo y la mirasen hacia arriba, son aquellas con sentimientos de inferioridad, baja estima y consideran inalcanzable la felicidad hogareña. Cuando se presenta la casa desde una perspectiva lejana pueden pasar dos cosas: a) que la casa representa al sí mismo del sujeto y él se ve aislado y muy lejano de los demás, y b) que la situación familiar es muy lejana y además el individuo se siente incapaz  de enfrentarse a ello. Las personas que dibujan la casa de perfil, sin que se pueda ver la entrada, las ventanas, etc, son personas distantes, suspicaces que buscan refugio con esta forma de dibujar. La casa vista desde atrás tiene los mismos matices que la anterior, pero en este caso adquiere mayores proporciones patológicas.

-    LÍNEA DEL SUELO.: La relación entre el dibujo (casa, árbol y persona) y la línea del suelo, revela el grado de contacto del examinado con la realidad. El tipo de contacto con el suelo (firme o débil) reviste un enorme valor diagnóstico. Los casos de personas muy trastornadas, con mayor distancia de la realidad y mayor entrega de la fantasía, dibujan entidades suspendidas, que en ningún punto tocan la línea del suelo dibujada por debajo.

*    EL ÁRBOL

-    RAICES: La excesiva preocupación por el contacto con la realidad, se expresa en la exageración  con que se destacan las raíces del árbol, ya que estas tienen como función el contacto con el suelo. Existen dibujos en que las raíces aparecen como garras que se sujetan al suelo; este tipo de dibujos pertenecen a personas que intuyen un próximo derrumbamiento  psíquico. Las raíces que se ven a través de la tierra, transparente, constituyen un indicio directo de un deterioro en el criterio de realidad del paciente.

-    TRONCO: En apoyo de la hipótesis que considera al tronco como un índice de la fortaleza básica de la personalidad, se ha observado que si las líneas periféricas de éste están reforzadas revelan la necesidad del individuo de mantener la integridad de su persona. El reforzamiento es una defensa compensatoria para encubrir y combatir el temor de la difusión y la desintegración de la personalidad. Por el contrario, cuando se dibujan líneas débiles, esbozadas o punteadas como tronco estamos ante una persona  que está en un estadio en el que ha perdido casi todas las esperanzas de poder luchar; existe una gran ansiedad. Los pacientes que dibujan en el tronco  agujeros y animales mirando  desde dentro, pueden ser individuos que: a) internamente siente que un segmento de su personalidad está fuera de su control (disociado), b)  se identifican primariamente con el animal y no con el tronco- como deberían hacer los adultos - , revelando su anhelos regresivos  por una existencia uterina, retirada, cálida y protegida.

-    ARBOL CON BASE EN EL BORDE DEL PAPEL: Los individuos inseguros, que padecen se sensaciones de inadaptación, suelen utilizar como línea de base para sus dibujos el borde inferior del papel. Se apoyan en esta parte de la hoja  como si esto representara para ellos una seguridad compensatoria.

-    RAMAS: Las ramas representan  los recursos que el individuo siente poseer para obtener satisfacción del medio, para extenderse hacia los demás y para “ramificarse” en logros acertados.
Las ramas altas y angostas, que se extienden  hacia arriba y apenas hacia los costados son típicas de las personas que no encuentran y temer encontrar satisfacciones en el ambiente. Es típico de las personas muy introvertidas y con graves trastornos. Distinto es el caso de aquellos que se extienden hacia arriba y hacia los laterales, soliendo conseguir mayor satisfacción del ambiente. Algunas personas acentúan tanto la extensión de las ramas hacia arriba que se salen del borde superior de la hoja. Esto constituye  un ejemplo de inmersión en la fantasía, y señala gravedad en el trastorno.

     Por el contrario, aquellos que achatan abruptamente la parte superior del follaje o copa, intentan negar o suprimir el área de la fantasía, debido, principalmente a que ello les trae sentimientos de culpabilidad, u otros de índole semejante o peor.

    Las ramas unidimensionales que no forman estructura y están inadecuadamente ligadas (unidas) al tronco, a un tronco unidimensional también (segmentación), sugieren la posibilidad de síntomas de organicidad, o una gran falta de fuerza del yo.

    Las ramas tipo garrote o tipo lanza con afiladas puntas en los extremos o con pinchos como púas, señalan la presencia de intensos impulsos hostiles y agresivos.

    Las ramas bidimensionales y abiertas en el extremo distal revelan un escaso control sobre la expresión de los impulsos.

    Las ramas rotas y cortadas expresan la sensación que tiene el examinado de estar traumatizado y de no constituir una unidad interna completa.

    Si el tronco está mutilado y desde el cabo crecen pequeñas ramas, la persona siente que el núcleo del yo está dañado. Este tipo de árboles representan una detención en el crecimiento emocional, y lo primeros esfuerzos, aunque débiles por volver a crecer.

    Cuando las ramas, en lugar de dirigirse al ambiente, lo hacen centrípetamente, hacia el árbol, estamos frente a casos de egocentrismo con fuertes tendencias a la introversión.

    Las ramas muy grandes en un tronco relativamente pequeño revela una exagerada preocupación por la búsqueda de satisfacciones.

    En el extremo opuesto, es decir, la estructura de las ramas muy pequeñas, y el tronco excesivamente grande, indica que el paciente experimenta frustraciones debido a su incapacidad de satisfacer imperiosas necesidades básicas.

*    LA PERSONA (ver en componentes de contenido)

    Una vez efectuado cada dibujo, de los tres, se le pide al examinado que nos realice una pequeña historia o cuento de cada una de las figuras, sin darle mayor explicación. Más adelante se estudiarán, con las otras historias de la fase cromática.

Volver al índice principal de ¨Pruebas psicológicas proyectivas gráficas¨